Via zoom nos conectamos con Sascha Gerstner, de Helloween

"Salir de la pandemia y tocar es maravilloso"



Helloween nos visitará el próximo 2 de octubre y dará un show con HammerFall como invitado en el Luna Park. Realmente es un evento clave en este segundo semestre del año y por eso buscamos de charlar con Sascha, guitarrista y compositor de los alemanes, para que nos contara los pormenores de lo que se viene y también la actualidad de Helloween con disco nuevo y gira a full. Se dio una charla amena y las novedades que fluyeron naturalmente durante el transcurso de la entrevista, las podrás leer a continuación.


Hace unos días dieron un gran show en París y ahora van a tocar en Argentina en el marco de una gira europea muy aclamada. ¿Cómo viene siendo tu experiencia con esta gira?

Bien, estoy muy agradecido de que podamos volver de gira después de dos años de esta pandemia y demás, realmente lo extrañaba. Es genial ver la recepción de la audiencia y que la gente se está divirtiendo, especialmente el espectáculo que mencionaste en París y el posterior. Tuvimos una gran fiesta allí, fue increíble… espero ver esa misma actitud en América Central y del Sur también.


¿Qué diferencia notas entre la gira reunión (“Pumpkins United Tour”) y la gira actual presentando el nuevo disco? ¿Les genera más emoción tocar después de la pandemia?

Absolutamente, debido a la pandemia también es más emocionante, porque después de un parate tan largo estás muy ansioso por subir al escenario. Y ahora que también tenemos canciones del nuevo álbum en la lista, es genial. Helloween es una gran familia, somos siete músicos. Cuando cambias la formación tenes que unirte y volver a ser una banda de verdad. Ya llevábamos mucho tiempo los cinco, sin Michael y Kai, así que teníamos todo aceitado, y ahora con dos miembros más hay nuevas energías involucradas. Pero cuando saliste de gira y grabaste un álbum y después comenzas otra gira, vuelve a parecer una banda nuevamente, así que ha sido genial, las últimas semanas han sido las mejores.


Como un sueño hecho realidad, ¿no?

Absolutamente. Como artista tenes que estar agradecido de subir al escenario y salir de gira y que la gente te demuestre el amor por tus canciones. Incluso los ves cantar los temas nuevos. Es genial, estoy muy agradecido.



En octubre vuelven a la Argentina y la gente los está esperando con muchas ansias. Hay mucha expectativa, sus seguidores quieren verlos nuevamente en el escenario. ¿Cómo se siente volver a tocar en Argentina y qué expectativas tenes para esa noche?

Me encanta tocar en tu país, especialmente en comparación con Europa. El público es mucho más comunicativo, se emocionan cuando vienen a vernos, hay una vibra especial en los países latinoamericanos, la gente enloquece. Recuerdo un show en Buenos Aires, debe haber sido hace como 10 o 15 años, fue el último de nuestra gira, creo, y al final, me quité la campera, la tiré a la audiencia y desapareció, la destrozaron en segundos. Y esa es la mejor manera de describir cuán loca, de manera positiva, está la gente cuando va a un espectáculo de rock o metal. Además, cuando subo al escenario tengo que cambiar el sonido de mis monitores porque sé que la gente hará mucho ruido y va a gritar tan fuerte que tendré que ajustar el sonido. Es genial.


En el setlist de los shows de esta gira tocan 4 temas del nuevo álbum junto con los grandes éxitos de la banda. En dos de esos nuevos temas “Angels” y “Best Time (este último con Andi Deris) participaste en la composición. ¿Te sentís orgulloso de que estas canciones hayan sido elegidas para tocar en vivo?

Hay un concepto erróneo sobre mi idea en cuanto al orgullo. No soy una persona orgullosa de ninguna manera. No me gusta el término orgulloso. Estoy feliz. Creo que alguien que es orgulloso ya está equivocado. Fui feliz en el pasado cuando teníamos una canción, pero ya está.

