top of page

Dialogamos con Eicca Toppinen de Apocalyptica

“Soy un gran fan de la música de Astor Piazzola”



Tuvimos una amena charla con Eicca Toppinen de Apocalyptica, donde entre otras cosas nos habló de sus comienzos en la música, sus recuerdos de Argentina, su amor por Astor Piazzola y lo que preparan para el futuro. Siempre sonriente y con muy buena disposición, el músico no se guardó nada.


Hola Eicca, ¿Cómo estás? Hola, muy bien, de gira por Alemania, ¿y vos? Todo bien, vamos a comenzar hablando de tus inicios en la música. Sé que comenzaste a una edad muy temprana, pero ¿recuerdas la primera vez que escuchaste metal? ¿Cuáles fueron tus impresiones y como te sentiste en ese momento? ¡Por supuesto que lo recuerdo!, tendría alrededor de 11 o 13 años más o menos. Estaba en una especie de campamento con la orquesta y unos amigos estaban escuchando el disco “Master of Puppets” de Metallica, la canción que sonaba en ese momento era “Orion” y quedé absolutamente hipnotizado, a partir de ahí no hubo vuelta atrás, fue un punto de inflexión en mi vida y me convertí en un fanático del metal. (risas) ¡Genial!, por lo que tengo entendido, tanto tu como el resto de Apocalyptica eran vistos como unos “rebeldes” en la escuela por escuchar y tocar metal, pero, ¿podrías contarme sobre el momento en el que se dieron cuenta que podrían funcionar como una banda formal y la razón por la cual prefirieron trabajar con cellos y no con la formación típica de guitarra, bajo, batería y voz? Para serte sincero no hubo ningún momento en el que pensáramos que sería una buena idea lanzarnos al ruedo como una agrupación formal, es algo que se fue dando de forma natural, casi sin darnos cuenta. Éramos estudiantes profesionales de violoncelo, al mismo tiempo fanáticos del metal y en mi clase teníamos un grupo de seis pibes con los que tocábamos toda clase de cosas, por ejemplo, música de Heitor Villalobos (Brasil), algunos tangos, e inclusive algo de Jimmy Hendrix, por lo que pensé: “Si podemos tocar “Purple Haze” de Hendrix con violoncelos deberíamos poder tocar también algo de Metallica”; me puse a trabajar en los arreglos y comenzamos a tocar por mera diversión, jamás pensamos algo tipo “hey, formemos una banda”, esa idea jamás se nos cruzó por la mente, simplemente éramos un grupo de amigos pasando el rato tocando la música que amábamos con los instrumentos que nos eran propios, es decir los que podíamos tocar de forma natural.

¿Me estás diciendo que en los comienzos era simplemente una forma de pasar el rato entre ustedes sin ningún tipo de proyección a futuro dentro de la industria del rock y el metal? ¿No pensaban ni siquiera en grabar o tocar en vivo? Exacto (risas), y te digo más, pasaron 2 años hasta que tuvimos la oportunidad de tocar en vivo frente a un grupo de metaleros, después de eso se nos acercó un tipo de una pequeña compañía discográfica y nos preguntó si estaríamos interesados en grabar un disco, fue algo completamente inesperado y pensamos “bueno ¿por qué no?, hagámoslo para vivir la experiencia”. Honestamente creíamos que, si lográbamos vender unas 1.000 copias y hacer algunos shows sería genial, algo que valía la pena vivir. Como ves, las expectativas que nos planteamos no eran la gran cosa, pero de repente todo despegó y comenzó a moverse muy rápidamente Entiendo, o sea que prácticamente una cosa llevó a la otra, ¿no? Si, totalmente, recuerdo inclusive que la persona de la discográfica cuando se acercó nos dijo algo como: “no entiendo nada sobre tocar el violoncelo así que díganme ¿son buenos violoncelistas?” (risas), a lo cual le contesté: “por supuesto, somos jodidamente buenos”, de inmediato preguntó si nos gustaría hacer un disco, nuestra respuesta fue algo como “¿Qué?, ¿hablas en serio?, ¿en verdad hay alguien a quien le gustaría escuchar esta m… en un disco?” (risas).

