El primer vocalista de AC/DC, Dave Evans, se toma una temporada en Buenos Aires

“No me interesa volver a AC/DC porque mi carrera como solista es exitosa”



El tren que iba a Temperley se encontraba retrasado y lleno de gente, tanto así, que los que pudimos entrar a los vagones a último momento, no teníamos movilidad alguna, y quedamos entre atrapados y estáticos en medio de una mar de personas. A mi espalda se podía escuchar una conversación, en la cual sus protagonistas relataban que viajaron de barrio norte hasta zona sur, solo para ver la presentación de su ídolo musical: Dave Evans.

En la medida que se iban bajando los pasajeros, pude notar la presencia de los jóvenes conversadores -ataviados de negro y con remeras ilustradas con imágenes de bandas de Rock- que debatían temas relacionados con su agrupación favorita, AC/DC.

El lugar del concierto era un bar ubicado dentro de las instalaciones del estadio de Temperley. Faltando más de una hora para su inicio, ya había una larga fila de personas, esperando para entrar al lugar, que disponía de un aforo limitado y querían tener las mejores mesas para ver de cerca a quien fuera el primer vocalista de AC/DC en 1973.

“Me da mucha intriga saber qué tipo de música hace este cantante” - comentó una chica veinteañera, que mientras esperaba su turno para entrar, hizo ver a los presentes que la movió la curiosidad, ya que según sus palabras: “no todos los días se ve una estrella de Rock por estos lares”. Por otra parte, un señor canoso aseguraba que era fanático de este artista británico desde muy corta edad y le decía a la gente de la fila que “Dave mantiene su voz intacta, a pesar de los años”, porque lo había visto en varias oportunidades.

Después de esperar solo unos minutos, sus promotores me llevaron a lo que parece la sala de reuniones de la directiva del equipo de fútbol de Temperley y allí me esperaba Evans, sonriente, ataviado de negro y con toda la disposición de responder mis interrogantes.


ALGO DE HISTORIA

Dave Evans nació en Gales, Reino Unido, el 20 de julio de 1953. Años más tarde se muda a Sidney, Australia, donde inicia su carrera musical. Fue parte de la primera formación de AC/DC, durante el período 1973/1974, con la cual graba un sencillo 'Can I Sit Next To You Girl / Rocking in The Parlour'. Posteriormente, forma parte de la banda de Glam Rock Rabbit y años más tarde, se une a Thunder Down Under. Con ésta última, grabó un disco en concierto titulado “A Hell Of A The Night” en 2001, donde interpreta un tema de AC/DC, en homenaje a los 20 años del fallecimiento de Bon Scott, quien fue su sustituto vocal al momento de abandonar la citada agrupación australiana en 1974. Desde el año 2000, inició su carrera como solista, con la que ha recorrido el mundo entero y ahora, se encuentra haciendo una nueva gira por países latinoamericanos, en la cual Argentina le ha ofrecido una apretada agenda de presentaciones, que lo ha hecho permanecer un largo tiempo en este país.

Algo que noté mientras esperaba mi turno para conversar con él, fue su sencillez y humildad a la hora de tratar, no solo con la prensa, sino también con sus fanáticos y el público en general. Curiosamente, al investigarlo en las Redes Sociales para la realización de esta entrevista, me encontré con muchas opiniones encontradas, tanto de periodistas como de particulares, en la cual resaltaba el fanatismo y la necesidad de alabarlo o minimizarlo, por el simple hecho de haber formado parte de AC/DC. Algunos aún no le perdonan su partida, otros no terminar de aceptar su carrera como solista, pero todos tienen algo en común: Dave Evans es un excelente vocalista, el mejor que ha pasado por AC/DC según muchos, así como el hecho de valorarlo como un gran cantautor, que ha compuesto temas de gran fuerza musical y letras que te sacuden con realidades sociales o existenciales.

Conversamos con este gran artista, quien nos despejó una serie de interrogantes que por años nos planteamos, en las cuales el tema de su paso por AC/DC era algo inevitable.


