S7N, banda mexicana, vino al país y hablamos con ellos

“Nos encantó Argentina y el Cosquín Rock”

S7N es una banda de metal de la Ciudad de México que está muy bien posicionada y que ya cuenta con dos discos editados: “Fearless” (2013) y “Deadline” (2016). Estuvieron visitando nuestro país y formaron parte de la grilla metálica del Cosquín Rock 2019, además de realizar otro concierto en la ciudad de Córdoba y uno más en Capital Federal. Fueron soporte de varias bandas internacionales que visitaron México y siempre son animadoras locales de los festivales que se organizan en su país (Knotfest, Force Fest, Corona Hell & Heaven, Vive Latino).
 

Nos encontramos con dos miembros de la banda, Mao Kanto (voz y guitarra) y Stu Zepeda (batería) y la charla muy amena que tuvimos nos dejó muchos conceptos interesantes mientras degustábamos unas cervezas bien frías.

¿Cómo comenzó la historia de S7N?
Mao Kanto: Mirá, la banda comenzó como me imagino que comienzan todas. Éramos amigos que nos juntábamos y tocábamos covers en distintos lugares. La gente, al tiempo, nos empezó a preguntar porque no hacíamos temas propios. De ahí en más todo se dio muy rápido, fue cuestión de conocer a diferentes personas claves y estar en los lugares apropiados y en el tiempo justo. Un gran amigo mío nos ayudó con el primer disco y con la producción del mismo. A partir de allí (2013) ha sido un viaje increíble. Dejamos de hacer música por diversión y encaramos todo más profesionalmente. Por suerte se han dado cosas geniales e impensadas. Recuerdo que cuando éramos más jóvenes y veíamos videos de Megadeth o Metallica, nos preguntábamos si alguna vez podríamos estar en un escenario y tocar como ellos, eso para nosotros sería un sueño. La verdad es que de a poco se nos viene cumpliendo ese sueño, por suerte la gente nos aceptó muy bien e hicimos un camino bastante rápido. Recuerdo nuestro show como apertura de Ghost y en todos esos festivales en donde tocamos. Hicimos un gran trabajo, nos esforzamos en todo momento y la conclusión es que si realmente querés algo y lo soñás, podes hacerlo posible.

¿Cuáles bandas los influenciaron en los comienzos?
Mao Kanto: Las bandas de los 90s nos marcaron a todos nosotros. Metallica, Megadeth, Pantera, Testament, ese metal poderoso y verdadero.

Para vos, Stu, que sos el más nuevo en la banda, el estreno te marcó mucho, ¿no?
Stu Zepeda
: Sí, por supuesto (risas). Mi primer show con la banda fue justamente en el Festival Corona Hell & Heaven, en mayo del año pasado. Resulta que entré al grupo y justo tenían este compromiso tan importante. Bueno, de hecho, me tuve que adaptar muy rápidamente y por suerte todo salió muy bien. Yo estaba en otra banda y conocí a los chicos por un amigo productor en común. Siempre pensé que el baterista de S7N debía ser yo (risas). Desde la primera charla hubo buena química y después de varias cervezas todo fluyó muy bien (risas). De afuera los veía como una banda muy sólida, con buen estilo y siempre dando los pasos correctos. Ahora somos un verdadero grupo de amigos sobre un escenario nos divertimos, la pasamos bien y eso la gente lo nota.
Mao Kanto: La verdad es que somos muy afortunados por haber llegado hasta acá. El hecho de haber construido todo en forma independiente, y ya desde nuestro primer tema haber tenido química con la gente, es algo impagable. Es muy importante el trabajo que hay en S7N y además le damos mucha importancia a nuestros seguidores, les damos mucha cabida. Te cuento que cada año nos juntamos con ellos y hacemos un ensayo abierto y luego una comida. En ese ensayo, los hacemos participar y los que desean pueden tocar el tema que elijan con nosotros.

El segundo disco que han sacado (“Deadline”) los estabilizó y confirmó como banda y con muy buenas críticas de la prensa. ¿Cómo lo vivieron?
Mao Kanto: ¡Fue increíble! Lo hicimos con plata que aportaron los fans que nos ayudaron y a los cuales los invitamos a participar en un video. Una vez que hiciste el primer disco, sabés que el segundo tiene que ratificar todo y que te marcará donde estás parado y como se definirá la historia. La verdad es que fue una revelación y salió como uno de los mejores discos para la revista Rolling Stone versión Latinoamericana. La crítica nos dio un gran respaldo y a la gente le encantó.

