Iron Maiden derribó todas las barreras

Estadio Vélez Sarfield - 12/10/2019

Veníamos de hacer la cobertura en Rock In Río (monstruoso show de Maiden) y, luego de emocionar os con el homenaje realizado en el Congreso de la Nación, nos llegaba la oportunidad de verlos nuevamente en vivo en Vélez. Una nueva función de este "teatro del metal" itinerante que es la gira de "Legacy Of The Beast" nos esperaba para sorprendernos nuevamente. Hacía allí fuimos y te contamos todas las vivencias.

 

LA NOCHE MAGICA

 

Comenzamos la noche en un bar lindante al estadio haciendo la previa y brindando por lo que vendría. Recordamos entonces, que esta gira se inició el año pasado en el mes de mayo y que Efecto Metal había cubierto la gran presentación de la banda en el festival Hellfest. En ese momento ya le habíamos dicho a los lectores que el show nos había impactado sobremanera. Lógicamente, el tour tuvo su derrotero mundial y el sábado 12 de octubre fue el día elegido para que explotara en Vélez.

Lamentablemente el día comenzó con lluvias torrenciales que sólo amengiaron hacia las 16 horas, poniendo incógnitas lógicas sobre si se hacía o no el evento. Obviamente que ante consultas que la gente nos fue haciendo por las redes, la respuesta fue una sola: "A eso de las 20 horas dicen que estará todo OK y que el show de Maiden no se suspende por nada en el mundo". Era tal la ansiedad de la gente que desbordaba todo límite (muchos hicieron noche en las inmediaciones del estadio para poder entrar entre los primeros). Por suerte el tiempo se portó y, a pesar del diluvio en la previa, todo estuvo más que bien a la hora crucial.

Ya dentro del estadio, y a la hora señalada, Serpentor inició la jornada con un thrash poderoso e incisivo. En los dos primeros temas tuvieron algunos problemas de sonido, pero lograron redondear un set de buena factura. La gente los recibió de la mejor manera y agitó en todos los temas. 

Luego se vino The Raven Age, banda que vino en la gira con Maiden y que cuenta en sus filas con George Harris, el hijo del mítico bajista de la Doncella de Hierro. Si bien también habían teloneado a Maiden en la última visita (2016), esta presentación fue más determinante. Con cantante nuevo y un disco a presentar, hicieron un show potente y más pesado. Con un estadio ya colmado en ese momento, pudieron destacarse y hacer conocer varios temas de"Conspiracy". El día anterior habíamos tenido la oportunidad de entrevistar a George Harris y a Matt James en el hotel, y en Vélez ratificaron sus dichos: "Estamos en un muy buen momento y queremos demostrárselo al público argentino". ¡Y vaya si lo lograron! (podés leer la nota completa en www.efectometal.com).

Cuando terminó el show de The Raven Age, el estadio era una caldera a punto de explotar. ¡Pocas veces vimos un lleno tan impactante! Más de 45.000 personas atestaban cada centímetro cuadrado del predio. Un río de cabezas y brazos extendidos esperaban con ansias el inicio del gran show de Iron Maiden y que, según se había podido ver en otros países, de la mejor gira del grupo en toda la historia.

A las 21:22 horas arrancó el set con la clásica intro y todo voló por los aires cuando los primeros compases de "Aces High", con el spitfire como parte de la escenografía colgando sobre el escenario, empezaron a sonar en el predio. Nunca hubiera sido mejor un inicio de show para demostrar todo lo que se iba a venir después. Fue una verdadera masacre sonica y visual.

Siguieron con "Where Eagles Daré" y fue increíble la interpretación de "2 Minutes To Midnight". Bruce Dickinson está en un nivel supremo y según sus palabras se vienen más visitas y a estadios con más capacidad: "Lástima que hoy el lugar no es más grande. La próxima vez tocaremos 2 o 3 noches en el Fucking estadio de River Plate". Obviamente que se vino abajo el estadio con esta afirmación. Quedaba instaurado que Maiden volvería por más. Es que en realidad, la banda cada vez tiene más fans a medida que se suscitan las visitas y ese amor es eternamente fiel.

Este sold out 2019 tuvo mucho que ver también con la magnitud de la gira, con un sonido impresionante y con una escenografía que cuenta con cambios constantes de telones, accesorios y efectos. A esto hay que sumarle un setlist que resume en forma perfecta la carrera de la banda.

"The Clansman", un himno a la libertad, saltó desde el disco "Virtual XI", álbum donde cantó Blaze Bayley, al escenario de Liniers con un brillo inusitado. El coro de la gente le dio un toque especial como así las banderas de Inglaterra y Argentina, le propinaron a "The Trooper" un clima especial y con menos rechazo por esa parte del público que en otras visitas se había pronunciado en forma hostil.

El show fue transcurriendo como si fuera un recorrido histórico de lo más destacado de la banda. Otro punto alto fue"Flight Of Icarus" con un Dickinson provisto de dos lanzallamas que decoraron con lenguas de fuego el espacio que rodeaba al cantante. Ni hablemos también del momento especial que se vivió con "Fear Of The Dark" con la gente dejando el último aliento y cantando cada estrofa del tema como lo hicieran en la primera visita de la banda en Ferro (1992).

"The Number Of The Beast" y "Iron Maiden" cerraron una noche colosal, inigualable y endemoniada.

Pero eso no fue todo, se vinieron los bises con tres temas de una factura sin igual: "The Evil That Men Do", "Hallowed Be Thy Name" y "Run To The Hills". ¡Que decir después de este vendaval histórico! Todos atónitos despidiendo a la banda con Nicko tirando sus palillos y su sonrisa al público, mientras Steve Harris, quien el viernes había jugado un partido con Claudio Caniggia y amigos, se emocionaba al ver la marea humana que se mecía delante de él. La tripleta de violeros estuvo maravillosa y Bruce resume en su persona todo lo que un frontman debe hacer sobre un escenario.

Fin de una noche soñada, mágica de principio a fin. La mejor noche de Iron Maiden en Argentina, no me caben dudas. Mientras tanto, las calles de Liniers iban albergando la salida de la multitud y las pizzerías de la zona se preparaban para recibir a una masa hambrienta y emocionada. Pocas veces el heavy metal estuvo tan arriba. ¡Up The Irons!

Por Ricardo Puiggrós
Foto: Andrés Violante
Nota: Si querés ver más fotos de este show, andá a Galerías de Fotos

Encabezado 2

Encabezado 6

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6