Comencemos por el principio: ¿soñó de niño convertirse algún día en un cantante de renombre?

¡Era un hecho inevitable! Canto desde que era un niño, aunado a que mi lugar de nacimiento, Gales, es una región con un ambiente musical muy movido. En cuanto a la parte familiar, mi padre también cantaba en una banda, y lógicamente, fue mi influencia e inspiración más directa.

En la escuela realizaba presentaciones y allí realicé mis primeros conciertos. Es por ello que no creo que me iba a desviar del mundo de la música y del canto tan fácilmente. Y desde entonces, ha sido mi oficio. Incluso vivo permanentemente cantando, incluso mientras camino por la calle (risas).


¿Pensó que algún día viviría de la música?

Con los años me lo tomé en serio. Lo que comenzó como un pasatiempo o algo divertido, se convirtió en mi carrera profesional. Las composiciones de The Beatles y The Rolling Stones fueron una gran influencia en mi vida, y siempre soñé también hacer mi propia música y vivir de ella, como lo hacían estos músicos. Vengo de una generación la cual vivió la revolución musical que imperaba en la Inglaterra de los 60’s. Así que comencé a tocar en bandas de Rock desde que tenía 10 años de edad. Fue allí que dejé mi hogar en el campo y me radiqué en la ciudad de Sidney (Australia), con el objetivo de hacer realidad mi sueño de formar parte de un proyecto musical, con el que pudiera dar a conocer mis temas en el mundo entero. Cuando arribé a los 20 años de edad, fue allí que me tomé lo de ser cantante muy en serio y me juré dedicarle todo mi tiempo de vida a este oficio. Desde entonces, el canto es mi trabajo.


¿Siempre fue intérprete de Rock o también se manejó con otros estilos?

¡Siempre con Rock! Como te dije anteriormente, las bandas inglesas de los 60’s fueron mi inspiración y desde niño cantaba sus temas. Con el tiempo descubrí el Rock Blues, y bandas como Deep Purple y Led Zeppelin me terminaron de influenciar musicalmente. Desde entonces, me fui por ese camino, que me hizo también llegar al Hard Rock.


En la década de los 70’s, usted forma parte de AC/DC y se convierte en el primer vocalista de esta banda australiana. Se ha especulado mucho sobre su retirada de dicha agrupación. ¿Podría aclararnos qué realmente sucedió?, ¿cuál fue la causa que lo obligó a irse y no volver jamás?

AC/DC fue muy popular desde el principio. Nos presentamos en el famoso teatro “Sidney Opera House” e hicimos tours por los Estados Unidos. Incluso, hay un par de discos piratas con grabaciones artesanales de dichas presentaciones. Un año después de la formación, grabamos nuestro primer tema en 1974, titulado “Can I Sit Next To You Girl / Rocking in The Parlour”, que tanta fue su popularidad, que hasta ganamos el premio como “Mejor Grabación del Año” en Australia. El problema fue nuestro manager, que nos saturó de trabajo, incluso llegó un momento que hacíamos hasta tres shows en un solo día ¡Era realmente agotador! Lo más curioso es que no recibíamos pago alguno, siempre que reclamábamos el dinero obtenido con el fruto de nuestra labor, siempre había un pero o un pretexto para no pagarnos. Nos molestaba que él descaradamente viajaba por todo el país en primera clase, andaba bien vestido con ropas de marcas famosas y todos esos lujos se los daba gracias a las ganancias que le producíamos. Llegó al extremo de hospedarnos en hoteles baratos y darnos de comer hamburguesas durante las giras. Hasta que un día lo enfrenté, casi nos fuimos a las manos y fue allí cuando decidí retirarme de AC/DC, porque me sentí usado. ¡Eso fue lo que realmente sucedió! Y me pareció muy triste, porque estábamos trabajando muy duro, con pasión y ganas ¡Y él abusó de todo eso!