Me imagino la cara de la persona luego de semejante respuesta (risas). (Risas) Como te imaginarás, al principio no lo tomamos muy en serio pero el tipo insistía, así que al final dijimos “Bueno, podemos intentarlo y ver qué pasa, ha de ser emocionante ya que nunca hemos estado en un estudio de grabación, etc.” Así fue como terminamos haciendo el primer álbum “Plays Metallica by Four Cellos” (1996). A partir de allí todo comenzó a pasar muy rápidamente, vinieron un montón de shows en vivo y eso nos llevó a que pasaran más y más cosas por lo que terminamos funcionando más como una banda, aunque si te soy honesto, al principio no nos identificamos como tal porque, ya sabes, en el mundo de la música académica el enfoque es distinto. Simplemente te reúnes con otros instrumentistas y tocas la parte que te corresponde, bien sea un cuarteto de cuerdas o cualquier otra cosa, es decir, no hay una visión de estudio general de una composición, etc., en fin, la perspectiva es en definitiva completamente distinta. En nuestro caso, éramos un cuarteto de Cellos tocando metal, era algo muy diferente, así que al final con el paso del tiempo, terminamos asumiéndonos como una banda.

Claro, Me imagino que a medida que se iban dando cuenta del éxito que estaban teniendo fue cuando pensaron algo como “ok, ok, esto va más allá de la simple diversión”, ¿correcto? (Risas), Si, totalmente, sé que puede sonar redundante, pero eso fue lo que pasó, a medida que se sucedían los shows nos dimos cuenta que las cosas eran mucho, muchísimo más serias de lo que nos habíamos imaginado e inclusive planteado al principio, pero decidimos seguir adelante, sin conformarnos con lo que habíamos logrado sino evolucionando y creciendo conjuntamente con el proceso en sí. Fue genial porque si bien comenzamos más que nada por diversión lo hacíamos de forma muy seria y con muchísima pasión, dando el todo por el todo. Recuerdo cuando “Plays Metallica by Four Cellos” salió al mercado y llegó a mis manos por intermedio de un amigo de la Universidad, todos quedamos boquiabiertos. En ese momento se generó entre nosotros una discusión muy interesante sobre la relación entre el Heavy Metal y la música clásica; de hecho, muchísima gente afirma hoy en día que ambas tendencias musicales no están de ningún modo relacionadas entre sí. ¿Qué piensas al respecto? ¿Crees que la música clásica y el metal tienen cosas en común o que por el contrario son muy diferentes? Toda la música está de alguna manera relacionada entre sí, por lo cual, los diferentes estilos tendrán necesariamente cosas en común, decime ¿de qué trata la música al final, que se busca? Pienso que se trata de transmitir emociones y sentimientos ¡Exacto!, de eso se trata, la música busca transformar y transferir distintas emociones, experiencias, sentimientos, ese es el tronco común de todos los estilos, por lo que al final, dependerá casi exclusivamente del oyente el cómo lo perciba, el cómo… mmm… resuene en él ¿me explico?, el cómo pueda sentirse identificado (por así decirlo) con lo que escucha. Una de las cosas que suele ocurrir es que la mayoría de la gente tiende a formarse una opinión exageradamente técnica sobre la música en general y por el simple hecho de ver que hay instrumentos diferentes con distintas tesituras, sonidos, etc. ya establecen diferencias y llegan a la conclusión de que no hay similitudes o puntos en común cuando la verdad es que no es así. Todo estriba en las emociones, ¿comprendés? Para mí la música se trata de las emociones que me transmite, de los sentimientos que tengo cuando la escucho, el cómo resuena de algún modo dentro de mí, indiferentemente del estilo, de hecho, puedo tener exactamente el mismo tipo de emociones que tengo con el metal o la música clásica con otros tipos de música, incluyendo la música electrónica, el tango, la samba, etc. Es eso lo que la música en general tiene en común sin importar sus variantes, ni más ni menos que las emociones. Ahora bien, en cuanto al metal y la música académica o música clásica pues mucha gente los asocia porque ambos tienen en común ese estilo potente, energético, directo, rápido, contundente, ya sabes, ese sonido que es profundo y a la vez vertiginosamente poderoso (risas). Claro, inclusive hay gente que afirma que la música clásica era el metal de su época Así es, sin embargo, creo que es un error el ver a la música clásica como una sola entidad y es lo que la gente suele hacer. Ese concepto, esa visión está completamente alejada de la realidad. La música clásica ha sido escrita a lo largo de más o menos 500 años, hay tantos compositores y estilos distintos que es una locura pretender que todo sea lo mismo, es como decir que del rap y el jazz son la misma cosa (risas). La música clásica (repito) tiene tantas y tantas variantes diferentes, lo que sí tienen en común cada una de ellas es la instrumentación y la combinación de esta para crear el sonido, pero de resto no. Son demasiadas las tendencias y tipos de música clásica que existen. De hecho, me encantan muchos de los diferentes estilos que hay pero al mismo tiempo existen otros que no solo no entiendo, sino que no me gustan y hasta que odio (risas) aun cuando sean de música clásica. De igual modo me pasa con el metal, me gustan ciertos ritmos, ciertas bandas y otras no, ¿comprendés?

