Charlamos con Alex y Miguel de Paskinel en profundidad

El metal de la cortina de hierro

Paskinel se formó hace pocos años y ya tiene material para presentar su primer disco. Nos juntamos un miércoles por la noche, durante un marzo con clima cambiante, con Alex Paskinel (bajista) y Miguel Salinas (cantante) para que nos contaran la historia del grupo y todo lo que se viene en este 20 de marzo con la presentación en vivo de su primer material. Con mucha expectativa, y con una energía que es el emblema de la banda, la entrevista se hizo muy amena.
 

Cuenten un poco cómo se formó la banda para que la gente los vaya conociendo…
Alex Paskinel: La banda se formó hace 5 años, en el 2013. Veníamos de estar en Mackina, una banda que por diferentes circunstancias se separó. Matías Ramírez (guitarra) y yo decidimos seguir con otro proyecto e incorporamos gente de nuestro riñón, a la cual conocíamos por estar trabajando con nosotros. Miguel Salinas (voz), Nico Roa (guitarra) y “Pelu” (Alejandro Rocha) en batería se fueron incorporando para darle forma a esta nueva banda. En realidad queríamos cambiar un poco la propuesta anterior y que lo nuevo fuera más pesado, más heavy metal, pero a la vez con toques más modernos e industriales, y que les llegara a las nuevas generaciones. Aparte, nos juntamos con gente joven que revitalizó la propuesta de la banda.
Al toque de iniciar el proyecto nos pusimos a componer, Matías la música, yo las letras, y salieron 6 o 7 temas. Eso nos motivó para que el proyecto siguiera a full. Tuvimos dos vocalistas, pero por distintas circunstancias se bajaron del proyecto. Ahí fue que le consultamos a Miguel si se animaba a cantar. Él no era vocalista, pero nos dio el OK y lo pusimos a estudiar con un profesor. Confiábamos que sería la persona indicada. Mientras lo esperábamos íbamos terminando de ajustar el material y arreglando cada canción.
Miguel Salinas: Los conocía hacía 6 años y cuando me propusieron ser la voz de esta nueva banda, no lo dudé y acepté el reto. Había que encarar el tema con todo y lo hice con mucho esfuerzo. Creo que conseguí un buen nivel y por suerte pudimos grabar un disco que está a la altura de los mejores del país.
Alex Paskinel: Finalmente paramos un año para esperarlo a Miguel, pero en el medio de esto fuimos haciendo algunos shows en vivo. Quiero destacar que en Paskinel somos una gran familia, somos amigos, y sobre todo hay mucha unión. Tratamos de evitar las peleas y charlar todo entre nosotros. Para este proyecto pusimos todo en el asador porque creemos en nuestro material. Tenemos una buena estructura montada para hacer shows y también en gente que nos hace prensa como Sandra De Luca y Ximena Rodríguez Pol. Queremos que en los bares y en las radios suene nuestra música y poder tocar tanto en Motoencuentros, como lo veníamos haciendo, como en shows propios en todo el país.

¿Por qué denominaron así a la banda?
Alex Paskinel: Estaba leyendo un libro que me prestó mi vieja y me enteré que había existido un asesino en Rusia, en la época de los zares, que mataba a sus víctimas con una guadaña. Me pareció apropiado y llamamos a la banda con su apellido. También de ahí surgió la idea de los emblemas e insignias soviéticas, pero fueron tomadas no como connotación política sino como algo estético. Incluso muchos me preguntaron si era algo político y tuve que explicarles el tema, ya que en las letras no hacemos ninguna referencia a eso. Éstas hablan de historias de principio a fin y son cosas que le pasan a la gente común. Las letras las aporto yo y Matías ha hecho la mayor parte de las composiciones. Por ejemplo en el tema “Depresión” que saldrá como adelanto, la música es de Nico con una letra mía. Este clip se está terminando de editar y será presentado el 20 de marzo en Bar En Vivo antes del show.

