Nos juntamos con los Erosion, la nueva banda de Boff Serafine

“Estoy muy entusiasmado con la música que estamos haciendo”


Nos juntamos con Boff, icónico guitarrista de Riff y ladero ideal de Pappo. Nos presentó a los inte-grantes de Erosion, su nueva banda. Están preparando material muy copado y grabando en La Nave de Osberg. Muy contento y motivado, se prepara con los suyos para debutar en el Gran Rex dentro del marco del evento “Mariposas de Madera”, el 5 de octubre. Larga charla en donde nos contaron todos sus sueños.


¿Cómo arrancó Erosion? Boff: Lo que estamos haciendo son dos producciones distintas, pero por una casualidad. Con el Co-lo, guitarrista de la banda, y que me viene acompañando desde hace seis o siete años, hicimos un grupo para salir a laburar. Nos fue bien, recorrimos muchas partes del país y todo basado en un repertorio de Riff. Pero yo siempre fui de la idea de mirar hacia delante y no para atrás, pero eso nos servía en ese momento y además, aún no estaba este Riff 2019 en la ruta. Vitico estaba en la suya y Peyronel no tenía nada. Aparte de esto, desde hacía rato yo tenía la idea de armar una banda con más cabeza europea, y así comienza Erosion. El tema es que estamos en Argentina y no en Europa, donde las tendencias y los músicos son mucho más abiertos. Además, no es fácil armar algo nuevo o, por lo menos, inédito. En general, yo siempre he tenido bajistas mujeres en la banda, pasaron chicas muy talentosas (Evelina Rolón, Nadia Lago Sáez y Aldana Aguirre) y en el presente la encuentro a Julia Fugazza, con quien no me he equivocado y empezamos a hacer lo nuevo. Ahora, venía una gran disyuntiva: ¿Cómo pasás de algo de lo que la gente ya te conoce de hace años a algo que viene con teclados y una cantante? ¿Cómo hacés esa transición? Muchas de las poquísimas cantantes que hay estaban ubicadas y a la que más puedo destacar es a Inés Vera Ortiz, que es una amiga y la que me dio una mano en esto; pero ella se fue a Europa y yo seguía sin cantante. Y a través de Julia llego a la maravillosa Bela (Obs) y ahí sí empezó a tomar forma el grupo, en el cual tenía que haber alguien talentoso, con calidad y cantando, sino, no servía, porque iba a terminar en una cosa argenta. Yo creo que cuando se plantea el tema de “Por más mujeres en el rock” está bien, pero hay que prepararse. Acá, siempre hubo prejuicios y rock machista, mucho huevo, pero por suerte hay grupos como Eruca Sativa, donde predominan las chicas.


Y en su momento estuvieron Patricia Sosa en sus comienzos con La Torre o Leonor Marchesi con Púrpura. Boff: Sí, pero te vas al rock argento y después no hubo nada nuevo. La cuestión es que llegamos a un punto de transición, que es El Fin de una Era, una banda con la cual reciclamos temas de Riff de los más heavies y los llevamos al power metal, bajando las afinaciones y con cantantes invitados, entre los cuales están Walter Meza, que ya grabó. Entonces, ya teníamos una banda que nos perfilaba hacia lo que realmente queríamos hacer.




Que es el proyecto donde iban a participar Gustavo Rowek y Fernando Scarcella. Boff: ¡Claro! Y la idea con El Fin de una Era es tener cantantes invitados. De hecho, Bela tiene una banda maravillosa, que es Afterlife, por lo cual, tenerla a ella de cantante en Erosion es un honor, y gracias a Julia que me insistió y me dijo de llamarla y que, por supuesto, no se equivocó. ¿Y ya había preparado material para Erosion? Boff: Es lo que estamos haciendo justo ahora, aquí en La Nave: una pre-producción que estamos desarrollando. Había algo, pero al tener a una cantante talentosa como Bela en la banda y que viene con otras ideas, esto genera un aporte tremendo y distinto. Por otro lado, quiero aclarar que la banda de transición (El Fin de una Era) quedó un poquito en el freezer por mi reinclusión con Riff este año, porque si no hubiera sido como competir conmigo mismo y hasta habría generado un poquito de confusión. Lo bueno que tenía El Fin de una Era es que estaba Mariano Martínez de Attaque 77 en la voz y, seguramente, también esté Adrián Barilari en un tema y Javier Barrozo en otro.