Personalmente, no me arrepiento de mi decisión, porque me considero un artista muy afortunado, que siguió adelante con otros proyectos exitosos y que hoy tengo mis propios seguidores, siendo solista.



Poco después de su retirada de AC/DC, usted forma parte de otra banda llamada Rabbit, en la cual tenía una imagen muy Glam Rock, ¿es cierto que los comparaban con la agrupación Kiss?

¡No nos comparaban, decían que los copiábamos! Pero nosotros fuimos los primeros en utilizar ese look de botas de plataforma y pantalones de lycra. Inicialmente usábamos algo de maquillaje, pero cuando empezaron las comparaciones, decidimos eliminarlos por completo. A pesar de todo esto, Rabbit también tuvo un éxito internacional e hice presentaciones con esta banda en varios lugares del mundo.


¿Y cómo fue la experiencia de cantar junto a otra banda: Thunder Down Under?

¡Maravillosa! Se convirtió en una banda de culto e incluso, algunos fans tienen el disco que grabé en vivo en homenaje a Bon Scott y hasta lo han llevado a mis espectáculos para mostrármelo, porque es una verdadera rareza, ya que no se editó en todo el mundo porque la discográfica era un sello pequeño. He tenido la suerte de trabajar con grandes músicos alrededor del mundo, incluso aquí mismo en Argentina. Así que me siento muy afortunado por ello.


A pesar de estos proyectos musicales, anteriores a su carrera como solista, ¿le molesta que aún lo sigan asociando con AC/DC?

No puedo borrar el pasado. Estoy orgulloso de todo lo que he hecho, con bandas diferentes y en años anteriores. Pero he desarrollado mi carrera como solista, también produzco y sigo componiendo, cantando mis propios temas y hago presentaciones en todo el mundo. Lo más importante para mí es el apoyo de mis fans y que les gusta lo que hago. Algunos de ellos han llegado a decirme: “soy tu seguidor, no de AC/DC”, es porque saben separar una cosa de la otra. A otro grupo de fanáticos me conocen por mi trabajo junto a Rabbit o Thunder Down Under, y aún me siguen apoyando con mi carrera en solitario, porque les gusta lo que hago.


Leyendo su biografía, me encuentro con que no solo The Beatles y The Rolling Stones influyeron en su carrera musical, sino también David Bowie, aunque su máxima inspiración fue la banda glam Slade, ¿qué tuvo esta agrupación de especial como para querer tomarlos de ejemplo?

Me encantaba su música. Cuando Slade inició su carrera, se presentaba en pubs, que llenaban hasta el tope. Tenían la cualidad de “hipnotizar” al público con su música, tan llena de energía, aunado a la fuerza vocal de Noddy Holder, que hacía mover masas. Todos nos volvíamos locos con lo que hacían sobre el escenario y queríamos lograr esa conexión con el público como lo hacían ellos. Son tan buenos en lo suyo, que hasta bandas como Kiss o Sex Pistols los tomaron también como referencia musical. Incluso cuando estaba en AC/CD, también creíamos que Slade era un ejemplo a imitar, y hasta nos tocó cambiar los zapatos tradicionales por los de plataforma, debido a la influencia Glam de esta banda sobre nosotros. ¡Imagínate a Angus Young tratando de caminar con zapatos de plataforma! (risas).



Su carrera como solista inició en el año 2000, ¿por qué le tomó tanto tiempo cantar en solitario?