Si, perfectamente. Me gustaría que me hablases un poco del más reciente álbum de la banda “Cell 0”, el cual no solo viene a ser la novena placa discográfica de Apocalyptica sino que además es un trabajo completamente instrumental. ¿Cuáles fueron los principales desafíos que se plantearon con este disco? ¿Cómo fue el proceso de composición y que los motivó a volver a hacer algo completamente instrumental luego de algún tiempo trabajando con músicos y vocalistas invitados? Creo que la idea comenzó cuando hicimos la gira por el aniversario del "Play Metallica by Four Cellos", ya que volvimos a nuestras raíces tocando únicamente temas de Metallica. Fue una grata experiencia el poder dar una mirada retrospectiva a todo ese material casi 25 años después, por lo cual pensamos que sería interesante poder hacer esa especie regreso a los orígenes, pero con nuestra propia música, es decir, de alguna manera revivir esos tiempos del álbum “Cult” (2000) y al mismo tiempo ver que éramos capaces de crear con toda la experiencia que habíamos acumulado desde entonces; pero para ello necesitábamos que todo el proceso de creación dependiese únicamente de nosotros, sin la opinión de nadie más, sin colaboraciones, ni nada, simplemente nos encerrarnos a trabajar y ya. Si bien el trabajar con músicos invitados es algo genial esta vez quisimos tener el control total sobre nosotros mismos y ver hacia donde podíamos ir con la música, que tanto podíamos sumergirnos dentro de nuestra vorágine creativa. Así fue como se creó "Cell-0", un álbum que, no fue tan desafiante al final ya que todo fluyó de forma muy natural por lo que el resultado fue interesante y emocionante al mismo tiempo, pero te aseguro que el próximo será algo completamente distinto (risas), tanto musicalmente como en la dinámica que seguimos. Es nuestra manera de hacer las cosas, nos gusta cambiar el método de trabajo para no quedarnos atascados haciendo lo que ya sabemos hacer. No queremos permanecer siempre en la zona de confort, de hecho, creemos que es importantísimo el que nunca te sientas “demasiado cómodo”, ya que, para evolucionar, para cambiar necesitas una motivación, ya sabés, las ganas de explorar cosas nuevas, etc. Bueno por todo lo que dices pareciera que ya están pensando en un próximo álbum ¿puede ser?, adicionalmente lanzaron el single “Rise Again” conjuntamente con la banda “Epica” (una versión con letra y voz del tema “Rise” de “Cell 0”). ¿Cuál sería el próximo paso para Apocalyptica? Constantemente estamos pensando y dando “próximos pasos” (risas), ya hemos comenzado a trabajar en el material para el próximo álbum, el cual estimo que empezaremos a grabar en el venidero mes de mayo y probablemente vea la luz durante el 2024. El principal inconveniente por así decirlo es la gran cantidad de conciertos y giras que tenemos programadas, así que tendremos que trabajar en el disco por partes. Sin embargo, puedo decirte que, además de todo lo que implica la producción del nuevo disco, también tenemos previsto lanzar otras canciones como sencillos con diferentes músicos invitados, (incluidos vocalistas, claro está), es lo que nos encanta de las plataformas digitales… Espera un momento, ¿les encantan las plataformas digitales? ¿entendí bien? ¿me estás diciendo que están de acuerdo con todo este mundo de las plataformas digitales? Claro, las plataformas nos dan la posibilidad de poder trabajar en diferentes proyectos y colaboraciones de manera independiente, sin necesidad de tener la presión de programar, coordinar agendas e inclusive armar un álbum coherente con un montón de invitados, ¿me explico?, mediante el uso de las plataformas digitales podemos trabajar en diferentes proyectos al mismo tiempo sin mayores complicaciones; podemos hacer un EP de versiones clásicas o simplemente lanzar algún sencillo, es decir, al final esto nos libera de la presión de hacer un álbum completo y es genial, más aun tomando en cuenta que nos interesan diversos estilos y formas musicales. Bueno la verdad me sorprendió un poco, la mayoría de los músicos siempre tienen quejas acerca de las plataformas digitales y su impacto en la industria musical, pero en definitiva parece que para ustedes “no todo es tan malo”. En lo absoluto, de hecho, como te dije, hay cosas geniales gracias a ellas (las plataformas digitales), por ejemplo, haces un show y hay alguien que te escucha por primera vez, no conoce nada (o muy poco de tu material), le gusta tu trabajo, se engancha con tu música y en lugar de tener que estar recorriendo tiendas de discos donde puede que consiga o no los distintos lanzamientos que has hecho, tiene todo tu catálogo disponible en un solo lugar ¿no es fantástico eso? Indiscutiblemente sí; ahora bien, el próximos 30 de abril después de 6 largos años tendremos de vuelta a Apocalyptica en Argentina, ya sabes lo apasionados que somos en este país… (Risas), si, por supuesto, la verdad es que Argentina y su público son increíbles

