Entrevista exclusiva con Marcel “Schmier” Schirmer, de Destruction

“Durante esta pandemia estoy más activo que nunca”




2020 será recordado, de ahora en más, como “el año en el cual la industria musical se detuvo”. Obviamente es una exageración, siendo que la Internet permite que se sigan vendiendo y grabando álbumes, pero no por eso hay que minimizar el golpe que sufrió el mundo musical debido a la pandemia: cada recital y cada gira terminó siendo cancelada, afectando la mayor fuente de ingresos de casi todas las bandas.

Por suerte, semejante escenario no logró detener a algunas de las leyendas. Una de ellas es Marcel Schirmer, más conocido como Schmier. El cantante y bajista de los legendarios thrasheros alemanes Destruction, no deja de trabajar ni un minuto, y menos ahora que se encuentra promocionando “Born To Thrash – Live In Germany”, el nuevo álbum en vivo del ahora cuarteto. Con su buen humor de siempre, el músico nos brindó la entrevista a continuación, hablando sobre el álbum, las presentaciones en vivo, las estrategias para presentarse y muchas cosas más.

La pandemia terminó afectando todas las actividades de Destruction, siendo que tuvieron que cancelar todos los conciertos justo cuando el grupo estaba presentando su nuevo álbum “Born To Perish”. ¿Cómo te afectó la pandemia en tu vida diaria?

Para un músico esto es terrible, porque estamos acostumbrados a salir y tocar cada noche. Solíamos viajar mucho, y para nosotros esta pandemia es doblemente dura, nos tenemos que quedar en casa y eso no se siente muy satisfactorio. Obviamente no podemos ganar nada de dinero en estos tiempos, porque la mayor parte de las bandas obtienen sus mayores ingresos de los recitales. Son tiempos difíciles, y tenemos que ver por cuánto tiempo más lo podemos soportar. No es sólo desde un punto de vista monetario sino también psicológico, no es bueno para un músico. Ahora mismo hay que tener una mentalidad positiva, tenemos el álbum en vivo. Siempre nos sentimos positivos, estamos con los ojos abiertos. Y estamos felices de poder anunciar nuestro primer recital ahora, en Suiza. Porque Suiza está, básicamente, adelantada en el tiempo: tienen muy pocos casos de coronavirus, así que estamos muy felices de poder dar este recital. El pronóstico para este año es muy malo, muy negativo, así que es bueno tener algo positivo. Así que tenemos este show y otras ofertas grandes, la gente esta viniendo, tenemos ofertas para hacer un recital en Finlandia, otro en Alemania en agosto o septiembre. Vemos qué es posible, y yo digo que hay ir de a poco. Poder hacer los shows, y es importante poder volver al negocio lentamente, no esperar mucho. Ir poco a poco, y sabemos que los grandes festivales y recitales no van a ser posibles por un tiempo. Así que somos muy afortunados de tener estas ofertas. Creo que estos recitales son importantes ahora, para todo el mundo, son los primeros pasos para mostrarle al mundo que puede salir adelante. Estamos en cuarentena, hay que ser fuertes, quedarnos en casa y cuidarnos. La gente está viendo estos recitales, para ver qué está pasando. Ahora toda la gente está esperando la segunda ola de todo esto. Veremos, tal vez a futuro tengamos más conocimiento acerca del virus.

Hablemos del nuevo álbum en vivo de Destruction, “Born To Thrash”. Hay una historia muy particular acerca de cómo se dio este disco.

Básicamente, fue cuando comenzó la pandemia y perdimos todos los shows, las giras y los festivales. Fue cuando se nos ocurrió la idea. Yo todavía estaba atrapado en las vacaciones, no podía volar de vuelta a casa. Y fue en ese momento que dijimos: “No habrá futuro en la industria musical durante los próximos meses, eso es seguro”. ¿Qué podemos hacer acerca de eso? Y tuve la idea: habíamos grabado este festival en Alemania, el Party San, durante el verano. Le dije a los chicos de hablar con el sello sobre hacer un álbum en vivo. Muy espontáneo, y el sello estaba sorprendido, toda la banda estaba sorprendida. A veces tienen que pensar por fuera de la caja, a veces tienes que dar pasos que no son normales, inesperados, para sobrevivir y mantenerse ocupados. Y para nosotros, fue una gran idea hacer el álbum en vivo. Tuvimos una buena respuesta, nos mantenemos conectados con los fans, y todavía estoy haciendo entrevistas. La versión en físico llegará en un par de semanas, el 17 de julio.



