Presentamos una banda muy particular

Conocé a Shylmagoghnar y su música sublime



Shylmagoghnar es una banda neerlandesa que abarca muchos subgéneros dentro del Metal. Los que encontramos más de lleno, al escucharlos, son: el black/death metal progresivo/melódico/atmosférico. Este grupo está compuesto solo por dos integrantes los cuales son Nimblkorg (Música, guitarras, bajos, teclados, sintetizadores y líricas) y Skirge (voces) y sus principales letras hablan de la humanidad y sus problemas, el abismo, el dolor y la naturaleza, que van muy bien con el metal atmosférico que logran. Las voces guturales, por momentos nos recuerdan a Chuck Schuldiner (vocalista de la ex banda Death) y le dan el toque perfecto a sus temáticas oscuras.

Los dos integrantes de Shylmagoghnar, amigos de la infancia, se pasaron más de 10 años intentando aprender y mejorar para lograr su primer álbum. Ellos cuentan que son personas muy perfeccionistas y que ultimaron detalles y ajustaron tuercas las veces que fuese necesario para estar satisfechos con sus trabajos.



Estos chicos cuentan con 2 álbumes, el primero denominado “Emergence”, en el cual Nimblkorg cuenta que algunas de sus letras fueron creadas gracias a visiones apocalípticas que la tenia de niño, y mostraba la destrucción inevitable del mundo.

También el multi instrumentista habló del concepto tras la portada excéntrica de su primer álbum, y cuenta que la tapa es el paisaje de una visión apocalíptica descripta en “Emergence”. La imagen es la del último ser viviente, un viejo árbol quebrado observando los restos vaciados de toda esperanza de un mundo torturado que perecerá tan pronto se ponga el sol en el horizonte. Piensa todos los horrores vistos y llora sangre. Es una imagen que lo persigue desde su niñez y tiene un profundo impacto en cómo percibe el mundo. Este álbum llevó forzosamente a la lucha de muchos demonios internos, así que tenía sentido incluir esta imagen en la tapa.

Su segundo trabajo “Transience” realizado en 2018, habla de la inevitabilidad de la muerte y como ésta da importancia a la vida, ya que marca el fin de la misma. Este trabajo, como el primero, es sencillamente espectacular y sigue una misma línea a lo que se venía haciendo en “Emergence”, voces brutales, riffs de guitarras y teclados muy presentes y un bajo y batería aplanadores.



Estos dos discos cuentan también con varias canciones puramente instrumentales, y bastante largas (algunas de hasta 13 minutos). Sus canciones finales son perfectas para cerrar estos dos grandes trabajos, que dan una atmosfera final impresionante y a veces te hacen creer que son dos finales perfectos.

Para concluir, si te gusta el metal extremo mezclado con sonidos melódicos Shylmagoghnar es un perfecto desafío para conocer y disfrutar al máximo de algo diferente y, por ahora, underground. Por Nazareno Mascheroni