Dark Funeral después de mucho tiempo tocó en Buenos Aires

The Roxy La Viola Bar – 18/10/2018

Luego de 12 años de su última presentación en Buenos Aires, la banda sueca de Black Metal, Dark Funeral, volvió a presentarse en nuestra ciudad.
En esos años la banda editó 2 discos y sufrió varios cambios de formación, así que esta era una buena  oportunidad para verlos en esta etapa y aprovechar la visita.
Había pactadas 2 bandas soportes, Dragonauta y Victimario. La primera aviso durante la mañana que no se iba a presentar, así que solo quedó un acto apertura. 


 

Los muchachos de Victimario, quienes contaban con un grupo de fans entre el público, dieron un show entretenido con una propuesta de Death Metal vieja escuela.

A las 22 horas aproximadamente Dark Funeral salió a escena con 2 mazazos  a pura velocidad, violencia y esas melodías tan extremas que distinguen al grupo. Estos dos temas fueron “Unchain My Soul”, de su último disco “Where Shadows Forever Reing”, y el clásico “The Arrival Of Satan’s Empire”, de su tercer  álbum “Diabolis Interium”.
En las canciones ya nombradas, al menos en mi posición, las guitarras estaban muy bajas y la batería extremadamente fuerte, problema que en parte se corrigió para la mitad de la gran “Vobiscum Satanas” aunque no llegó al nivel sonoro que lograron otras bandas del estilo que nos visitaron hace poco.
Dejando de lado el tema del sonido se pudo ver a una banda afilada, interpretando temas difíciles y muy rápidos sin dificultad alguna. Destaco al cantante, Heljarmadr, quién logra un tono muy agudo, el cual mantuvo durante todo el show sin problemas, y al baterista, Jalomaah, que mantuvo el tiempo durante casi todo el show, cosa difícil, sabiendo que muchas de las composiciones tocadas superan los 220bpm. Párrafo aparte para el guitarrista, Lord Ahriman, único miembro fundador de la banda, principal compositor y centro de todas las miradas.
La lista siguió su curso con la lenta y oscura “As I Ascend” y el tema que da nombre a su primer disco “The Secrets Of The Black Arts”, pogueada salvajemente por todo el lugar.  Y para seguir con el pogo atroz, continuó la pesada y thrashera “Open The Gates”.
Prosiguió una breve intro que dio lugar a “My Funeral”, una pieza brutal y melódica que fue de las más celebradas del evento.
Finalizada la canción anterior, la poderosa “Nailed Them To The Cross” se apoderó de los parlantes. Durante la canción el vocalista tomó una cruz y comenzó a hacer gestos obscenos con ella. El escenario quedo a oscuras y comenzó a sonar lo más parecido a una balada romántica que hay dentro del Black Metal. La sexual y exquisita “Atrum Regina”, mi preferida de la noche.
La banda anuncio que se retiraba con la hipnótica “Where Shadows Forever Reing” donde flamearon una bandera con el logo del grupo. Terminaba la canción los músicos bajaron  a saludar al público y se retiraron.
Habíamos visto un buen show, ¡pero de solo 56 minutos de duración! El grupo toco 10 canciones cuando el setlist en sus presentaciones como cabeza de cartel en el resto de la gira Latinoamericana es de 16. No se sabe él porque del fuerte recorte a la lista pero sin duda afecto de forma negativa al producto final. Pese a esto, Dark Funeral conmovió a todos, y eso no es poco.

 

Por Ignacio Azzarita