Carajo y la sana costumbre de dar un show de la hostia

Arena Pinar de Rocha – 19/4/2019

Siempre sorprenden. Tanto en sus shows en el Luna Park (esos que normalmente se dan en un cierre de año), como esos otros que se ejecutan en lugares más reducidos. Lo cierto es que la trayectoria de Carajo dentro de la escena musical es tan grande, que sabe cómo adaptarse perfectamente a cada circunstancia. Y, lo mejor de todo, siempre tiene un as debajo de la manga a la hora de brindar un espectáculo de primera línea.

Formados hace poco más de quince años, este trío que mantiene la alineación original desde sus inicios, se dirigía esta vez hacia el oeste de la Provincia de Buenos Aires, más precisamente hasta el Arena Pinar de Rocha. Un lugar que me tocó visitar por primera vez aquella noche y me ha dejado, sin lugar a dudas, una impresión más que satisfactoria. Cómodas instalaciones para disfrutar de un evento de categoría. Lo mejor de todo, el sonido.

La primera banda en saltar a escena fue Sobrevivencia. Tres grandes músicos que se llevaron una buena cantidad de aplausos por parte de los que, de a poco, se iban acercando al lugar. Buenas voces, buenos riffs, mucho “power”. Así se desarrolló el setlist de una agrupación que me hizo acordar mucho a Carajo, justamente, pero en sus comienzos. Un escenario elevado, hacía que todos los presentes pudiesen disfrutar de lo que iba pasando arriba del mismo desde cualquier punto. 

En segundo lugar, el turno fue de Afterlife. Una muy pero muy buena banda encabezada por Bela, en voces, quien supo ganarse rápidamente el cariño de los espectadores con su impronta y, sobre todo, con un talento que sorprendió a más de uno. Buenos covers y composiciones propias que dieron ganas de buscar el material para pegarle una repasada en casa.

Luego, llegó el turno de los principales protagonistas de la noche. Cerca de la hora 22 se desplegó sobre el escenario de Pinar de Rocha, un telón negro que impedía apreciar los preparativos de los músicos que eran cabeza de cartel. Tan sólo veinte minutos más tarde, todo se descubrió. Carajo arrasó con un setlist que logró repasar la carrera hasta estos días, sin dejar de lado algunos de los tracks que forman parte de su nueva creación discográfica llamada “Basado En Hechos Reales”, tales como “Fin Al Dolor”, “Cenizas” y “Advertencia”, por citar algunos casos. Un disco que resulta ser un libro recopilatorio de fotos y vivencias al que se le suma un código de descarga digital del álbum junto con contenido audiovisual. Una apuesta moderna, que va en concordancia con los tiempos que vivimos y en los que, los formatos físicos van quedando un poco de lado.

“Chico Granada”, “El Error” y “Luna Herida”, son algunos de los clásicos que sonaron en un concierto que se extendió por poco más de dos horas.

“Joder”, “Triste”, “Sacate La Mierda” y “Acorazados”, dijeron presente en la noche y estuvieron a la altura de un espectáculo que, ya para su promedio, tenía tintes de deslumbrante. Mencionando el apoyo brindado al público que se acercó desde varios puntos (incluso desde el exterior, como la gente del fan club de Paraguay) para presenciar el espectáculo, Marcelo “Corvata” Corvalán se mostró agradecido por el esfuerzo de la gente al comprar los tickets en un momento económicamente difícil para la mayoría de los ciudadanos de Argentina.    

“El Error” y “Ácido”, fueron cuatro clásicos que no se quedaron afuera y que iban cerrando una velada perfecta. Un cierre que se terminó dando con el ya viejo conocido y excelentemente interpretado “medley” de Pantera; un mix de acordes y riffs que resumen los grandes éxitos de la banda de los hermanos Abbott.

Sonaron increíble, me animo a decir que fue de lo mejor del último tiempo que me ha tocado escuchar en vivo y eso también es un punto a favor del recinto, en donde la acústica es maravillosa. La gente, como siempre, los acompañó en cada canción. El pasado los formó como banda y los hizo crecer; el presente los tiene transitando por un momento de elite y, el futuro, seguramente será auspicioso y traerá consigo algún ingrediente de perfección como es de costumbre, para tres músicos que parecen no tener techo. Jamás defraudaron y, esta vez, no fue la excepción.

Por Lucas Barrionuevo

Encabezado 2

Encabezado 6

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6