Charlamos con Armando de Castro de Barón Rojo

"Siempre es un placer volver a la Argentina"



A pocos días de tocar en el Vorterix, en lo que será su show despedida en el país, nos contactamos con el icónico Armando de Castro para hablar sobre la gira que los traerá por última vez a Buenos Aires. El último vuelo, como llaman a su gira despedida, aterrizará el 26 de noviembre en el Teatro Vórterix y seguramente será una noche épica y emocionante.


Esta pandemia que hemos sufrido les atrasó todos los planes de su gira despedida. ¿Cómo sobrellevaron la etapa de aislamiento?

Si, la pandemia frenó todo, lamentablemente. Sobrellevamos la etapa de aislamiento como todo el mundo, quedándonos en nuestras casas como correspondía, con mucha paciencia y aguantando las adversidades. Personalmente, me ayudó mucho pasar ese tiempo con mi mujer y así pude estar tranquilo y en un ambiente muy bueno. Luego, cuando pasó lo más duro y se comenzó a abrir un poco todo, comenzamos a ensayar con la banda.

En los primeros tiempos recuerdo que lo hacíamos con barbijos y cuidándonos mucho. Fue todo un tema. Aunque todavía quedan secuelas, actualmente todo está mejor y esperemos que siga así. En este tiempo con la banda estamos muy bien y tocando por todos lados para completar esta gira despedida.


Luego de retomar la gira despedida, ¿cómo se han sentido nuevamente en escena? ¿Lo disfrutan de manera diferente?

Si, es como volver a vivir. Retomamos el vivo y tratamos de recuperar el tiempo perdido ya que estuvimos parados por mucho tiempo. Ahora estamos disfrutando en gran forma y tenemos la sensación de luchar por algo nuevo. Creo que esto es positivo y que nos da una fuerza terrible para encarar los diferentes conciertos de la gira.



¿Cómo estuvo la experiencia de volver a tocar en EE.UU en una parte de la gira?

Mira, la gira por EE.UU tuvo dos caras. La primer parte fue excelente y muy positiva. Formamos parte de la grilla en muchos festivales y realmente lo disfrutamos mucho. En cambio, la segunda parte fue un poco accidentada ya que varios de nosotros tuvimos problemas con el COVID-19 y nos vimos obligados a sortear momentos complicados. Pusimos todo y logramos terminar esa segunda parte de la gira airosamente. Al último vuelo sobre EE.UU lo vivimos con intensidad y terminamos satisfechos con el resultado final.


¿Son conscientes de lo que representan en el mundo del rock pesado y el metal? ¿Piensan que han influenciado a muchas bandas?

Siempre he dicho que en cuanto a influencias, no creo que hayamos dejado un gran legado en cuanto a bandas que nos han sucedido. Lo que históricamente quisimos hacer desde un principio con la banda fue emular a los grandes de fin de los 60 y 70. Un proyecto

ambicioso y con el que pudimos penetrar en el mercado internacional. Nos codeamos con los grandes grupos del estilo y disfrutamos mucho todos estos años. Barón Rojo es una buena banda de rock pesado y creo que logramos plasmar la idea que tuvimos al principio. Lo mejor que nos quedó fue el respeto del público y que nos hayan apoyado siempre. También somos muy respetados en el ambiente musical y eso vale un montón. Siempre tratamos de hacer lo mejor y eso es lo que se nos valora.


¿Saldrá algo editado en CD o DVD en vivo de esta gira despedida?

Eso no depende de nosotros. En España tenemos la suerte de que nuestro Ingeniero de sonido, Julio Rojo, graba todos nuestros conciertos, pero fuera de nuestro país ya no manejamos eso. La verdad es que estaría genial que quedara algún registro de esta gira para dejar como recuerdo lo que fue Barón Rojo. Ojalá podamos sacar algo, lo tenemos que charlar entre nosotros y ver que se puede hacer.



Dentro de muy poco, el 26 de noviembre, estarán tocando en el Teatro Vorterix de Argentina. ¿Que nos pueden adelantar del show que veremos esa noche?

Bueno, no podemos adelantar todo ya que entonces se perdería el misterio (risas). Ya conocemos al Vorterix y al público argentino, así que te puedo adelantar que será una noche caliente. Siempre tratamos de que los conciertos tengan gran intensidad y que no se note mucho el paso del tiempo. Estamos en un muy buen momento y dejaremos todo arriba del escenario. Verán lo mejor de la historia de Barón Rojo con una primera parte donde mecharemos temas un poco más desconocidos, si se quiere, y una segunda parte con los grandes éxitos del grupo. ¡Será una fiesta!


¿Que es lo que más recuerdas de las visitas anteriores a Buenos Aires?

¡Uhh! Buenos Aires representa mucho para nosotros. Imagínate que hasta hicimos un tema que se llama así y en el cual tuve mucho que ver en la composición con la colaboración de Campuzano. Es una ciudad muy especial que siempre está abierta a todo y que nunca cierra (risas). A cualquier hora tienes lugares adonde ir y en los cuales encuentras gente amigable. Nos encanta el ambiente que se respira en ella y la enorme cantidad de buenos músicos que la habitan. Una gran urbe con gente de primera.


¿Cuál es la canción que elegirían como la más representativa del grupo en toda su carrera?

Es una pregunta muy difícil, realmente. Elegir una canción en esta carrera tan extensa, de más de 40 años, es muy complicado. Seguramente cada músico o cada seguidor de la banda tendrán una. En vivo, las más festejadas y que causan revuelo son: "Hermano del Rock N' Roll", "Con Botas Sucias", "Cuerdas de Acero", y ni hablar de "Hijos de Caín", "Los Rockeros van al Infierno" y "Resisteré". Personalmente, tengo un gran aprecio por "El Pedal", un tema del álbum "Tierra de Nadie", y en el cual me esforcé mucho en la parte compositiva y que significa mucho para mí. También destaco a "Satánico Plan" ya que me permite destacarme como guitarrista de slide, cosa que no es muy común en mi país, pero para cerrar el tema, creo que finalmente, si hay que concentrarse en una, "Resistiré" es nuestro tema emblemático.




Por Ricardo Puiggrós