El teléfono nos acercó la voz de Zakk Wylde antes de su arribo al país

“He pasado momentos excelentes junto los fans argentinos”

Zakk Wylde vendrá al país nuevamente en el mes de abril, más precisamente el 11/4 en el Teatro Vorterix. Era un buen momento entonces, un lunes caluroso de febrero, poder conversar con él vía telefónica y adelantar un poco lo que se viene. Además, el nuevo disco que sacó el año pasado se coló en el temario de preguntas como así el tour de “Zakk Sabbath” y su relación con Ozzy. Un Zakk de buen ánimo y hasta algo irónico nos contestó todo. A continuación los dichos de uno de los mejores guitarristas de la actualidad.
 

¿Qué recuerdo tenés de Argentina?
Bueno, mi amigo, los recuerdos que tengo de tocar para el “Capítulo Argentina” con el viejo y poderoso Black Label Society es básicamente de la gente. El amor y la pasión que sienten por la música allá es increíble, man, realmente lo digo. Hemos tenido unos momentos excelentes junto a nuestro querido “Capítulo Argentina”.

¿Qué nos podés adelantar del recital en Buenos Aires?
Habrá un montón de canciones de nuestro último disco, pero también de los anteriores, con esos temas que los fans quieren escuchar. Seguramente nosotros subiremos con mucho “lápiz labial y delineador de ojos” (lo dice con tono burlón de voz), vos sabés como nos gusta siempre subir a los escenarios...(risas)

Hablemos un poco del último disco de Black Label Society, “Grimmest Hits”. ¿Por qué ese nombre? Hablame un poco del proceso de grabación, del estudio, productor, lo que vos quieras...
Mucha gente me pregunta porque el disco tiene ese nombre (N. De la R.: “Grimmest Hits” se traduce como “Grandes Éxitos”) cuando no es un disco recopilatorio, además que creo que no tenemos ningún hit verdadero a lo largo de nuestra carrera (risas). Tampoco escribimos canciones para que sean hits y que suenen en las radios, programas de TV o cosas similares. Fue como un chiste que quisimos hacerle a nuestros seguidores. En cuanto al disco en sí, bueno, como decirlo, lo que queríamos hacer era un disco con ese viejo y poderoso sonido de las grandes bandas de antaño (N. De la R.:  en inglés, “old and mighty sound”, calificativo usado por Zakk durante toda la entrevista). Queríamos traer de regreso esa sensación de poder que te daba al escuchar esos grandes álbumes. Y no quiero aburrirlos con datos técnicos del disco, busquen en internet para eso (risas).

¿Pensás que es el mejor momento en la carrera de la banda?
Sí y no. Sí, porque estamos sonando muy fuertes y ajustados, con los muchachos ya nos conocemos con solo mirarnos y eso te da una seguridad enorme. Y no, porque también en el pasado de la banda hubo grandes momentos artísticos también. No me gusta comparar, menos cuando se trata del viejo y poderoso Black Label…

Siempre decís que Black Label Society es como una familia. ¿Por qué lo recalcás?
No somos solo músicos, somos un grupo de fans que disfrutan cada minuto en la ruta o sobre los escenarios. Junto a nuestros seguidores formamos una familia mundial gigante.

¿Qué significó para vos el volver a tocar con Ozzy?
Es algo magnífico tocar con “El Jefe” nuevamente. Aprendo mucho de él todo el tiempo, ¿sabés? Es una persona muy sabia que siempre te está dando consejos. Hace un tiempo atrás lo hable con su hija Kelly, sobre cuán afortunados somos de girar con Ozzy por el mundo haciendo música. Es algo impagable, man. No sé si me explico. Cuando subís a un escenario con “El Jefe” y ves decenas de miles de personas disfrutando de sus canciones, sinceramente es algo que te deja sin palabras.

Tenés más de 50 años de edad. ¿Cuáles son las motivaciones que te mantienen en el mundo de la música?
Si, estoy viejo (risas), pero vos sabes, tocar con “El Jefe” Ozzy, girar por el mundo con el viejo y poderoso Black Label, realizar la mayor cantidad de eventos de caridad que pueda, haber hecho Zakk Sabbath… amo todas esas cosas y desde luego que junto a mi familia son las principales motivaciones para seguir en esto. Me gusta mucho la vida en la ruta, conocer lugares nuevos. Hay cosas que en un comienzo te resultaban como de cuento para niños, como por ejemplo pasar del invierno más crudo al calor más intenso con solo unas horas de vuelo. Tener la posibilidad de terminar canciones nuevas también, eso es muy placentero.

¿Qué planes hay para el resto del 2019?
Para este año habrán más canciones bailables, más maquillaje y más cambios imprevistos y constantes (N. De la R.: Zakk sigue con sus ironías).

¿Cómo viviste la experiencia de Zakk Sabbath? ¿Cómo se te ocurrió la idea?
Fue algo genial. La idea surgió para homenajear esas canciones que yo escuchaba cuando era adolecente y recién empezaba con la guitarra y tocaba en fiestas de cumpleaños. Ahora tengo 52, sigo tocando la guitarra y continúo tocando en fiesta de cumpleaños, solo que se arriman a mirar algunas personas más (risas). Fue un homenaje a Sabbath y al “Zakk adolescente”, que si él no hubiese insistido en tocar la guitarra yo no estaría aquí contigo hablando sobre el reencuentro del viejo y poderoso Black Label con el “Capítulo Argentina” próximamente. Es así.
 

Por Coco Cabrera