Estuvimos con Gavin Rossdale, de Bush, antes de su show en Argentina

“La clave del éxito es hacer todo con pasión”

Una historia que comenzó allá por el año 1992 y que se enriqueció con el paso del tiempo, ha posicionado a Bush como una banda referente que se destacó por navegar siempre los mares del éxito. Hoy, con casi 30 años de trayectoria, no se bajan de la cresta de la ola y redoblan la apuesta con la creación de un disco más pesado. La visita de la banda a la Argentina nos dio la chance de conversar con Gavin Rossdale, vocalista y principal compositor de la agrupación. A esta altura, un ícono ya del género.

¿Qué significa para ustedes girar junto a Stone Temple Pilots hoy por hoy? Son dos grandes bandas con muchísima historia…

La verdad es que estamos muy felices de girar juntos, de haber llegado a este tour Latinoamericano y estar en países como la Argentina, después de tanto tiempo. Somos muy amigos entre las bandas, en los camarines y en el backstage estamos juntos. Cada noche damos juntos lo mejor que tenemos y cambiamos. A veces cierran ellos el show, a veces nosotros. Tenemos muy buena química. Particularmente yo, estoy hecho un fuego.

 

¿Con qué expectativas vivís cada show, a esta altura de tu carrera? ¿Seguís teniendo la misma ansiedad que antes?
Uff!, lo vivo con tanta felicidad. El hecho de volver a ciertos países después de un largo periodo me pone más vivo. No hemos venido a Latinoamérica antes porque se dio que hubo gente que manejaba los tours, que no veían la importancia que era para nosotros como banda venir a estas ciudades. Para ellos era una cuestión de dinero, pero no para mí. Esto es más que dinero, es mi vida. No quiero hacer nada mas que tocar música y estar en escena. La gente es lo mejor del mundo, lo viví Brasil y en Perú.

¿Cómo te recibió el público de Sudamérica?
Tengo la suerte de encontrarme en cada gira con gente que tiene mucho sentimiento, pero no hay muchos como es Sudamérica. No se puede comparar. Por ejemplo, en Holanda son mas quietos y aquí, es totalmente distinto. Comparto con vos que son muy exultantes.

 

¿Cómo forman un setlist para una gira de esta magnitud? ¿Se inclinan por las canciones clásicas o hacen un mix con canciones nuevas?
Eso es un problema para mí, porque siempre quiero tocar más tiempo. Haces los clásicos y también las canciones nuevas. Te doy la noticia de que en este momento estamos con un nuevo disco, próximo a salir con canciones terminadas. Tengo la suerte de estar aquí y lo voy a aprovechar. A mi me enfada cuando las bandas no tocan sus clásicos en los shows en vivo. Hay que pensar en la gente, el poder de un concierto es la gente. Y tienen en su memoria las canciones clásicas. Las canciones son personales pero la gente se identifica con ellas.

¿Te resulta difícil el momento de elegir cada canción para un show?
Me resulta más difícil a mí que al resto de la banda. Yo solo quiero que la gente esté feliz, quiero cambiar sus ánimos por el momento que dura el concierto. Ese es mi trabajo. Si no puedo cambiar una emoción desde el principio del concierto hasta el fin, es que no he hecho bien mi trabajo.

¿Qué sentís que representa este Black & White Rainbows para la banda, como disco?
Representa un tiempo terrible en mi vida. Me encantan muchas canciones pero he hecho un experimento y traté de hacer un disco que sea un poco mas comercial. No ha sido quizás una buena idea. Con el nuevo disco, todo resulta distinto. Es mucho más pesado. Es super heavy.

“Toma Mi Corazón” es una canción que has escrito mitad en Ingles y mitad en Castellano ¿Cómo se te ocurrió eso?
Cuando escribí esa canción, recuerdo que mientras creaba la letra en inglés, dije: “¿Por qué otra vez en Inglés?” Si yo suelo hablar en Español, tenía que hacer una en ese idioma. No es que alguien escribió esas palabras por mí, las he escrito yo. Mi hermano ha vivido en Barcelona durante muchos años, tengo una sobrina que es española y cuando la veo, hablamos en español. Es una pena que el resto de la banda no esté de acuerdo en tocar esa canción en vivo, porque es muy linda, ¡soy yo solo uno contra tres! (risas)

Bush es una banda que siempre ha sabido mantenerse en el éxito, ¿Cuál es la fórmula?
Es el hambre. No importa lo que se hace, lo importante es que se hace con pasión. Tengo necesidad de creer, de escribir. Cuando canto, siento que expulso mis problemas, que saco el veneno. Por más malos momentos que pasen en la vida, siempre hay un camino hacia el sol. Yo disfruto cada momento. Me siento feliz de estar aquí conversando contigo, de hacer conciertos.

¿Cuándo tenés que elegir un disco para escuchar, ¿Vas para el lado de las bandas clásicas o te gusta investigar nuevas bandas?
Elijo los dos. Los clásicos son clásicos, siempre y eso está ok. Ahora, los nuevos talentos también me llaman la atención. Me encantan las voces de las mujeres, como Pj Harvey, Sonic Youth, sus melodías. Me encanta Ryhanna, Sia, también. Sia, a pesar de que yo sé que que no es nuestro género, para mi está claramente dentro del top ten de voces actuales.

Me comentabas que ya tienen un álbum prácticamente listo, ¿Cuándo pensás que va a salir definitivamente?
Seguro que una canción de adelanto saldrá dentro de los próximos meses y el disco entero, luego, en nuestro verano. De todos modos, ese no es mi trabajo. Mi trabajo es generar nuevas composiciones. Si es por mí, lo hago salir mañana mismo. Se que tenemos un grupo de gente increíble trabajando con nosotros, así que lo dejo en manos de ellos.

Musicalmente hablando, ¿para donde va a estar orientado el disco?
El disco, como te dije anteriormente, va a ser mucho más pesado que los anteriores. Nosotros hacemos muchos festivales con bandas de Heavy Metal y como ahí las performances son muy fuertes, decidimos hacer algo por el estilo. Siempre teniendo en cuenta, también, los clásicos que nos han hecho crecer como banda. Los años que vienen van a ser muy buenos para nosotros. Me encantan Mastodon y Deftones, por ejemplo. Chino Moreno (el vocalista de Deftones), es la mejor voz de todas. Porque combina fuerza con melodía. Esas bandas tienen melodías y, a mi parecer, sin melodía, no hay nada. He crecido con melodías, crecí con Queen.

Has sido coach en el reality “The Voice”, ¿Cómo fue esa experiencia?
Lo mejor que saco de eso, es la amistad que contraje con Tom Jones. Es un gran espíritu. Ha venido para navidad a mi casa, ha venido a cenar varias veces con su familia, fue increíble. Me resultó interesante también el hecho explicar como cantar, como pararse en escena. Había voces muy buenas, pero es una mentira. No era un programa para las voces sino un show televisivo de los entrenadores. Nunca salen estrellas, esas estrellas terminan siendo siempre los coach. El chico que ganó en aquella oportunidad, tiene una voz increíble. Terminé sin entender el sentido del show. Yo estaba ahí para ayudarlos, no para hacerme más famoso yo. No me gustaba cuando debían abandonar el programa, porque mi trabajo no era destruirlos, sino hacerlos crecer y ayudarlos.

Algún mensaje que le quieras dejar al público argentino…
Es un honor para nosotros siempre tocar en Argentina. Lo siento por no haber venido antes, pero voy a cambiar eso. Este es el principio de varios shows acá, porque vamos a volver pronto con el nuevo disco.

 

Por Lucas Barrionuevo

Foto: Juanjo Diamond