¿Cómo se maneja en México eso de cantar en inglés?
Stu Zepeda: Probablemente nosotros estemos más acostumbrados a eso por la proximidad de EE.UU. La gente no lo ve como algo raro o descabellado. Personalmente, nosotros creemos que el Heavy Metal suena mejor en inglés y aparte te abre más puertas en el exterior.
Mao Kanto: Te pongo un ejemplo, a mí me gusta la Ópera, pero no sé italiano ni otros idiomas. Lo que me emociona es la música independientemente de las letras. En el caso del Heavy Metal es lo mismo. Pero te comento que ya la gente nos viene pidiendo que hagamos algún tema con letra en castellano, así que por ahí, en un futuro cercano hagamos algo así, y tendrá que ver con nuestra visita a la Argentina. No podemos adelantar mucho, ya verán lo que sale. Será una verdadera sorpresa.

No es tan común ver tres guitarras en una banda, ¿cómo se dio?
Mao Kanto: Se dio porque al ya haber dos guitarristas, yo y Guillermo (García), invité al hermano de un amigo, quien también tocaba la guitarra, a unirse al grupo. Guillermo no quería pero yo insistí, hasta llegué a insinuar que si no era así, yo también dejaba el proyecto. Obviamente que todo se arregló e Israel (Monroy) fue el tercer violero. Esto nos permite reproducir en vivo los temas tal cual fueron grabados y con los mismos arreglos. Hay que decir que en vivo a veces dejo la guitarra y solo me dedico a cantar y saltar (risas). Me encanta comunicarme con el público y arengar.

Hablemos en concreto de Cosquín, ¿cómo fue que los invitaron a tocar?
Mao Kanto: A un promotor local le llamamos la atención y nuestra manager se empezó a comunicar con gente de la producción a ver si podíamos formar parte de la grilla. Ella mucho no nos contaba y nos dio la noticia cuando todo estaba confirmado. Fue una gran noticia ya que nosotros siempre quisimos venir a tocar en Sudamérica, y en especial a la Argentina. El Cosquín es realmente un festival muy importante tipo como el Vive Latino, el festival más importante de nuestro país. Teníamos la referencia de bandas argentinas de metal como Hermética, Horcas, O'Connor, Plan 4, entre otras. Con estos últimos, hicimos una buena amistad y justo nos tocó en la grilla después de ellos y antes que Horcas. Fue un verdadero honor para nosotros y el show estuvo genial. La gente nos aceptó desde el primer momento y además, ya sabíamos de lo apasionado y aguerrido que es el público argentino. Son como hinchas de fútbol y cada banda tiene sus fans y seguidores fieles. Si les gustás, te bancan a muerte. Para nosotros este Cosquín era un reto grande y todo salió de maravillas. Además de eso, hicimos otro show en la ciudad de Córdoba y luego en Buenos Aires también conseguimos una fecha. Lo que no se pudo dar fue acompañar en vivo a Plan 4 en su show en El Teatrito ya que se habían ido algunos integrantes de nuestra banda. Estuvimos igualmente con Stu para hacerles el aguante a los chicos.
Nosotros vinimos a sembrar y ya estamos pensando en volver. Nos encantó Argentina y su gente. Creo que se puede llegar a hacer un buen intercambio de bandas entre ambos países en el futuro.

¿Cómo está la escena mexicana de metal en la actualidad?
Stu Zepeda: En realidad está complicado para las bandas locales y no hay muchos lugares de un tamaño como El Teatrito de Argentina. Los hay muy chicos o muy grandes y eso a veces hace complicada la realización de shows. Igualmente, en los últimos años la escena ha cambiado para bien y el metal está ganando un lugar que antes no tenía. Se están realizando muchos festivales grandes como lo fueron el Corona Hell & Heaven, el Force Fest y este año será el Domination. Todos sabemos que el metal es un género difícil y que nunca se le da el valor que merece.

¿Qué planes tienen para lo que resta del año?
Mao Kanto: Ahora volvemos a México y queremos terminar nuestro tercer disco. Ya hay muchas cosas compuestas y está en proceso avanzado. La idea es terminar de armarlo, grabarlo y a su vez, hacer algunos shows en México. Entre octubre y noviembre tenemos un viaje a Europa para ir a tocar en varias fechas. Si podemos y nos queda un hueco, queremos volver a la Argentina, pero si se complica, estaremos de regreso seguro en 2020.
Stu Zepeda: Muchas gracias por concedernos esta entrevista y un saludo muy grande a los fans argentinos y en especial a los lectores de Efecto Metal.

Por Ricardo Puiggrós

Foto: Romina Gillón