Es un proceso por lo que pasan muchos artistas y hay que analizarlo muy bien antes de tomar esa decisión. Siempre que formas parte de una banda, te lo piensas mucho para lanzarte en solitario, porque se trata de un trabajo en equipo, de “pandilla” que tienen tu misma afinidad y tu mismo amor por la música, y dejarlos, es como abandonar a los amigos por capricho, es como una traición a un logro grupal. Cuando formé parte de Rabbit, nos sentíamos que éramos una pandilla, como la que aparecía en la película La Naranja Mecánica, y eso nos ayudaba a mantenernos unidos y a trabajar a gusto. Siempre me ha gustado formar parte de pandillas de amigos. Pero también llega un momento en que ya necesitas caminar solo, sin depender de nadie, de crear tu propio proyecto y asumir tu responsabilidad como artista, y es ahí donde recae todo el peso sobre tus hombros. Entonces, esta vez es el que dirige tu carrera eres tú mismo, eres tú quien le dice a los músicos como debe sonar tal canción, porque es tu trabajo personal el que vas a exponer ante el mundo. Por no tener una banda fija, me toca viajar a diferentes países y crear una temporal para poder mostrarle a las personas mi música. Es por eso que no es fácil lanzarte como solista, requiere un esfuerzo doble y más si tu banda varía dependiendo el lugar donde te toca presentarte. Pero a la vez es un reto y una experiencia maravillosa.


Cuando se trabaja en equipo, muchas cabezas proponen diferentes ideas, ahora que usted trabaja en solitario, ¿qué temática le gusta tocar en sus canciones?

Soy muy variado en cuanto a lo que escribo y compongo, pero me gusta mantener el estilo “de la vieja guardia” debido a todas estas bandas que te nombré y que me influenciaron. Soy de crear temas que impacten, ya sea musicalmente o por la lírica. Si escuchas el álbum blanco de The Beatles, ninguna canción se parece a la otra. Cada una tiene su fuerza y un mensaje diferente de los otros tracks. Lo mismo sucede con el disco Cosmo’s Factory de Creedence Clearwater Revival, que cada canción es como una explosión de creatividad. Eso es lo que intento hacer cada vez que me siento a crear mi música. Siempre que escuchas un álbum de cualquier artista, normalmente hay uno o dos temas muy buenos ¡Y nada más! En mi caso, me gusta que todos los temas sean buenos e impactantes. Cada vez que voy a grabar un disco, compongo canciones de más y, al final elijo las mejores. En eso soy meticuloso y exigente con mi propio trabajo. Afortunadamente, a mis fans les gusta lo que hago y cuando me presento en concierto, me piden que les cante casi que todo mi repertorio, eso demuestra que mi trabajo está bien hecho y hace feliz a las personas.


Ahora que hablamos de sus composiciones, en el álbum “Judgement Day” (Día del Juicio) que data de 2008, hay un tema que se titula “We Don’t Dance To Your Song” (No bailamos tu canción) ¿a qué se refiere la letra?

Es uno de los temas favoritos de mis fans alrededor del mundo y es de contenido social. Incluso, es utilizada por organizaciones en muchos países, debido a su letra. Trata de cuando un grupo, de cualquier índole, quiere imponerte sus ideales de manera obligatoria, cuando quieren lavarte el cerebro y hacerte creer que ellos tienen la razón y tú no. Habla de cuando quieren coartarte tu libertad de expresión y de pensamiento, y te llevan a extremos para lograr su cometido.


¿Esta también es su canción favorita?

¡Todas mis canciones son mis favoritas! Mis composiciones son como mis hijos y no se siente favoritismo por uno u otro hijo ¡Para mi todas tienen el mismo valor! Cada una representa una historia o una emoción, que la revivo cada vez que la interpreto en vivo. Prefiero más bien que mis seguidores me cuenten cuál es su canción favorita de mi repertorio.



Usted se encuentra en estos días realizando un tour en este país, que incluye ciudades del interior, hasta locales en barriadas populares de Buenos Aires. ¿Cuántas veces ha visitado la Argentina?

Este es mi viaje número 6 a la Argentina. Incluso, en una oportunidad viene a grabar aquí. Le pedí a mi representante que esta vez quería hacer una gira por el país y he llevado mi música a Mendoza, San Luis, Buenos Aires y otras ciudades más. Argentina es hermosa, tiene regiones increíbles, ya que he tenido la oportunidad de conocer otras ciudades. Como público son maravillosos, porque les gusta el Rock, incluso, algunos de los clubes más importantes del mundo, donde se presentan artistas rockeros, están aquí en Argentina. Por cierto, de mi tour 2019 por América Latina, se lanzó un disco compacto, titulado “Lightning & Thunder”, que fue grabado en vivo y fue editado en este país por Chrystal Records.


