Vimos a Marty Friedman en un exclusivo show

Music Restaurant La Donna (Japón) – 23/3/2018

Nuevamente en Tokyo, en el restaurante La Donna, en el barrio de  Harajuku, lo fuimos a ver al gran Marty Friedman. Era un show especial para Japón, con algunos temas tocados por primera vez y otros en segunda ocasión.

Lo acompañaron un violín, un cello, un guitarrista japonés, una tecladista y los ya clásicos Chargeeeeee en la batería y Kiyoshi en el bajo. Un setlist increíble para la envidia del resto del mundo y en formato restaurante con show musical.
El concierto arrancó a las 7:30 pm, horario habitual para los shows en Japón. Todas las mesas ocupadas en un lleno completo, hacían más groso el marco del evento. El show incluida una cena y una bebida, así que fue común ver a los fans tomando una cerveza o vino mientras disfrutaban a Marty.
El concierto comenzó con 5 clásicos del disco “Scenes”: “Tibet”, “Angel”, “Valley Of Eternity”, “West” y “Night”. ¡Impresionante! Son temas que han sonado por segunda vez en vivo y solo en Japón. Por eso es tan especial este show y un lujo que Marty les ofrece a los espectadores de este país.
Luego de esto sonó “Bitersweet”, una canción perteneciente a la placa “Introduction”. Gente de todas las edades que conformaban el público de este auditorio/restaurante, llegaron a emocionarse pero se mantuvieron sentadas y respetuosas. Habían algunas personas muy mayores mezcladas entre el grueso de la gente. Todos disfrutaron de este comienzo a pura balada que ofreció Marty.
Paso seguido, se vinieron canciones de los discos compilados “Tokyo Jukebox”, volumen 1 y 2. Allí Friedman ha grabado covers de canciones populares de Japón hechas a su estilo. Sonaron en la noche del viernes, “Amagigoe” y “I Love You”.
Marty habló con la gente en un japonés muy fluido y comentó su próxima visita a nuestro país para tocar, más un evento que habrá por el festejo de los 120 años de la relación existente entre Japón y Argentina. La marcha del show siguió con 2 temas del último disco: “Whiteworm” y “Streetlight” (tocada por primera vez en vivo). Luego Marty y su banda hicieron “Love Sorrow” del álbum “Music For Speeding”, que casualmente es un tema que nunca había sido tocado tampoco en vivo, y más tarde, “Tears Of An Angel” del disco “Future Addict”. El clima fue en ascenso, y tanto Marty como la banda, se destacaron a pleno.
A continuación subió al escenario Jon Underdown, un cantante americano que vive en Japón. Hizo 2 temas que se escucharon en vivo por primera vez: “The Perfect World”, de la banda sonora del último animé de Netflix llamado “B: The Beginning”, la cual fue compuesta y producida por Marty, y “Letter”, cantada en japonés.
Luego vinieron “Undertow” de “Inferno” y “Yuki No Hana”, otro tema de “Tokyo Jukebox”. Se iba terminando la noche pero había tiempo de una nueva canción del último disco (“For A Friend”) y clásicos de la talla de “Thunder March/Ballad Of The Barbie Bandits” y “Trance”, donde Marty presenta a todos los miembros de la banda, incluidos el tecladista y la sección de cuerdas. Allí cada uno hizo su solo y tuvo su momento de fama. Los últimos temas de la noche son: “Hound Dog”, de Elvis y cantado por Friedman, y “Amazing Grace”.
Luego del show, Marty espera en la puerta de salida al público para sacarse fotos y firmar autógrafos. Todos se retiran contentos y concluye una noche grandiosa.
Marty está muy metido y ansioso por lo que se viene en Argentina y Sudamérica. Prepárense porque van a ver algo muy bueno y mágico. ¡Que lo disfruten!

 

Texto y Foto: Carlos Alberto Álvarez