Dos décadas de Nightwish

Estadio Malvinas Argentinas – 30/9/2018

Celebrando dos décadas de existencia, la banda liderada por Tuomas Holopainen editó en marzo de este año un álbum doble con los mejores temas de su carrera e iniciaron una gira aniversario de nueve meses que arrancó en Norteamérica y que dio en llamarse “Decades”. Para Latinoamérica, cabe acotar, únicamente se reservaron cinco fechas: en Brasil, Argentina, Chile, Colombia y México. La cita nacional fue en el estadio Malvinas Argentinas y hubo dos invitados, Boudika y Delain. Y con el plus de que aquí grabarían DVD en vivo.

El crédito local, Boudika, dio un show correctísimo que comenzó un cuarto de hora antes de las 19 hs. donde se destacó la solvencia y experiencia del grupo en este tipo de actuaciones como “banda soporte”, como así también el cover de Within Temptaion “Paradise (What About Us?)”.

Delain era la tercera vez que visitaba el país y este fue su cuarto show en la Capital Federal (el primero fue en el salón Reducci en 2013 y en 2017 tocaron en el Luna Park y El Teatro Flores). El set-list estuvo compuesto en un sesenta por ciento por temas de su último disco de estudio, “Moonbathers”. El concierto comenzó con “The Monarch”, “Hands Of Gold” y “Suckerpunch”, y promediando el show tuvieron la presencia estelar de Marco Hietala interpretando a dueto con Charlotte la canción “Sing To Me”, grabada por el propio bajista finlandés en el disco “The Human Contradiction”. Un gran recibimiento tuvo esta banda holandesa que promete volver pronto.

El de Nightwish fue un concierto único e irrepetible con una lista de temas especial, llena de sorpresas y clásicos que hacía años no eran tocados en vivo.

El show se largó con Troy Donockley solo en el escenario ejecutando “Swanheart”, mientras la máquina del tiempo nos trasladaba a la época de “Oceanborn” para luego avanzar hacia “Once” ya con toda la banda sobre el escenario ejecutando “End Of All Hope”. Una atrás de otra se sucedieron grandes canciones del grupo, como ser “Wish I Had An Angel”, “10th Man Down” o “Come Cover Me”. Lo raro es que en esta séptima vez en Buenos Aires hayan descartado un tema como “Wishmaster”, pero esto acaso no importó demasiado.

“The Greatest Show On Earth” y “Ghost Love Score” fueron los temas elegidos para cerrar una noche perfecta, en la cual Floor Jansen impactó con su imagen, su carisma y un registro que le permite moverse con soltura entre las canciones de la época de Tarja y las de Anette Olzon. Tuomas Holopainen es el director perfecto para una banda que se sustenta con la energía y fuerza que les imprimen a las canciones Marco Hietala y el baterista Kai Hahto, mientras que Emppu Vuorinen es el socio perfecto para la música creada por el tecladista. En cuanto a Troy Donockley, demostró ser una importante incorporación que aportó un estupendo enriquecimiento musical con su gaita, flauta y vientos en general.

Veinte años después de su nacimiento, con más de dos mil conciertos en su haber y ocho millones de discos vendidos, Nightwish se convirtió en una de las bandas de power metal sinfónico más importantes de Europa, y que vengan a grabar un DVD a Argentina es todo un honor para todos nosotros.
Mención aparte para los fans locales (y leales) de la banda que, pese al mal tiempo y los problemas económicos propios de los últimos dos años, coparon el estadio y pasarán a ser parte del paisaje escénico del próximo trabajo en vivo de Nighwish.

Por Sergio Giambruni
Foto: Andrés Violante