Vivimos un Metal Paradise Fest a full en España

Metales brillan al sol y provocan el mundo nuevo
duct-red-dark-background.jpg

Se venian unas calurosas jornadas en el último fin de semana de agosto (28 y 29/8) y nos apuntábamos a cubrir un festival muy particular con todos los protocolos vigentes debido al Covid-19. Este festival daría el puntapié inicial para la esperada apertura y vuelta a la normalidad, luego de más de un año y medio de pandemia mundial. Con la acreditación en mano, y luego de los test de rigor, ingresamos al predio y comenzamos a disfrutar de lo mejor.

DIA 1: JINJER Y SU GRAN PRESENTE MAS EL CIERRE TERRIBLE DE KREATOR


Con un día de mucho calor, el cielo andaluz explotó de metal en el Castillo de Sohail, en la localidad de Fuenguirola, con más de 1500 personas que se animaron a vivir una jornada sin traumas pandémicos y con total naturalidad.

Todo comenzó puntual y nos regocijamos con el folk metal de producción local y con bandas como Lèpoka y Saurom. Los chicos de Lèpoka, que son de Castellón de la Plana, le pusieron su impronta a la apertura del festival, ataviados con trajes de monjes franciscanos y desarrollándo su música de la mejor manera. Por su lado, los Saurom, oriundos de Cádiz, San Fernando, tierra de Camarón de la Isla, siguieron con la misma línea temática y concluyeron el set invitando a los Lèpoka a compartir un tema juntos. Buen inicio del evento con ideal recepción del público.

La tercer banda que apareció en escena fue Crisix, grupo de metalcore catalán. Estos chicos de Barcelona, enfundados en camisetas y bermudas, hicieron honor a la vieja escuela del hardcore/thrash con un cantante provisto de una voz gutural excelente, a lo Phil Anselmo. En los bises subió con una moto de repartidor de pizza y cantó el hit del grupo: "No Tips for the Kid" (No hay propinas para el chico). Terminaron el show con un medley muy contundente que encadenó: "Fight for Your Rights" de Beasty Boys, "Walk" de Pantera y "Seek and Destroy" de Metallica. Un muy buen final para el set.

Luego de estos tres grupos locales, se vino el plato fuerte con Jinjer. Esta banda ucraniana que acaba de sacar disco nuevo, y que es la mimada por el periodismo especializado actual, inundó el escenario con un metal técnico con muchos cambios de ritmo. Sonaron bien ajustados en el escenario y con el aliciente de tener a una cantante femenina con una voz gutural muy particular. Hicieron un show contundente repasando parte de sus cinco discos.

Después de este vendaval, se vinieron los "abuelitos" del thrash alemán que, por supuesto, no defraudaron. A los que somos de la vieja escuela, Kreator nunca nos va a fallar. Mille Petrozza sigue comandando como Dios manda al grupo y fue increible como me explotaron en el pecho los tambores bien acústicos, sin trigger, de la batería de Jürgen Reil. Desde su creación hasta el día de hoy, Kreator ha editado 15 discos tan pirotécnicos como los fuegos artificiales que coronaron y cerraron la noche. Un gran final que emocionó a todos.



DIA 2: TARJA, LA GRAN FIGURA, SECUNDADA POR EL THRASH DE DESTRUCTION


Otro día de gran calor, bien domingo, y con el público que fue sumándose de a poco y cumpliendo con todos los protocolos vigentes. Abrieron los Siddharta, banda local de Fuenguirola, haciendo un metal más melódico tirando a hard rock. No desentonaron y se fueron aplaudidos por todos.

En el segundo turno se presentó The Ocean con su groove metal mezclado con progresivo. Los alemanes estuvieron a la altura y de a poco se fueron ganando al público. Vinieron sin su baterista original debido a un problema de salud y fue reemplazado de urgencia. El sustituto tuvo una performance muy buena a pesar de tener que aprenderse las canciones del set en muy poco tiempo. El cantante, Loic Rossetti, mostró una conexión total con la gente y terminó entre el público haciendo un stage diving.

Luego de esto, se presentó Destruction, otro de los viejos e icónicos pilares de la vieja escuela. Estos alemanes, tienen ahora en sus filas a un argentino: Martín Furia en guitarra. Todo un honor para nosotros poder verlo en acción haciendo un gran papel.

Los 40 años de trayectoria del grupo se reflejaron en el set realizado que duró una hora, y en el cual se ducedieron temas como "Curse the Gods", "Born to Perish", "The Butcher Strike Back" y "Bestial Invasion". Dejaron sorda, literalmente, a toda la audiencia por bastante rato. ¡Una aplanadora!

A continuación subió al escenario Tarja y todo fue admiración. La ex cantante de Nightwish, y vecina del Castillo donde se desarrolló el festival (vive en España hace bastante), dio clase de lirismo con su voz y recorrió muchos pasajes de su carrera durante el set. Temas de sus cincos discos estuvieron presentes más la versión de "Over the Hills and Far Away" de Gary Moore. La nórdica supo cautivar a todos con su voz y belleza natural. Un punto muy alto de este fin de semana durante esye fantástico Metal Paradise Fest.

Por último, cerraron la jornada, y el evento, los Eluveitie, con su metal con voces guturales mezcladas con sonidos de gaitas, flautas, arpas y demás instrumentos folklóricos. Con todo su bagaje musical, lograron crear una atmósfera renacentista que encajaba justo con el Castillo de Sohail. Cierre ideal y relajado para otra jornada emocionante y que se disfrutó como pocas veces. La gente pudo olvidarse por unos días de la pandemia y fue un paso adelante para volver a la ansiada normalidad, y de eso fuimos testigos.

Por Walter Rodríguez Manes (corresponsal exclusivo en España)

Encabezado 2

Encabezado 6
duct-red-dark-background.jpg

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6