¿Cómo fue su primer contacto con este país?

El primer país de Latinoamérica al que me vine a presentar fue Brasil. Siempre tuve la idea de que me iba a encontrar regiones selváticas con animales salvajes (risas). Pero mi primer concierto lo realicé en Sao Paulo, que me pareció una gran ciudad y un lugar hermoso. También fui a Curitiba, además de otras regiones de Brasil. Cuando volví por segunda vez a Sudamérica, me hicieron la propuesta de realizar un tour internacional y recibí una invitación -vía Facebook-de un agente artístico para presentarme en Buenos Aires. Mi primera impresión de la ciudad es que era muy europea y, para mi sorpresa, el público resultó ser maravilloso y muchos conocían mi trayectoria artística. En lo personal pienso que, los fanáticos más fabulosos del mundo son los argentinos, porque les gusta el Rock, en todas sus vertientes, y porque saben mucho de música.


¿Y qué opinión tiene de los músicos argentinos que han trabajado con usted durante sus presentaciones en este país?

Pues que son los mejores y muy profesionales, porque de lo contrario ¡No trabajarían conmigo! (risas). Como en todo el mundo, los hay buenos y malos, pero aquí he tenido la fortuna de toparme con los mejores.


Argentina no es sólo Rock, también es sinónimo de fútbol, ya que cuenta con grandes equipos y jugadores de renombre mundial ¿qué lo hizo convertirse en hincha de Temperley?

¡Porque es aquí donde estoy viviendo! Estoy en este barrio gracias a mi manager, que nació en este lugar y ha vivido acá toda su vida. En lo personal, me siento tan cómodo en Temperley, que siento que ya formo parte de esta comunidad. Es por ello que me familiaricé con el equipo de fútbol local ¡Y hasta me dieron mi carnet de hincha! Hecho que me hace muy feliz. Así que nunca me puse a pensar: ¿cuál es el equipo de fútbol más popular de Argentina? ¿cuál debo escoger?, es por eso que apoyo al equipo local del barrio donde vivo. También ellos me han hecho sentir como en casa y he asistido a los partidos, y las veces que he ido, nunca han perdido un juego ¡Así que debo darles suerte! (risas).



Ya que ha hecho presentaciones en todo el mundo, ¿cómo es el público latinoamericano? ¿en qué se diferencia de la audiencia de otros países?

No hay mucha diferencia. Podría decir que los europeos se vuelven locos durante las presentaciones, mientras que el norteamericano es un poco más agresivo. En el caso de los latinoamericanos, son un público más alegre y ven el espectáculo como si fuera una fiesta, eso hace que lo disfruten con pasión y “rockean” felizmente. Me siento privilegiado de hacer feliz a la gente con mi música ¡Y mucho más que me pagan por hacerlo! (risas).


¿Grabaría alguna canción en español, para así complacer a la audiencia latina?

¡No tengo ningún problema! El detalle es que solo se algunas palabras en tu idioma. Si alguien se aparece o me propone un tema en español y me ayuda a pronunciar, de verdad que no veo ningún inconveniente en hacerlo.


¿Qué opinión tiene de las nuevas bandas de Hard Rock?