Por más que ahora este proyecto esté medio guardado, lo podés ir haciendo tranquilo en el futuro. Boff: Sí. Yo siempre digo que por algo las cosas se dan así, porque Erosion había quedado medio como frenado para poder hacer El Fin de una Era y que eso nos ayudara. Y ahora le estoy metiendo todas al material de Erosion. O sea que podría llegar a haber un disco de Erosion antes que el disco de El Fin de una Era que es-tabas preparando con cantantes invitados… Boff: Sí, pero no me vuelvo loco por un disco. El disco ya no es un negocio. Pero sí podría haber material como para subir a YouTube, que hoy por hoy es lo que se ve. Hoy tener un disco es relativo, pero hay que hacerlo, es como la tarjeta del plomero (risas). ¡Claro que un disco vale bastante más caro que una tarjeta! (risas). Además, hoy con Spotify se acabó el disco, y, para sacar un CD con cajita de plástico, mejor no sacar nada. El disco está bueno, hoy en día, si tiene una buena presentación, pero tiene una contra si lo querés vender en los shows, porque un disco grosso y con un buen packaging no lo podés regalar. Con Erosion, ¿ya venías componiendo para una voz femenina? ¿Tuviste que readecuar alguna can-ción para el registro de Bela? ¿Quién trajo las letras? ¿Son en español o en inglés? Boff: Yo, de mi parte, tenía material, pero empecé a descartar un montón de temas porque me pare-cía que estaban fuera de época y por cómo estaban armados. Pero sí es cierto que están supeditados a quien esté componiendo y, la verdad, hemos hecho una buena sociedad con Bela. Ella es una muy buena cantante, pero también es una excelente compositora. Y, con respecto a las letras, son en inglés y en castellano. ¿Cómo es eso? ¿Serían dos versiones de las mismas canciones o algunas estarían cantadas en inglés y otras en castellano? Bela: Es una muy buena pregunta. Cuando arranqué el proyecto con él (Boff) tenía una maqueta en la cual ya Inés Vera había tirado unas líneas vocales y ella compone muy parecido a mí, que es tirar un fraseo en espanglish (sic) y así sentir la melodía. Y a mí me habían gustado varias cosas que ella había compuesto, pero que no eran mi estilo de composición, entonces propuse usar eso de base, pero estructurarlo de otra manera. Lo presenté, gustó y lo armamos. Boff: La cantante que estaba era una genia, pero ya no está, entonces, ¿qué íbamos a hacer con esos temas? En ese sentido, Bela me resolvió la situación porque tiene personalidad y decisión, lo cual te da seguridad a la hora de desarrollar un producto, porque no tenés que decirle todo lo que tiene que hacer, que a veces tampoco es tan bueno. Para que salga todo de una sola persona tenés que tener mucho talento, como Tuomas de Nightiwish, que debe ser uno de los pocos que hace todo él y hasta le pasa las melodías a Floor Jansen. O sea que el trabajo compositivo lo están desarrollando en conjunto. Boff: Sí, y así está bien. Así, yo creo que encontré a la socia perfecta.


