Una noche soñada con Cradle Of Filth en Buenos Aires

Teatro Vórterix – 22/3/2018

Luego de una lujosa cátedra extrema de Lepergod, la banda invitada nacional, el escenario del Teatro Vórterix se convierte en el foco de los ánimos por ovacionar a los británicos a sala llena. Al descubrirse el telón nuevamente, comienza la ansiedad al son de la intro “Ave Satani”, donde la gente ve ingresar a los músicos y ubicarse en el escenario secuencialmente. Se respira la expectativa y, finalmente, envuelto en su túnica negra con púas, Dani Filth se hace presente. No requiere mayor esfuerzo que colocarse junto al micrófono para que la gente enloquezca a la espera de su primer grito: El grito, agudo y desgarrador de Dani.

Todo comienza con “Guilded Cunt” del disco “Nymphetamine”, con un headbanging masivo. Mientras Marek “Ashok” Šmerda exhibe a la multitud su Schecter E-1 blanca tuneada con salpicaduras sanguinolentas y Richard Shaw ejerce movimientos similares a un títere demoníaco con la mirada poseída, Dani Filth ejecuta sus más inconfundibles alaridos.
Pasando por “Beneath The Howling Stars”, comienza “Blackest Magick In Practice”, donde Lindsay deja sin aliento a los presentes con la dulce perfección inquebrantable de su voz: La doncella oscura Schoolcraft trasciende, melodiosa, junto al coro unísono del público.

Está en curso la magia oscura de la velada, momento ideal para un tema del nuevo disco, “Heartbreak And Seance”, pero no es suficiente para Cradle of Filth, el derroche de magia se produce con “Bathory Aria”, la destreza coral del auditorio forma parte indiscutible del espectáculo en un trance armónico.
Luego, más deleite y agite con los clásicos “Dusk And Her Embrace” y “The Death Of Love” para volver al álbum “Cryptoriana – The Seductiveness of Decay” con “You Will Know The Lion By His Claw” y llegar al interludio del show, a modo de descanso.
Vuelven a escena para una mortífera interpretación de "The Promise Of Fever" del disco “Damnation And A Day”, y retoman la dulzura con “Nymphetamine (Fix)” del album “Nymphetamine”. Una inmejorable y selecta recorrida alternada por la discografía (incluyendo EP’s) llega a su golpe final con “From The Cradle To Enslave”.

La banda de los ingleses Cradle Of Filth nos dejó un encuentro más que memorable y emotivo con un Vórterix repleto en el que más de uno habrá querido que exista un loop espacio-temporal: Que se repita la experiencia indefinidamente.

Por Paula Andersen Foto: Andrés Violante