¿Tienes alguna anécdota, algún recuerdo particular del público argentino o del país en sí que quieras contar? Claro que sí, uno de los mejores y más positivos, está relacionado con nuestra última visita ya que además de tocar en la Ciudad de Buenos Aires pudimos realizar algunos shows en otras ciudades. Fue fantástico recorrer y conocer un poco este maravilloso país, pero además tengo una historia muy divertida, aunque técnicamente hablando no sea precisamente la mejor (risas). Hace algunos años, vinimos a un festival… creo que era de Pepsi o de Coca-Cola… ¡Pepsi, un festival de Pepsi!, en fin, subimos al escenario y se cortó la energía por lo que tuvimos que parar de inmediato, fue un gran lío y lógicamente la gente empezó a enojarse, comenzamos de nuevo y se volvió a cortar la energía, por supuesto las cosas se estaban saliendo un poco de control, ya sabes, el stress, etc, un caos y de repente pasó algo muy loco (risas), el público comenzó a gritar “Coca-Cola, Coca-Cola” (risas), o sea la gente estaba realmente molesta y lo que hacían era gritar el nombre de la competencia (risas), fue genial, algo único y realmente encantador, para mí fue un claro ejemplo de la pasión y de la forma de ser de los argentinos, se enojan de una manera muy “cool” (risas) (N. de la R.: Eicca hace referencia al Pepsi Music del 2008, en Obras junto a Megadeth, Almafuerte y Carajo). ¿Has tenido la oportunidad de escuchar bandas latinoamericanas?, ¿alguna en particular que recuerdes o que te haya cautivado por su música o su performance? Sinceramente hace mucho que no escucho “música nueva” por decirlo así, por lo que no me viene nada a la mente en este momento, o al menos nada directamente relacionado con el metal, lo que sí puedo decirte es que me gusta mucho el compositor brasilero Heitor Villalobos y que me encanta el maestro Astor Piazzola, de hecho, soy un gran fanático de su música. Después de eso… me vienen a la mente algunas bandas de México… espera… ¡ah, sí!, Molotov, ¡muy buenos!, pero poco más, la verdad no recuerdo y lo que es peor es que obviamente he escuchado un montón de bandas y me gustan unas cuantas, pero en este momento no me viene nada a la mente, ya sabes, mi cabeza no suele estar mucho en este mundo (risas). Dado que son una banda a la que le gusta experimentar y hacer colaboraciones con distintos músicos y artistas, ¿podrías comentarme un poco sobre el proceso en sí?, me refiero, si alguna banda o músico quiere hacer algo con ustedes, invitarlos a colaborar, etc., ¿existe algún tipo de requerimiento particular para ello? No, no existe ningún requerimiento particular o algo digamos estándar para ello, básicamente lo que tiene que pasar es que sea algo que nos emocione (risas), que sea algo que nos parezca interesante, que nos produzca esa especie de chispazo y nos haga decir “hey estaría genial hacerlo”. Como te imaginarás solemos tener un montón de solicitudes e invitaciones, pero lo complicado es que nosotros mismos estamos muy inmersos en los procesos creativos y todo lo que se necesite para una banda, lo cual consume mucho de nuestro tiempo y aunque nos encantaría hacer muchísimas cosas, la verdad es que no es muy sencillo lograr que nos involucremos porque tenemos una agenda muy apretada y planificamos todo con bastante antelación, pero si surge algo que sea musicalmente interesante tanto para nosotros como para nuestros fanáticos y que sirva para ampliar los horizontes de la banda pues lo consideraríamos sin lugar a dudas. Excelente, bueno, obviamente ustedes son los pioneros de un sonido y de una forma muy particular de hacer las cosas, de hecho, hoy en día hay muchos artistas que intentan seguir sus pasos. ¿Cómo se sienten al saber que lo que comenzó como simple diversión ha evolucionado al punto de ser una influencia directa para miles de artistas alrededor del mundo? Es fantástico, honestamente es algo genial, de lo mejor que nos ha podido pasar. Ver que lo que creamos ha sido inspirador para que otros puedan hacer lo que sea que hagan, llámese música, danza, cine, arte en general o cualquier cosa, es en definitiva algo increíble, que la gente se sienta inspirada por nuestra música es algo hermoso.