No quiero insultar u ofender a nadie con lo que voy a decir, pero siento que las letras han perdido fuerza. Creo que la idea es hablar de hechos personales, no de dragones, ni de seres fantásticos. El Hard Rock tiene un lenguaje fuerte, de desahogo, con letras que te dicen algo, y con las cuales mucha gente se va a identificar. Inclusive si hacen baladas, que sean baladas que hagan llorar a quien las escuche, que les toque el corazón con lo que allí cuentan. Ahora todos suenan igual, el aspecto es de “chicos malos” vestidos de negro, pero hacen música que no se adapta a la imagen que están vendiendo. El Rock es energía, energía pura, fuerza. Las letras deben ir acompañando esa vibra. Creo que la música también es una vía para trasmitir mensajes, y siento que todo eso se está perdiendo. En la década de los 60’s y 70´s, los temas tenían esencia y algunos eran hasta existencialistas, ya que no contábamos con “Dioses”, sino con nosotros mismos para desahogarnos a través de nuestras composiciones. Creo que el problema principal es la falta de buenos productores musicales, que guíen a estas nuevas bandas. Lamentablemente, con esto de las Redes Sociales, cualquiera coloca su música al ciberespacio, sin asesoría o consejo profesional.


Cuando el vocalista de AC/DC, Brian Johnson, enfermó durante el tour 2016, muchos medios aseguraron que usted se ofreció para sustituirlo, ¿qué hay de cierto en esta noticia?

¡Es totalmente falsa! No me interesa volver a AC/DC porque mi carrera como solista es exitosa.

No sé de donde salió esa noticia, pero seguro fue creada por alguien que quiso llamar la atención o crear polémica con ese tema. Axl Rose fue llamado para sustituir a Brian porque Angus Young y él son buenos amigos. Creo que los fanáticos de Guns N’ Roses estuvieron más felices con esa noticia, que los de AC/DC. Le pidió ayuda para poder terminar el tour y así evitar cancelaciones, que le traerían demandas legales.



¿Y usted que piensa al respecto?

Creo que tenían que haber cancelado el tour por respeto a Brian Johnson y a los fans de la banda.


Si llegaran a solicitar su presencia en AC/DC, ¿aceptaría la invitación?

¡No lo creo! No tengo el mismo tono agudo de Brian Johnson para interpretar los temas. Me siento vocalmente más identificado con lo que hacía Bon Scott ¡Incluso él grabó algunas de mis canciones cuando entró a AC/DC como mi sustituto! Además, ya han pasado muchos años y yo quiero interpretar mis propias composiciones, y seguir con mi carrera como solista ¡Que es lo que realmente me importa!


¿Sigue en contacto con alguno de ellos?

Siempre que AC/DC viene a Australia, nos saludamos. Lo comparo como cuando tienes problemas familiares, qué a pesar de las molestias, sigue siendo tu familia y están ahí a pesar de los años y lo sucedido. Tengo contacto, sobre todo con Ross Young, hijo del fallecido Malcolm Young (guitarrista de AC/DC), que me llama “Tío Dave” y es muy buena persona.


De los dos cantantes de AC/DC que vinieron después de usted, ¿cuál considera que es el mejor vocalista: Brian Johnson o Bon Scott?

¡Yo soy el mejor vocalista! Y no lo digo yo precisamente ¡Lo dicen mis fans! Incluso, cuando van a mis conciertos, allí mismo lo comprueban y me llaman “maestro”, lo cual me encanta. En cuanto a tu pregunta, no se les puede comparar vocalmente, porque cada uno tiene su propio estilo e importancia. Cuando eres un verdadero fanático de una banda, sobre todo de AC/DC, debes reconocer a todos los que formamos parte de ella, porque somos creadores de esa historia, incluso de los que ya no están como Colin Burguess (batería), Rob Bailey (Segundo bajo) y Larry Van Kiedt (bajo), si estas personas no hubieran integrado la agrupación inicial, AC/DC no existiría hoy en día. Es como no reconocer a tus padres, pero ellos fueron los que te dieron la vida y existes, gracias a que ellos te crearon. Así que un fan de verdad, debe reconocer a todos lo que integramos AC/DC desde sus inicios.



Por José Luis Mata Sánchez


Agradecimientos: al equipo de Chrystal Records por concedernos esta entrevista y al estadio de Temperley por cedernos sus instalaciones