Una bestia suelta en Del Viso

O´Connor en Ruta 26 – 29/6/2018

Pertenezco a una generación que pudo ver vivas a muchas bandas que hoy son casi un mito, pude ir a disquerías en busca de ese disco que era toda una incógnita y hoy es un clásico, y podría seguir enumerando y detallando cuestiones. Por aquellas épocas todo era más difícil que ahora, de hecho la zona norte del Gran Buenos Aires no era una buena opción para ver bandas, no había recinto dispuesto a recibir al rock y menos si la música en cuestión era pesada.

20 años después, el panorama por suerte cambió y ver bandas en San Miguel, José C. Paz, Martínez, Escobar, San Martín o Del Viso, como fue el caso del último viernes, es tan solo quizás cuestión de paciencia.Ruta 8 y la 26, ahí en donde se puede apreciar la inmensidad del cielo nocturno, pero también el frío se hace notar más que en la urbe, solo resta desandar el último tramo del camino y luego de atravesar el paso sobre nivel del FFCC Belgrano Norte, a escasos metros encontrar Ruta 26, un recinto destacable para ver bandas.Cerca de las 0 horas, recibiendo a los primeros asistentes y también musicalizando a los más distendidos que jugaban los últimos “pooles”, Verga Negra y Predicción fueron las bandas elegidas para abrir la noche.Dos horas más tarde y con gran ansiedad del público, la renovada formación de O´Connor se hizo presente sobre el escenario. El tema elegido para abrir fue “Quien Pudiera”, inyectando de entrada un shock de adrenalina que se mantendría hasta el final del concierto. Bajando tan solo un poco el tempo, “Bendecido” y “Espejismos Del Edén” llegaron desde su más reciente álbum “La Grieta”. Luego siguieron “Pagando Por Tu Actitud” y “Enroscando Al Mundo”, ambas de estribillos coreados y muy festejadas por los seguidores.Turno para “Egos En Liquidación” y cabe destacar que la voz de Claudio llega perfectamente a los diferentes registros vocales que utiliza y esta canción fue un fiel reflejo de eso, un Claudio de pocas palabras pero concentrado en todo momento en el concierto.“La Maldad” desde “Rio Extraño” le daría paso “Sangre Para El Rey” y la explosión del público a pleno agite y pogo. A toda velocidad entraría “Jardín De La Eternidad” sostenido por una banda muy ajustada. Siguieron “Diminitudes” y “No Te Aflijas” y si bien no se puede negar que los cambios de integrantes dejaron su marca, es menester destacar que silencioso y de perfil bajo Karlos Cuadrado va levantando la pared que O´Connor necesita en su base junto al ya legendario Pablo Naydón en batería.“Hasta Ser Libre”, de las más festejadas y cantadas en la noche de Ruta 26 continuaba en una lista bien arriba. “Salí A Buscar”, la última canción antes de un quinteto final para destacar.“1976” y “Rio Extraño” fueron los primeros dos, traídos de la etapa más reciente de la banda, interpretados y sostenidos por una guitarra que en Lisardo Álvarez encontró una vez más quién entiende a la perfección lo que la banda necesita. Una viola firme y precisa, el resto se lo dará el rodaje. “Caníbal” y “Se Extraña Araña” pertenecientes a las dos primeras placas del grupo, allá por fines de los 90s, con sonido actual por supuesto, sin dejar por eso de ser clásicos para los más fanáticos.Fuiste uno de los cientos que disfrutó de casi dos horas de show coreando cada canción, sabiendo exactamente lo que ibas a ver y conociendo todos y cada uno de los 8 discos de estudio de O´Connor y el resto del material en estas casi 2 décadas. Entonces seguramente habrás disfrutado de escuchar también un clásico del metal argentino: “Memoria De Siglos”, bajando de esta manera el telón, pasadas las 4 de la mañana.El regreso a casa fue bajo una niebla inimaginada al llegar a Del Viso, que apenas si dejaba ver el camino, misma niebla que pareciera tapar la visión y oídos de muchos que no logran separar ciertas cuestiones y no le prestan la debida atención a la trayectoria de una de las indiscutibles voces del metal argentino. Casi una decena de discos editados por un artista que a pesar de tener que cambiar incontables veces de formación siempre encuentra la fórmula para seguir vivo y estar en constante proceso de creación, detalle para nada menor en un ambiente que por momentos, y sobre todo del lado del público, parece no querer salir de la zona de confort que le brinda el pasado.

Por Sebastián G. Ruiz Díaz
Foto: Claudia Moreira