La voz de Bobby Blitz nos aclaró un montón de cosas antes de su venida al país

“No puede haber un show de Overkill sin “Elimination” o “Rotten To The Core”

Overkill viene a la Argentina a fin de mes (tocará el 31 de enero en el Teatro Flores) y contactamos al histórico Bobby Blitz para que nos contara sobre la visita, pero fundamentalmente acerca del nuevo disco del grupo que sale en febrero, más algunas anécdotas históricas. El Skype acercó su voz amable pero acelerada, y enseguida supimos que sería una charla muy particular. Un músico emblemático de la movida Thrash con Efecto Metal.

¿Que nos podés adelantar acerca de “The Wings Of War”, el nuevo disco que sacarán en febrero vía Nuclear Blast? ¿El disco sigue la línea de “Last Man Standing”, el video lyric adelanto que subieron a la web?
Sobre el nuevo disco te diré que tiene como una química nueva, la banda tiene una nuevo aire desde que se incorporó Jason (Bittner) en batería, uno de los mejores bateristas no solo de Thrash Metal, sino que creo que es uno de los mejores bateristas que hay hoy por hoy en la escena del metal mundial y ¡que además es fan de Overkill! Creo que el resto de la banda supimos captar todo lo que Jason tenía para ofrecer y que una muestra de eso es “Last Man Standing”, el video que vos mencionabas y que es una muestra del nuevo poder de Overkill. De todas formas creo que “The Wings Of War” es un disco diverso, no solo es la velocidad de “Last Man Standing” o el Thrash Metal costa este que todos conocen de nosotros, contiene mucha melodía, partes muy brutales de batería, guitarras melódicas, voces melódicas también, van a poder encontrar punk rock, pero si te tuviera que decir que es lo que más caracteriza al nuevo disco te diría que es la “precisión quirúrgica” de Jason en la batería, lo que nos permite pasar de una parte melódica a una parte absolutamente brutal en un paso, lo cual es muy copado. Estoy muy entusiasmado y ansioso por la salida del álbum.

¿A que apuntan las  temáticas de las letras del nuevo disco?
Siempre trato de escribir sobre lo que sé, principalmente escribo sobre  emociones, de cosas que pasaron desde que editamos nuestro disco anterior, cosas que te pasan en el día a día, vos sabés, problemas personales, logros personales también, hay momentos malos pero también los hay buenos y muchos. En la escena hay un montón de gente que te demuestra lealtad y compromiso y eso te hace sentir muy bien porque te ayuda muchísimo en la parte anímica. Estar en una banda es algo serio, grabar un disco es algo serio, pero si vos mismo no te tomás en serio y no te respetas, terminás afectando el producto final del grupo y a tus compañeros. Pero al final de cuentas grabar este disco fue un proceso que terminó siendo divertido y eso se refleja en las letras y la energía de la música. 

¿En el show que darán en Argentina harán varios temas nuevos o se remitirán a los clásicos del grupo?
Creo que haremos un mix, obviamente que los fans siempre quieren escuchar las canciones clásicas de Overkill, más teniendo en cuenta que hace muchos años que no tocamos en Buenos Aires. Personalmente me gusta tocar canciones nuevas, mostrarles a los fans la actualidad de la banda así que sonarán varias canciones de “The Wings Of War”, algunas de “White Devil Armory” y de “The Electric Age”, pero claramente que tocaremos también el material clásico porque fueron esas canciones las que nos dieron una buena reputación en la escena, y son las que nuestro público nos pide, no puede haber un show de Overkill sin “Elimination” o “Rotten To The Core””. Nosotros nos debemos a nuestros fans

El año pasado editaron “Live In Overhausen”, un DVD en vivo. ¿Los dejó conformes en cuanto a la aceptación que ha tenido?
Si, totalmente, creo que es una de las mejores grabaciones en vivo que hemos hecho. Nuestra performance arriba del escenario fue muy buena, la producción del DVD fue tremenda, suena como si fuese un disco de estudio, increíble, tiene un sonido muy poderoso. Y lo que más me gustó es que tuvimos involucrados en todos los detalles, desde la elección del recinto para grabar, el merchadinsing, en detalles como la elección de los camiones para transportar equipos, estuvimos presentes en cada aspecto de la producción, hasta la idea de que los tickets fueran un souvenir para el público y que pudiesen tener un recuerdo agradable del show; y lo bueno es que esa idea gustó muchísimo a los fans, ¿sabés? Es muy bueno decir: “esa no fue una idea de alguien más, esa fue nuestra idea” (lo dice con énfasis).  Esas cosas hacen que el resultado de “Live In Overhausen” nos dejara por demás satisfechos y contentos.

¿Qué expectativas tienen de tocar en el Megacruise, el crucero que organizará Megadeth en octubre?
Será muy pero muy divertido, ya tocamos en el 70000 Tons Of Metal y es como estar de vacaciones (risas), te relajás completamente y no es para nada como estar en medio de un tour (risas). Además somos muy buenos amigos con Dave (Mustaine) desde los comienzos de Megadeth, desde “Killing Is My Business”. Creo que serán 5 días de headbanging, de estar mucho en la pileta, tomar mucho sol y de preparar tragos con papaya y mango, ¿qué otra cosa más podés pedir? (risas).


