Vimos a la banda en Puerto Montt, Chile, y fue algo demencial

“El Heavy Metal es un estilo de vida”

La banda alemana Accept llegó por primera vez a ciudades del sur del continente americano. Además de tocar en el Teatro de Flores en Buenos Aires, Accept realizó conciertos en Comodoro Rivadavia y Cipoletti en Argentina, y en Chile, la banda tocó en Santiago y en la pintoresca ciudad de Puerto Montt. Efecto Metal, único medio extranjero, estuvo ahí.

LA CONFERENCIA

Horas antes del concierto, la productora Hermans Mansilla convocó a una conferencia de prensa en el Hotel Manquehue de Puerto Montt con la presencia de los dos guitarristas de Accept: Uwe Lulis y Wolf Hoffmann.
Los músicos llegaron con muy buen humor y bien predispuestos a charlar de todo con los periodistas. Con respecto a los conciertos que estuvieron dando en ciudades alejadas de las capitales. Wolf Hoffman, fundador de la banda junto a Udo cuatro décadas atrás, dijo: “Hemos estado por primera vez en la Patagonia. Es fascinante porque siempre tocamos en las grandes ciudades como Londres, París, Buenos Aires, pero está bueno dar shows en áreas más remotas como Puerto Montt. Si vas a una sola ciudad, no tenés la oportunidad de conocer mucho el país. A nosotros nos gusta ir a lugares inusuales, como por ejemplo cuando estuvimos en Brasil, tocamos una vez en Manaos en el medio de la jungla. Algo muy diferente a Rio o San Pablo”.
En Puerto Montt existe una amplia comunidad alemana. Wolf  Hoffmann  se sorprendió cuando llegó a Chile y un hombre del área de equipajes le habló en alemán y le contó que la inmigración alemana había llegado a esa zona a partir del año 1850 y les dijo que también allí iban a poder conseguir comida de su país, como kuchen,y buena cerveza.  
Con motivo de la próxima aparición de un DVD llamado “Symphonic Terror” que registra el concierto de Accept con una orquesta sinfónica en el festival Wacken, Hoffman contó la experiencia y expresó: “¡Fue alucinante! Fue la primera vez que hicimos algo así y seguramente no volveremos a hacerlo otra vez. Porque fue en el Wacken y hay un solo Wacken. Es el festival de heavy metal más grande del mundo y fue un gran honor para nosotros haber tocado en ese concierto histórico. Fue un show que se dividió en tres partes: en la primera tocamos las nuevas canciones del último disco “The Rise Of  Chaos”, en el segundo segmento tocamos temas de mi álbum solista “Headbanger Symphony” y en la tercera parte tocamos con Accept y una orquesta de cincuenta músicos algo que nunca habíamos hecho antes. Fue increíble, un show realmente histórico. Fueron momentos que nunca olvidaré y todos los fans lo podrán ver en el DVD que saldrá el 23 de noviembre”.

