Charlotte Wessels charló con nosotros acerca de su nuevo disco

“En la pandemia dura pasé mucho tiempo componiendo”




Tras la inesperada desvinculación de Delain a principios de este año, su ex cantante, Charlotte

Wessels, canalizó su energía concentrándose en componer nuevas canciones, las cuales fue

compartiendo con sus fans a través de la comunidad Patreon. Ahora, esas canciones fueron lanzadas en vinilo el 17 de septiembre pasado vía Napalm Records. Por supuesto que esta edición nos motorizó para contactarla y charlar con ella de esto y de cómo fue su salida de Delain. A continuación, va lo más jugoso de lo conversado con ella.


Para comenzar, contame cómo se fue gestando este disco, “Tales from Six Feet Under”. ¿Qué

te sirvió de inspiración para componer estas nuevas canciones en un tiempo difícil a nivel

mundial?

A ver, comencemos desde el principio. Yo escribí y escribo canciones todo el tiempo. Obviamente

que muchas de esas tenían que ver con el estilo de Delain, pero muchas otras no, eran más variadas en estilo y temática. Cuando comencé mi cuenta en Patreon fue cuando decidí sacar a la luz todas esas canciones que estaban como “juntando polvo” en mi laptop, no todas escritas en el mismo momento, y creo que eso le da mucha variedad a “Tales from Six Feet Under”.

Cuando entendí completamente el funcionamiento de Patreon fue cuando pude dar rienda suelta a mi creatividad. Traté de escapar un poco del metal sinfónico, no del todo porque es parte

fundamental de mi carrera, pero sí del hecho de no centrarme tanto en ese estilo ya que se podría entender que las canciones del disco fueron no usadas por Delain, algo que yo no quería desde un primer momento. Cuando el tema de la pandemia se volvió serio, pasé mucho tiempo componiendo casi todos los días, como que me puse un ritmo de trabajo diario.

En este momento estoy haciendo canciones un poco más heavies que las que hay en “Tales…” y

espero que puedan ser parte de un futuro disco. Si tuviese que mencionarte algo “negativo”, es que a algún oyente desprevenido puede llegar a parecerle como que no hay una dirección concreta en el disco (risas), pero creo que ese es el encanto del mismo.


Hablando justamente de eso, ¿cuáles fueron las reacciones de los fans y la prensa

especializada sobre este nuevo sonido para vos?

Si bien por el momento no tuve muchas reviews sobre el disco, me sorprendieron porque la mayoría fueron positivas, tanto de seguidores como de la prensa. Y los que me dieron una opinión negativa fue onda: “Ok, pero esto no es metal”, a lo que les respondí: “Cierto, pero no por eso deja de ser bueno”. Creo que no podés complacer a todos en un ciento por ciento, lo importante es que quedes conforme con tu trabajo, lo cual es mi caso.


¿Qué te llevó a escribir sobre el poema de Victor Hugo “Demain, dès "aube”?

Es un poema muy trágico, cuando lo leí por primera vez supe que tenía que hacer algo con él; es

más, sabía que tendría que hacer un video con él. Es tan poderoso el mensaje que puede surgir de una situación triste que fue algo que me cautivó. Si bien no viví todo lo que se relata en el poema, me siento muy identificada con su contenido.


Además, en el disco hay una canción en tu lengua natal. ¿Cómo te sentiste cantando en

holandés por primera vez? ¿Es más fácil cantar rock en tu idioma o en inglés?

Fue algo muy interesante de hacer, ya que es mi idioma como bien lo dijiste. Tanto en este disco

como en Delain las ideas siempre surgieron en mi idioma y después las traducía al inglés. Yo creo

que todos los no anglo parlantes de nacimiento, lo hacen, y lo disfruté mucho realmente. Muchos

me preguntan si en el futuro cantaré más en holandés y la verdad es que no lo sé ya que no es una meta para mí hacerlo, no es algo que proyecto en número de canciones para un futuro disco, pero ya sé que es algo que queda bien, así que si surgen ideas que me gustan como quedan en holandés, lo haré. En cuanto a si es más fácil o difícil para cantar rock, te diría que es más complicado, sin dudas, ya que si te fijás en la historia del rock and roll, casi todo es en inglés y mis grandes ídolos e influencias son en esa lengua; incluso cuando usás la jerga del rock en un concierto como espectador, tipo “Come on, man!” o “You rock!” (risas), esas expresiones suenan tan naturales en inglés, pero un poco forzadas en holandés. En resumen, es más complicado, pero a la vez es más íntimo, ya que al ser mi lengua ni tengo que adaptar nada y todo sale más como una confesión. Un poco de cada uno, digamos.


Además de cantar, produjiste y tocaste todos o casi todos los instrumentos en este disco.

¿Cómo te sentís con esta nueva faceta tuya y nuevos métodos de trabajo?