Volviendo un poco al tema de las colaboraciones que ha tenido Apocalyptica a lo largo de los años, ¿hay alguna en particular que sea tu preferida?, ya sé que me dirás que cada una ha sido extraordinaria, pero tiene necesariamente que haber alguna que para ti haya sido algo como ¡“wow”! (Risas) Bueno tienes razón en decir que cada una ha sido espectacular (risas), pero si tengo que elegir una en particular siempre se me vendrá a la mente lo que hicimos con Nina Hagen, tal vez por el montón de tiempo que pasamos juntos (risas). Fuimos a un montón de programas de televisión, giras promocionales y cosas por el estilo, fue algo muy particular y diferente. La verdad es que Nina (Hagen) es una artista increíble así que si, indudablemente si pienso en una colaboración específica, siempre se me vendrá a la mente la de Nina Hagen. Muchísimas gracias por tu tiempo Eicca, espero que la hayas pasado bien, te pido algunas palabras finales para todos los seguidores de Argentina y de Efecto Metal Gracias a ti y a la revista Efecto Metal. Un gran saludo también a toda la gente de Argentina, espero verlos el próximo 30 de abril en Buenos Aires, estamos realmente ansiosos por regresar y disfrutar junto a ustedes. ¡Nos vemos! Por Joad Jimenez

Commentaires


bottom of page