Especialmente si compones una canción y la tocas en vivo, es una locura. En realidad, es una canción que he escrito en un momento determinado. Cuando escribís un tema, no es solo para querer ser famoso con él, el razonamiento es diferente. Nunca sé si las canciones estarán en el álbum de todos modos, porque compones y después es toda la banda la que decide si les gusta

la canción o no. Y al final, cuando se graban, no significa que se incluyan en el setlist, porque con 40 años de historia de Helloween, hay muchos temas para tocar y no hay mucho espacio para los nuevos. Así que estoy feliz por tener temas míos en la lista, es algo que no te imaginas cuando estás componiéndolos y grabándolos.


Sabemos que vienen acompañados con la banda sueca Hammerfall. ¿Por qué los eligieron como soporte?

Bueno, encaja perfecto, nos conocemos hace mucho y he compartido giras con ellos. Creo que en 2001 cuando formaba parte de Freedom Call, fuimos soportes de ellos. Creo que han mezclado alguno de sus trabajos con el productor Charlie Bauerfeind, es una combinación perfecta. Tienen canciones pegadizas, hacen power metal, nosotros hacemos power metal (si bien nosotros tenemos algunas canciones rockeras también). Creo que encajamos bien y la gente se va a divertir viendo ambas bandas juntas.



Respecto al último álbum lanzado el año pasado, sabemos que ha tenido una gran repercusión a nivel mundial. ¿Pensas que es el mejor disco que grabaste desde que te uniste a la banda hace 20 años atrás?

Qué pregunta difícil… siempre me sorprende cuando escucho, más que nada por casualidad, uno de nuestros discos del pasado, porque cuando grabo nunca los vuelvo a escuchar, los termino y no quiero escucharlos más. No sé, estoy involucrado en el proceso. Es difícil para mí disfrutar el álbum, porque escucho cada pequeña cosa y me es difícil disfrutar como oyente, ya que conozco cada detalle, conozco historias, cada canción. Entonces, lo que suelo hacer es dejarlo de lado y años después, en algún momento, escucho una o dos canciones y luego me sumerjo en el disco. Muchos discos los escuché con detenimiento varios años después y me di cuenta de que eran bastante buenos, si bien en ese momento no lo pensaba.

Cuando estás involucrado en el proceso, esperas que sea un buen trabajo, pero eso lo debe decidir la gente. Así que acabas de hacerme una pregunta difícil. Creo que probablemente haya sido el disco más esperado y con el que más tiempo hemos estado trabajando. Eso se nota. Si es el mejor disco que hemos hecho juntos, no lo sé. El tiempo dirá…


Si, obvio, el tiempo dira...

Sí, pero nuevamente, estoy feliz con el álbum, creo que hemos logrado un muy buen trabajo.


Los fans en Argentina también están muy conformes y felices con su último disco.

Sí, lo sé, ¡y es genial!


Hablando de la grabación de las guitarras, ¿cómo fue el proceso? ¿Lo hiciste

solo?

No, dedicamos mucho tiempo a la preproducción antes de comenzar la grabación, dedicamos mucho tiempo a grabar las partes. Lo hicimos por separado, así que primero comencé con cuatro o cinco canciones mientras Kai estaba en otro estudio con otro ingeniero de grabación. Mis guitarras las grabé con Charlie Bauerfeind, a quien conozco desde que tengo 19 años y con quien estuve trabajando durante mucho tiempo, así que decidí grabar con él. Comenzamos las primeras cinco canciones, las enviamos al estudio donde grababa Kai y al final Charlie combinaría todo. Pasamos mucho tiempo con eso porque queríamos lograr un sonido moderno y de excelencia, pero con un toque ochentoso, incluso Kai usó su Marshall de los tiempos de "Walls of Jericho". Es más, tengo una colección de equipamiento analógico y digital de mediados de los ochenta, con un sonido que hoy no se puede replicar con las técnicas actuales. Hemos pasado mucho tiempo creando los sonidos, el trabajo de estudio fue realmente genial.



¿Querés dejar un saludo para los fans que esperan verte con Helloween en el Luna Park y que leerán la nota?

Si, obvio. Espero que vengan al show porque será una noche muy especial y la disfrutaremos juntos.

Por Valeria Vizioli