Ante la posibilidad de realizar una gira con una orquesta sinfónica, Wolf y Uwe dijeron que estaban organizando fechas en Alemania, Rusia y otros lugares de Europa. Por supuesto esperaban llevar ese concierto a otras partes del mundo y si habría una posibilidad de hacerlo en Chile sería genial. “Vamos a hacer un show mucho más simple que en Wacken que fue al aire libre ante 80.000 fans. Estamos planeando hacer algo sinfónico pero diferente”, aclaró Hoffmann.
En cuanto a “The Rise Of Chaos”, su último trabajo discográfico, los dos coincidieron en que pensaban que era muy bueno, pero no creían que fuera muy diferente a los discos anteriores. No olvidemos que desde la aparición del vocalista Mark Tornillo en reemplazo de Udo en 2013, Accept ha grabado tres discos anteriores que también fueron muy exitosos como “Blood Of  Nations”, “Stalingrad” y “Blind Rage”.
“Hemos hecho cuatro álbumes muy fuertes consecutivamente. No creo que haya demasiado cambio entre uno y otro. Tratamos de hacer las cosas cada vez mejor. Pero no es nuestra intención cambiar sino mejorar. Nos decimos a nosotros mismos: Tenemos un gran cantante, una buena banda, un estilo y no nos interesa a esta altura de nuestra carrera cambiar nada, sí hacer las cosas cada vez mejor”, se escuchó decir a un Uwe Lulismuy seguro. Gran parte de ese éxito se debió también a que contaron con un excelente productor discográfico como Andy Sneap quien está actualmente tocando en Judas Priest en reemplazo del guitarrista Glenn Tipton. Wolf Hoffmann contó cómo fue la experiencia de trabajar con él: “Andy es una muy linda persona, uno de los mejores productores de heavy metal. Fuimos muy afortunados de trabajar con él en nuestros cuatro últimos álbumes. Lo que es divertido fue cómo nos conocimos. Fue pura coincidencia porque un amigo de ambos nos dijo: “Hey, chicos. Andy Sneap quiere conocerlos. Él se acercó a nosotros, yo no lo conocía. Sabía que trabajaba en álbumes de thrash o death metal. Pero realmente se convirtió en uno de nosotros. Desafortunadamente ahora entró en Judas pero espero que tenga tiempo para volver a trabajar con nosotros ni bien termine con esa locura de la gira con Judas Priest. ¡Queremos que vuelva nuestro productor! (risas)”.
Al ser una de las bandas más influyentes del mundo se le preguntó también sobre cuál sería el mensaje que les darían a los nuevos músicos que están inspirados en su música. Aquí Uwe Lulis destacó que el mensaje principal es que hagan lo que sientan y les guste, que sigan para adelante, aprendan, escuchen a todas las bandas pero que se queden con la música propia y su estilo de vida porque el heavy metal no es sólo hacer música, hay que sentirlo, vivirlo y respirarlo. Es un estilo de vida. Wolf Hoffmann agregó que han venido músicos a decirles que han sido muy influenciado por ellos, incluso bandas de Death Metal y para ellos es un gran honor. Les han dicho por ejemplo: “Desde que escuché “Restless And Wild”, mi vida cambió para siempre”.

EL CONCIERTO

Una gigantografía con la imagen de Accept en la entrada recibió a los fans que colmaron el Arenas de Puerto Montt. Primero fue el turno de Sátira, una muy buena banda local de heavy metal y luego Inquisición, una banda muy polémica de Santiago de Chile debido a las portadas de sus discos.
Accept abrió el concierto con “Die By The Sword” uno de los grandes temas de su último disco “The Rise Of Chaos”. Luego realizaron un recorrido por los mejores momentos de su extensa trayectoria como “Stalingrad”, “Restless And Wild”, “Breaker” y “Pandemic” de “Blood Of Nations”. Siguieron varios temas de su último disco como “Koolaid” que menciona a la tragedia de Guyana cuando un pastor llamado Jim Jones promovió un suicidio en masa y también deleitaron con “No Regrets” y “Analog Man”.
Además tocaron  “Final Journey” del disco “Blind Rage”, “Shadow Soldiers” de “Stalingrad”, más “Neon Nights” y “Princess Of The Dawn”.
Uno de los temas más esperados fue sin duda “Monsterman” de “Russian Roulette”, y fue claramente festejado por el público. Siguieron casi sin respiro con “Up To The Limit”, “Metal Heart”, con el tremendo solo de Wolf Hoffmann y su versión de “Para Elisa” de Beethoven.
Ya más cerca del final se sucedieron temas poderosos como “Teutonic Terror”, “Fast As A Shark”, “Stampede”, “Bucket Full Of Hate” y, por supuesto, el tema más conocido de Accept: “Balls To The Wall”. El final soñado llegó con “I’m A Rebel” perteneciente al álbum “Restless And Wild”.
Durante todo el concierto, el público no paró de saltar, poguear y cantar los temas de la banda, la cual demostró ser una de las mejores de heavy metal del mundo. El sonido fue impecable y el concierto fue impresionante, una verdadera fiesta. Por su parte, la productora Hermans Mansilla sigue apostando al metal y el próximo 30 de noviembre realizarán el concierto “Metal Singers” con la presencia de Udo Dirkschneider y Doogie White. Esperamos que sigan así y continúen trayendo a la zona más bandas internacionales de primer nivel.

 

Por Cristina Rafanelli
Foto: Gentileza Hermans Producciones