Ya en los ochentas, Destruction sacaron un disco que es considerado un clásico de los álbumes en vivo del thrash (“Live Without Sense”, de 1989). Desde los ochentas hasta ahora, ¿te parece que cambió el estatus de los álbumes en vivo? Ya no se ven tantos que sean sólo el audio, sin un DVD que acompañe.

Sí, vivimos en un mundo visual. Todo ha cambiado en los últimos veinte años. Obviamente esta es la generación YouTube, la generación Instagram, es todo sobre imágenes y videos. Si sólo tienes el sonido, no es tan interesante para los chicos. Creo que muchas cosas han cambiado, en los ochentas los álbumes en vivo eran esenciales, eran importantes. Eran magníficos y mágicos. Y ahora los álbumes en vivo ya no se hacen, a las discográficas no les gustan más porque no venden bien. Y como dijiste, el álbum en vivo debe venir con un DVD para tener un aspecto visual para los fans. Así que sí, los álbumes en vivo ya no son tan importantes, lo sabíamos desde el principio. Es por eso que estuvimos muy felices cuando el sello lo aprobó, porque para nosotros era algo muy importante y también para los fans de Destruction que se deben quedar en casa. El álbum en vivo fue una buena idea, porque te puedes conectar con la banda y escuchar un gran show, lo mejor de Destruction. Muchos fans están streameando en estos días, mucha gente está escuchando en iTunes y Spotify, así que también era un álbum con un acceso muy fácil para la gente en estos tiempos de “corona”.

Y también era una oportunidad para presentar al nuevo guitarrista, Damir Eskić

¡Exacto! También es la primera vez que mucha gente escucha a Randy [Black] tocando en nuestras canciones. O sea, Randy ha estado en la banda por un tiempo, ya hicimos varias giras, pero todavía no había tocado en todos los lugares. Él es un baterista fantástico, y toca las canciones con un gran empuje.

Hace una semana, Destruction anunció a través de Instagram que daría su primer recital desde el comienzo de la cuarentena, este 4 de julio en Suiza junto a Poltergeist. ¿Cómo apareció la posibilidad de tocar en Suiza? ¿Tienen que tomar alguna medida de seguridad especial? [Nota: pocos días después, se anunció que el grupo daría otro recital el 3 de julio en el mismo lugar]

¡Sí, sí! Hay medidas especiales. Los shows están limitados a alrededor de 300 personas de momento, y tiene que haber una gran capacidad. La gente tiene que estar a dos metros de distancia de la otra, así que hay algunas medidas de seguridad de parte del gobierno para permitir los shows. El lugar es un sitio muy famoso en Suiza, uno de nuestros favoritos, y estamos muy honrados que nos hayan ofrecido tocar. Suiza está muy adelantado en el tiempo, tienen muy pocos casos de “corona”. Desde el 1º de julio, dejaron de lado todas las medidas de seguridad referidas al “corona”, ya casi volvieron a la vida normal. En lo concerniente a eventos, estos todavía tienen disposiciones especiales. También aprueban eventos más grandes, pero entonces la gente tiene que estar separada, limitada a mil personas y dividida en tres grupos. La gente no puede tener contacto, ¿sabes? Ponen puertas en el medio o algo así, aún no lo vi. Es algo muy reciente, pero están teniendo nuevas medidas para que no sean tan grandes las multitudes. Creo que será interesante ver cómo se implementa, tengo la esperanza de que funcione porque le mostrará al resto del mundo cómo se hace, cómo debe hacerse. Alguien tiene que ir adelante y traer al mundo de vuelta a la vida normal. O al menos algo más normal que lo que será en los próximos meses. Así que sí, estoy agradecido de ser parte de esto y con suerte saldrá todo bien. Estamos intrigados, ansiosos por que salga bien, uno nunca sabe. El apoyo de los fans es muy grande hasta ahora en los shows. Este recital está completamente vendido y estaremos agregando una segunda fecha. Será interesante ver cómo sale todo.