¿Los temas que irían a parar a Spotify o a Internet en general, estarían en inglés o en castellano? Bela: Ahora estamos componiendo y escribiendo en inglés. Es una disyuntiva que tengo desde que arranqué a hacer música. Yo escucho mucha música de afuera. Más allá de que tengo mis artistas que respeto mucho de este ámbito, de este país, me encanta todo lo de afuera, entonces, para mí, componer en inglés es muy fácil porque es un idioma con el cual no podés quedar mal hablándolo o cantándolo porque cualquier cosa que digas va a sonar bien. En cambio, el castellano es muy especial y tiene muchas maneras de hablarse, y depende de cómo lo cantes podés quedar suave y sutil, con altura o queda de barrio. Entonces, para mí, escribir en castellano es todo un desafío, que a mí me encanta y, además, ya estoy acostumbrada a hacerlo, ya que escribo en castellano desde hace diecisiete años. Pero siempre quise tener una banda y ver qué pasa si salgo con temas en inglés. Yo escucho bandas como Lacuna Coil o The Rasmus, que no son de habla inglesa pero que, sin embargo, la pegan. Entonces digo: “¿Por qué yo no?”. Y es que la cultura de este país hace que la gente diga: “Ah, ¿cómo no vas a cantar en castellano?”. Boff: Latinoamérica en general es muy prejuiciosa con el idioma. En Finlandia, en Holanda, en Alemania, casi todos cantan en inglés. En Italia, Lacuna Coil canta en inglés, y en España mismo cantan en inglés. Y yo le di bola a Bela porque es una atrevida. Y, en ese sentido, yo hago lo que ella dice (risas). Bela: El idioma tiene mucho que ver con el alcance que pueda llegar a tener la banda: no es lo mismo escribir para mi banda (Afterlife) que es under y que yo necesito que el público se vaya cantando algo que les haya quedado en la cabeza, en castellano, que es más fácil, que Erosion, que tiene una chance de traspasar la frontera de nuestro país. Entonces, ¿por qué no? Boff: Hay que llevarlo a la práctica en el estudio de grabación. Estamos en La Nave de Oseberg y con la producción de Martín Toledo, así que creo que estamos en el lugar correcto y en el momento correcto, y creo que esto va a tener una oportunidad. Ahora estamos ajustando y llevando a la práctica la pre-producción. Los teclados en algunos de los temas son de Danilo Moschen, el tecladista de Rata Blanca, y Alex Herrero hace las teclas en vivo. O sea que nos rodeamos con buena gente: músicos de nivel con otra cabeza, que es lo que yo busco. El Colo, por ejemplo, el guitarrista, es un tipo con el que yo me siento muy cómo tocando porque el loco tiene una cabeza muy de “futuro”, no es el clásico heavy viejo y eso le da otra impronta a la guitarra y otro impacto que es lo que me hace falta, y la banda, además, va a tener tecladista. De eso se trata. Y Julia es un complemento ideal para la banda, es una chica que tiene un futuro tremendo, que es talentosa y toca muy bien, y con ella tampoco discuto sus opiniones (risas). Presentemos a la banda… Bela: Obs fue mi primera banda oficial, con la cual tuve una carrera de doce años en el under, grabé tres discos con ellos, participé del Pepsi Music y hace algunos años me separé de Obs y arranqué con Afterlife. Pero en Obs es donde adquirí mucha nutrición de metal, de bandas como Deftones, Incubus y Papa Roach. Yo soy más del pop, pero me encanta el gothic metal, me encanta Evanescence y soy muy de música radial, Evanescence es muy radial. Tengo una nutrición musical súper amplia y disfruto toda la música, me encanta. Disfruto trabajar en equipo y sentir una música y ejecutarla. Cuando arranqué en Obs, sí había mucho cerramiento mental a estas cosas. Si compar-tíamos una fecha más bien pesada, y salía Obs, que era más new metal, onda Evanescence, nos tiraban de todo y me gritaban de todo menos linda. Pero ahora, por suerte, el público evolucionó un montón, y eso está buenísimo y esta época la disfruto un montón. Julia: Yo tuve proyectos propios, pero nunca algo así, tan profesional o serio. Siempre tuve en claro que quería dedicarme a la música y tuve el privilegio de nacer en este país, donde hay que ser privilegiado para poder hacer música, pero en mi familia son todos músicos y siempre me apoyaron y me enseñaron. Y cuando me enteré (por redes) que Boff estaba buscando bajista, me dije que me tenía que arriesgar. Mi papá es bajista y yo empecé por el bajo, así que entré a la música por ahí. Yo estudio música popular, pero empecé tocando power metal y después me fui ablandando hasta pasar a un rock más popero, y, de hecho, ahora también estoy tocando en una banda de rock nacional que nada que ver con esto, pero el power metal es donde me inicié. Denis García (El Colo): Vengo desde hace muchos años tocando con Boff, muchas giras y labu-rando a full. Desde los quince años que toco la guitarra y voy a cumplir cuarenta. Pasé por muchos proyectos, siendo el más destacado (inclusive ya estando en esta etapa con Boff), un tributo a Iron Maiden de La Plata. También trabajé como músico de sesión en eventos y cumpleaños. Yo crecí escuchando mayormente thrash metal: Metallica, Megadeth, pero uno, como músico, después va desarrollando otros estilos y desenvolviéndose en otras áreas que no son tan del confort de uno mismo. También toqué con Coral, donde nunca fui un miembro estable, pero donde sí he sido bajista durante muchos años y muchas giras. Boff: Y el baterista de Erosion es Tiban (no estuvo presente en la nota).



¿Con Erosion van a tocar algún tema de Riff versión power metal o eso queda solamente para El Fin de una Era? Boff: No, porque no tiene nada que ver, esto es otra cosa. Ahora estamos muy expectantes con algo que salió muy de casualidad, que es el festival "Mariposas de Madera", el 5 de octubre en el teatro Gran Rex, donde me van a entregar un presente, una mención, y donde no va a haber ninguna banda, pero nosotros tocaríamos tres o cuatro temas, no más de quince minutos. Es un poco la presentación oficial de la banda, que no me la esperaba. Para luego de este evento, ¿tienen pensado hacer alguna otra presentación antes de fin de año? Boff: Yo creo que esto va a darnos un buen empuje, el tema es que vamos a tener que laburar con Bela y terminar de hacer un playlist para que tenga forma, como ver si hacemos covers, de quién, cuáles, etcétera. Y hasta ahora tenemos uno solo: "El Tren Del Cielo", de la Sole, pero en versión power metal. El tema es que esta no sea una banda exclusivamente de temas propios, porque hay bandas que se han abierto paso con temas que no son propios para luego terminar haciendo temas suyos. Bela: Por ahora, tenemos cuatro temas nuestros más dos covers. Boff: Y Bela ahora va a traer dos o tres temas más, seguramente, así que, cuando tengamos una listita armada, estaremos en condiciones. Ahora tenemos el entusiasmo y la calidad, y cuando esté todo armado, con las teclas, las voces y los coros, saldremos con todo. Pero no es fácil. Se te nota muy entusiasmado con Erosion, ¿hacía mucho que no te pasaba esto con una banda? Boff: Estoy muy entusiasmado porque es algo nuevo y porque te renueva el espíritu, la cabeza y todo, pero también porque veo la calidad.


Por Sergio Giambruni y Ricardo Puiggrós