Sí, todas las canciones fueron grabadas en mi estudio y yo toqué todas las bases rítmicas, a

excepción del cover. Igualmente, tengo que confesarme (risas), tanto las baterías como las guitarras son programadas, es decir, no las toqué, pero sí lo hice con el teclado y toda la producción corrió por mi cuenta. Y tengo que hacer otro descargo: una canción la hice junto a Alissa White-Gluz. Ella cantó y se involucró con los arreglos de guitarra y batería también para esa canción, pero aparte de eso, fue una producción muy personal, algo muy copado de hacer ya que no era una experta en el tema, pero me sentí muy segura detrás de la consola. Fue un cambio de paradigma en mi forma de trabajar, eso de empezar millones de cosas y no terminar ninguna (risas). Acá tuve que darle forma a un disco entero y me siento muy satisfecha personalmente por eso.


Ya que la mencionaste, contame algo de la participación de Alissa en el tema “Lizzie”, por

favor. ¿Por qué la elegiste a ella?

Ella es la única invitada en el disco, Alissa está en Patreon también, y este disco es básicamente una compilación de mi primer año en esa plataforma. Ella es muy activa en Patreon, compartiendo no sólo música sino también poemas, bonus tracks, es algo muy recomendable para todos. Tenemos una amistad bastante fuerte con Alissa. Siempre que coincidimos en alguna ciudad o gira solemos salir juntas a divertirnos un rato, o invitándonos al escenario mutuamente con nuestras bandas, o sea que hemos compartido bastante. Se dio que en una charla online organizada por Patreon ambas estuvimos invitadas, así que nos comunicamos y dijimos: “Salimos el mismo día y en el mismo stream, ¿por qué no hacemos una canción juntas? Tenemos dos semanas”, ¡así que fue como un desafío y lo logramos! “Lizzie” es el resultado de nuestra colaboración y creo que muestra cuán versátil puede ser Patreon para los artistas hoy en día.


Y decime, ¿cuán importante es la comunidad Patreon para vos?

Es muy importante, es mi trabajo a tiempo completo actualmente. Muchos músicos no pudieron

hacer giras en estos últimos años por el coronavirus. Yo venía de un fuerte golpe porque la banda de la que fui parte por 16 años se separó, así que imaginate lo que fueron esas primeras semanas después del anuncio sobre Delain… Pero descubrí Patreon y cómo las personas se interesan en tu música y en lo que hacés, pude ponerme a componer canciones casi todos los días y mostrarles a mis seguidores el proceso, lo que genera un vínculo muy especial entre el artista y su público. Fue muy importante para mí en muchos niveles.


¿El álbum va a ser lanzado sólo en vinilo, no habrá CD? Parece que es como una tendencia

ahora el hacerlo así.

Hay dos motivos para hacer este tipo de lanzamiento, así como lo describís: La primera es que fue financiado a través de Patreon, así que podés descargar en excelente calidad el disco completo, pero está también la opción de ser un usuario gratuito, que busques mi música y te la puedas quedar también. Yo no soy ese tipo de artista que sólo da su música si la podés pagar, para mucha gente eso implica un montón de dinero y yo no quiero que nadie se pierda de escuchar “Tales from Six Feet Under”. Quiero estar disponible para todos.

Y lanzarlo en vinilo es para que funcione como una celebración del álbum en el cual vengo

trabajando durante un año, y elegí el vinilo porque las ediciones son mucho más cool que las de CD.


Quizás en el futuro haga los lanzamientos en todos los formatos, pero por ahora me siento muy

cómoda de esta manera.

¿En qué momento tomaste la decisión de dejar Delain?

En realidad, yo no tomé dicha decisión. Después del último disco las cosas venían mal, muchos

problemas, pero siempre pensé que las podíamos solucionar, sentarnos y llegar a algún tipo de

acuerdo. Tuvimos un año entero tratando de solucionar las diferencias, así que te imaginarás que me estalló la cabeza, quedé literalmente devastada porque no pudimos resolverlo y eso fue durante el tiempo de la pandemia, que potenció todo lo negativo. Sé que para mucha gente fue una sorpresa e incluso hasta el día de hoy trato de no pensar mucho al respecto.



¿Tenés pensado formar una nueva banda o convocar músicos para que te acompañen en vivo

en esta nueva etapa?

Todavía no tengo una banda, pero estoy realmente pensando en formarla. Tenemos que salir del

corona todavía (risas), pero sí, ya comencé a trabajar en la formación de la banda porque no

imagino mi vida sin tocar en vivo.


¿Qué recordás de tus visitas a nuestro país? Han hecho shows históricos aquí junto a Delain

como, por ejemplo, de invitados de Nightwish y Tarja.

Tengo muy buenos recuerdos de Argentina, de Buenos Aires. Los fans venían al hotel y estaban

atentos de nuestras apariciones para pedirnos fotos o autógrafos, y eso es algo que no se ve en todos los países, realmente te hacen sentir como un rockstar (risas). Me acuerdo de despertar y que me vengan a pedir fotos y decirles: “Déjenme tomar mi café primero” (risas), pero realmente me sentí muy bien recibida, la gente nos mostraba que estaba realmente feliz de que estuviéramos ahí y para los músicos esa es una muestra de reconocimiento fantástica.


Por Coco Cabrera y Sergio Giambruni