Hablando de otros recitales, hace dos semanas Doro dio su primer recital en modo drive-in, ¿sabías acerca de eso?

¡Sí! Entiendo que haya gente haciendo eso, pero no es para Destruction. Es horrible para los músicos de rock, sólo escuchas la música en la radio y pagas un montón de dinero. El show de Doro fue muy caro, ¿sabes? Creo que eran como 99 euros por persona, y en el auto no ves mucho. Hay muchos otros autos a tu alrededor. No ves mucho de la banda. También hay una pantalla, pero es muy pequeña. No creo que valga ese dinero, para mí es una estafa. Es dinero para los promotores y muy poco para la banda, no me gusta. Creo que cuando eres un cantante de country puede estar bien porque puedes caminar por el medio de los autos con tu guitarra acústica, pero para una banda de heavy metal pierde toda la energía, la respuesta del público, el moshpit, las manos en el aire. No funciona. Creo que la gente intentó hacerlo, el interés de la gente estaba al comienzo porque era algo nuevo y está ocurriendo algo, pero no creo llegue a pasar con escenarios más grandes. Mientras esté la posibilidad de hacer recitales más grandes, esto no irá a ningún lado. No es como si fuera un cine, eso es diferente. En los recitales, te estás perdiendo todos los pequeños detalles importantes que hacen al concierto cuando lo haces de esta manera.

No suena como una solución a corto plazo para las bandas mientras tengan que atenerse a la distancia social.

No, para nada. No creo que vayan a continuar. Entiendo que lo hayan intentado, ¿sabes? Pero no es una opción para Destruction.

Hace un par de semanas estaba hablando con Greg Mackintosh de Paradise Lost, y hablamos sobre tener que quedarse en casa en medio de la cuarentena. ¿Estuviste haciendo algo nuevo durante estos tiempos?

¡No he tenido tiempo libre, de hecho! He estado ocupado con Burning Witches, de quienes soy mánager y productor. Tuvieron un livestream y están buscando nueva guitarrista así que están haciendo audiciones. He estado mezclando el álbum de Destruction, hicimos como tres videos para el álbum. Estoy dando entrevistas desde hace un par de semanas, cada semana estoy ocupado con esto, así que no tuve tanto tiempo de descanso, el que tengo lo estuve usando para hacer deportes, hacer algo de bicicleta. Por suerte los gimnasios están abiertos de vuelta. Escucho mucha música cuando estoy ejercitando, en mi casa no tengo tanto tiempo para escuchar porque estoy trabajando mucho con la computadora. Estoy escuchando nuevas cosas que son interesantes, aunque no descubrí ninguna banda nueva. Yo estoy enamorado con todo el material de los ochentas. Está bien así.


Es tu día a día normal, pero sin tener que dar recitales.

Sí, sí. Estoy acostumbrado a salir, así que es muy extraño no tocar. Es difícil acostumbrarse, pero ahora va a ser al revés: será difícil acostumbrarse a los recitales de vuelta.

¿Tenés algunas palabras para la gente de Efecto Metal?

¡Por supuesto! Se suponía que teníamos que ir a Latinoamérica en noviembre, de hecho. Pero no ocurrió porque en estos momentos nadie quiere organizar recitales en Latinoamérica porque el virus está demasiado fuerte en estos momentos. Así que tenemos que esperar un poco, estamos en contacto con nuestro promotor en Latinoamérica, la tenemos en lo más alto de lista para el año que viene. Así que con suerte, para principios del año entrante podamos organizar algo por allá. Hay que ver lo que nos traerán las siguientes semanas. Nunca nos olvidaríamos de Latinoamérica, porque son los mejores fans del mundo, por supuesto. Siempre tenemos los mejores shows ahí. Así que esperamos volver, y con suerte será a principios del año que viene. ¡Cuídense! ¡Stay Metal! Por Martín Cirilo