Se les viene un año con mucho trabajo para Overkill debido a la presentación del nuevo disco, ¿cómo se preparan para afrontarlo?
Sin dudas será laborioso, pero será divertido también. Cuando sacás un disco nuevo lo que más querés es trabajar en su difusión como en las presentaciones en vivo, mientras más notas y más recitales hagas por todo el mundo, es mejor para mí (risas). Me estoy cuidando físicamente, tengo una bicicleta fija en mi oficina y regularmente hago ejercicio, hago deportes por más que no salga de gira, con el tiempo aprendés a cuidarte. Además cuando estás de gira todo el tiempo te estás ejercitando aunque no te des cuenta, ¿me entendés? Tenés que subir al escenario todos los días, saltar, correr, ir de un lado al otro del backstage, personalmente creo que es algo muy emocionante. No veo la hora de salir de gira (risas).    

¿Es verdad que en tu tiempo libre te gusta comprar motos y autos vintage?
Si, tengo un par de viejos Chevrolet, un Corvette de 1974, un Chevelle de 1967, son autos con grandes motores de bloque, muy rápidos. Otra cosa que hago es ir a las exposiciones de autos clásicos y ayudar a un amigo coleccionista, lo que me permitió irme metiendo de a poco en ese mundo y conocer gente que le gusta lo mismo que a vos, es gente muy buena que si ven que tenés algún problema con tu auto vienen y te ayudan a repararlo, ¿me entendés? Es algo muy bueno eso, que se genere esa empatía entre personas que se conocen poco. Cuando tenés un auto bastante viejo como es el caso de mi Chevelle del 67, es de suma ayuda tener amigos que te ayuden a conseguir autopartes y repuestos, ¡es un maldito auto de la década de los 60, man! (risas), pero es mi auto preferido, más rápido que el demonio mismo, motor de 6.7 litros, es una locura lo rápido que es. En cuanto a mis motos te diré que no son tan viejas, son de finales de los 90s. Tengo una Harley Davidson Softail que tiene una apariencia tremenda, parece esas motos de que usan los bandidos o forajidos, (risas) ¡La amo! Es muy rápida, no hace mucho le cambié los pistones para que tuviese mejor compresión. Lo único es que no salgo a dar vueltas en invierno nunca más, ya que afecta mucho mi salud por el extremo frío que está haciendo en New York en estos últimos tiempos (NDR: al momento de la entrevista hacían -18º centígrados), así que espero a la primavera y verano para quemar ruedas por ahí, muchas veces hasta 3 o 4 días en una semana.      


¿Recordás algunas anécdotas graciosas tanto del legendario festival “Metal Hammer Road Show” de 1986 junto a Anthrax y Agent Steel, como de la filmación del icónico video clip “Elimination” de 1989?
(risas) Mirá, el “Metal Hammer Road Show” fue muy emocionante para nosotros porque fue nuestro primer tour. Solíamos hacer fechas viernes, sábado y domingos, pero después retornábamos a casa. Ése fue nuestro primer tour realmente, y lo que lo volvió tan interesante es que era un tour en los comienzos de la  escena Thrash en EE.UU, no sabíamos con qué nos podíamos encontrar, ¿me entendés? No sabíamos que esperar tanto de los lugares de los conciertos como de las reacciones de los fans, mientras viajábamos especulábamos e incluso apostábamos entre nosotros sobre qué nos tocaría afrontar en tal o cual lado. Me acuerdo que en nuestro primer show nos pintamos las letras que forman la palabra “Overkill” repartidas en nuestras las nalgas y no se lo dijimos a nadie, así que cuando terminamos de tocar nos bajamos los pantalones, juntamos nuestros culos y se leía “Overkill” (risas), fue algo muy divertido (más risas). Con respecto a la grabación del video clip de “Elimination”, me acuerdo que el director nos puso por contrato que estuviésemos sobrios, él venía de trabajar con bandas de Rap y no quería seguir renegando (risas). Toda la idea fue de él, no nuestra, solo hicimos los que nos dijeron. Lo grabamos en un depósito en Brooklyn, New York y fue un proceso bastante simple, ahora que recuerdo, ya que la mayoría de las tomas fueron individuales, no toda la banda tocando junta con en videos anteriores que habíamos hecho o visto de otras bandas, en este caso todas las luces te apuntaban solamente a vos a algún otro integrante de Overkill. Fue algo como raro en su momento, pero el resultado nos dejó muy satisfechos.

¿Qué nos podés contar sobre “Chaly”, la mascota de ustedes?
Chaly es parte muy importante de la banda, está con nosotros desde antes de que grabásemos el primer disco. En un comienzo fue más parecido a un dibujo animado, pero con el tiempo, sobre todo cuando empezamos a grabar discos de estudio, Chaly se volvió parte importante de nuestros artes de tapa. Por cierto, se pronuncia “Chaly” (NDR: pronunciación textual), es como si fuese un “Charly” sin la letra “R”, lo aclaro porque la mayoría de la gente suele pronunciarlo mal (risas)”

Por Coco Cabrera