Abbath, el show que no fue

Palermo Club - 13/11/2019

Es muy triste cuando un recital que uno tiene muchas ganas de ver es suspendido por alguna causa de fuerza mayor, pero es aún más doloroso cuando esa causa es la mala salud del artista. En este caso, Olve Eikemo, mejor conocido como Abbath (cantante y guitarrista), dejo en evidencia su problema con las adicciones. En las próximas líneas vas a poder enterarte de todo lo que sucedió en el día.

El primer gran inconveniente fue causado por una demora en los vuelos, lo que provoco que la banda llegue tarde al país, hecho que en el momento no pareció arruinar el humor del líder de la misma que estuvo en la puerta del recinto compartiendo momentos muy divertidos con sus fans. Luego se demoró la apertura de puertas, cosa lógica debido al retraso antes mencionado, pero se empezó a correr el rumor de que el vocalista no se encontraba del mejor humor ni en buen estado. Antes de que se permitiera el ingreso al local, él mismo salió al balcón a saludar a la gente, gesto que brindó tranquilidad a las aproximadas 150 personas que había en la calle.

A las 21 horas el público ingresó al evento y la primera banda invitada, Descarnado, comenzó a tocar. Dieron una presentación muy entretenida, con una propuesta muy sólida de death metaltécnico. Una banda para tener en cuenta.

Continuaron los Medium, agrupación de black crust que cuenta con miembros de Avernal y Dragonauta en sus filas. Al ser de un estilo más similar al del acto principal contaban con más seguidores entre la gente. Su show fue muy potente e interesante.

Alrededor de las 22 horas, Abbath bajó del camarín y emprendió su alocado camino al escenario. Comenzó a saltar entre la gente, sacarse fotos y festejar con sus adeptos que no podían creer su buena onda. Hasta se dio el gusto de romper una guitarra entre los fans. Al llegar al vallado estuvo un buen rato haciendo gestos y caras mientras los músicos lo esperaban en el escenario. En este momento pudimos notar que faltaba "Raud" (guitarrista), que según trascendió, llego a pelearse a golpes con Abbath. Ya arriba del escenario el ex líder de Immortal, intento arrancar el recital al menos dos veces pero no pudo. Dejó su guitarra en el piso y se arrojó a la gente, que lo recibió con abrazos y bañándolo en cerveza. Este hecho se volvió a repetir pero de a poco iba perdiendo la gracia.

Pasados alrededor de 20 minutos que duraron los acontecimientos mencionados ya todos nos habíamos dado cuenta que Olve no estaba en condiciones para dar un show. Se caía, balbuceada y no podía tocar su guitarra correctamente. Sin embargo la esperanza volvió por unos segundos cuando comenzaron a tocar “Tyrants”, clásico de su ex banda, lástima que la versión duro menos de dos minutos. 

Luego sucedió una de esas cosas que creí que jamás iba a ver en vivo. El músico se sacó su guitarra y la arrojó a la audiencia que se dividía entre los que se divertían y los que se estaban enojando, dándose cuenta de que el recital no se iba a realizar. Dato de color es que luego se pudo ver a varios asistentes con pedazos de guitarras caminando por el barrio de Palermo.

Abbath se tiro arriba de sus fans por última vez y fue retirado completamente en mal estado, llorando y pidiendo disculpas por el personal de seguridad.

La reacción de la gente fue una mezcla de bronca y shock. Nadie entendía la situación, la verdad que algo increíble y bochornoso. Cabe destacar que a pesar de todo, no hubo incidentes dentro del boliche y la gente se retiró tranquila.

La verdad que como espectador de recitales de metal extremo hace más de 10 años nunca vi algo así. Me generó un shock tremendo y mucha bronca por quienes pagaron su entrada con la intención de distraerse y darse un gusto en estos días tan difíciles. Ojala se pueda solucionar todo esto y que la gente al menos recupere su dinero invertido.

Para finalizar, si bien deseo que Abbath se recupere de su enfermedad, lo sucedido fue una falta de respeto. Si bien después salió a pedir disculpas a la gente que quedaba en la puerta realmente espero que salga algún gesto de él para tratar de sanar una herida muy grande que dejo en el público argentino.

Por Ignacio Azzarita

Encabezado 2

Encabezado 6

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6
Encabezado 6