Desde Noruega llegó Taake al país y nos encandiló con un show de culto

Mvseo Rock – 30/9/2018

Luego de la cancelación en el 2015, la banda noruega de Black Metal, Taake, se presentó en nuestro país. También toco la banda de Black/Death Metal, Aeternus, proveniente del mismo país que la banda principal.  El lugar elegido fue Mvseo Rock.
Como en todas las otras fechas organizadas por “Macabra Records Producciones” y “Argentina Extreme Vein”, les dieron lugar a grandes exponentes de la escena extrema local la posibilidad de compartir escenario con las bandas internacionales nombradas. La primera fue Victimario, con una propuesta de Death Metal y la segunda Hermon que regreso para quedarse.

Llego el turno de la primera banda internacional de la noche, Aeternus. Su propuesta se basa en un Death Metal bastante elaborado con guiños al Black Metal clásico de su país de origen. Dieron un show bastante entretenido y con buen sonido. Durante el set, los músicos iban recorriendo el escenario y cumpliendo en forma excelente su tarea. Se destacaron Ares (guitarrista y vocalista) y Gorm (guitarrista) que no paro de interactuar con el público mediante caras, gestos de arengue y gritos. Ese hombre transmitió una felicidad absoluta, no podía creer que estaba tocando tan lejos de su ciudad natal.
Luego de esto se vino Taake. Mucha expectativa había en el aire por ver esta banda, que en realidad es un proyecto unipersonal de Hoest (vocalista en vivo y todos los instrumentos en estudio), pero que a diferencia de otros proyectos similares, consiguió músicos únicamente para hacer las giras.
Se apagaron las luces y con un sonido que rozaba la perfección la banda salió a escena con 3 temas de último disco “Kong Vinter”. La oscura “Jernhaand” y las gancheras “Inntrenger” y “Huset i Havet” que posee un corte de tiempo a la mitad con un riff muy pegadizo.
Ya con las primeras 3 canciones pasadas quedo clarísimo que Hoest es el principal foco de atención. El hombre posee una voz muy poderosa, que pasa de gritos, a una especie de cantos oscuros y las clásicas voces demoniacas del género sin inconveniente alguno.
Además, es un gran showman. Durante todo el espectáculo se comunicó con la gente  a través de gestos, gritos, acercándoles el micrófono para que canten e introduciendo las canciones.  A su vez, se tomó sus momentos para ponerse a un costado en los momentos instrumentales, de revolear patadas al aire, recorrer el escenario y hasta comer caramelos.
La banda que lo acompaña en vivo cumplió de forma impecable. Sobretodo el guitarrista líder (Gjermund Fredheim), que se lució en la ejecución de los solos y los riffs y el bajista, V'gandr, también encargado de los coros. Se dio el gusto de tocar la última canción entre el vallado y el escenario.
El set siguió su curso con “Orm” de su trabajo anterior “Stridens hus”, que junto con otras canciones del set, mostraron la fuerte influencia rockera que tiene el grupo.
Continuaron 3 composiciones del disco “Noregs vaapen”. La poderosa “Fra Vadested til Vaandesmed”, el hit “Nordbundet”, donde Hoest saco una bandera noruega y luego la arrojo al público y enganchada al tema más conocido del grupo sonó la genial “Du ville ville Vestland”.
Luego el grupo se despachó con la hipnótica “Umenneske”, del disco que lleva el nombre de la banda.
Ya entrando en el final del show llegaron las canciones de los primeros álbumes. La tribunera y épica “Hordalands doedskvad I” que género en vivo el mismo clima envolvente que maneja Taake en sus discos. Siguió “Over Bjoergvin graater himmerik IV”, la dueña de unos de los mejores riffs del repertorio (el de la parte final) y donde Hoest se sacó la remera para regalársela a una espectadora. Con el fin de cerrar el recital con broche de oro, la elegida fue “Nattestid ser porten vid I”. Una canción oscura y potente. Excelente elección para finalizar.
La banda saludó, prometió volver y abandonó el escenario dejando en todos los presentes una sensación mágica de haber estado en un evento “de culto” e inolvidable.


 

Fotos y Texto: Ignacio Azzarita