Cuenten cómo fue la filmación…
Miguel Salinas: Lo grabamos en dos días en el mes de diciembre. En el video decidimos actuar nosotros en base a un guión y que no haya imágenes de la banda en vivo. En la historia, cada uno tiene un tipo de depresión, hay un adicto, un desempleado, otro que sufre desamor y hasta un presidiario. A cada uno de estos depresivos los une un hilo conductor que lo personifica Sara, la hija de Alex, quien también actúa. Lo filmamos en Barracas y las locaciones son muy buenas. Realmente fue una experiencia valedera.
Alex Paskinel: No queríamos salir tocando ya que eso está muy trillado, queríamos actuar y estuvo muy bueno. Si quieren ver a la banda tocando, vayan a nuestros shows (risas). Ximena nos ayudó aportando ideas y se le ocurrió que todas las historias del video confluyan en un punto común. Lo dirigió Adrián Romero (Ilusión Web) y espero que les guste a todos.

¿Dónde se grabó el disco?
Alex Paskinel: Lo grabamos en La Taberna, en Avellaneda, y luego hicimos las voces y los arreglos en CIII de Sarandí. En La Taberna también ensayamos y es nuestra base de operaciones. Allí somos locales absolutos, y hasta una parte del video la filmamos allí.

Actualmente Paskinel no es un cuarteto, ¿qué pasó con Matías?
Alex Paskinel: Mirá, Matías tuvo un problema de tendinitis en una mano y le aconsejaron parar por lo menos por un año. Como veníamos embalados con el proyecto, no podíamos esperar ese tiempo sin hacer nada. Es por eso que él se bajó y seguimos con cuatro integrantes. Matías es un músico excepcional y un compositor increíble. Esperamos que se recupere y se sume a la banda, pero mientras tanto tenemos que seguir. Estará el 20 en la presentación y tocará un par de temas con nosotros como invitado.

¿Qué influencias tiene la música de Paskinel?
Alex Paskinel: Tenemos influencias varias. Las que predominan son Judas Priest, Iron Maiden, Dio, entre otras del heavy tradicional, pero también Megadeth, Metallica, Slayer, más bandas como Rammstein que no tienen solos en sus temas, pero su música te pega una patada en el pecho.
Miguel Salinas: Todos escuchamos cosas distintas y hasta estilos que nada tienen que ver con el metal. Además, a los temas les aportamos nuestra impronta y eso los hace muy personales.
Alex Paskinel: Veo que en el circuito hay muchas bandas tributo y que se ha dejado un poco de componer. Nosotros queremos tocar nuestra música y tener una identidad bien definida.

¿Quién hizo el arte de tapa?
Alex Paskinel: Lo hizo Claudio Guarido, alias “Astroboy” y la verdad es que se pasó. En la tapa están nuestras manos con un diseño de él y además, en el libro interior hay una historia oculta que hay que descubrir en base a imágenes. Él hizo esa historia y es maravillosa. Vean y disfruten todo el libro del CD porque vale la pena.

¿Cómo será la fecha del 20 de marzo?
Alex Paskinel: Bueno, ese día en Bar En Vivo, haremos una conferencia de prensa (20 horas) en la cual queremos también agasajar a todos los medios, y también incluiremos en la misma a músicos amigos. Luego a las 21 horas será el turno del público en general. Previo al show, proyectaremos el videoclip que antes mencionamos y luego tocaremos los 7 temas de Paskinel que están en el disco (hay 3 temas más en el CD pero que son de Mackina, la anterior banda). Invitaremos al escenario a los músicos que colaboraron en el álbum como Machi Madco y otros amigos de Zona Sur. Queremos que sea una verdadera fiesta y que todos la puedan disfrutar. Ese día también estará a la venta el disco, habrá promotoras (las rusas), banners para sacarse fotos y hasta una alfombra roja para los invitados. Además, después de terminado el show todos se pueden quedar a seguir disfrutando de la fiesta mientras compartimos buenos tragos.

¿Cuáles son los planes futuros?
Miguel Salinas: Queremos tocar por todos lados y presentar el disco a full. Hay muchas fechas apalabradas y queremos dar conciertos por todo el país. Conocemos gente en muchas provincias y siempre hay bandas amigas dispuestas a tocar con nosotros. Queremos que Paskinel brinde un show con muchas cosas visuales y que los temas tengan algo más que la banda en vivo. Por ejemplo en “Barbie” ponemos a strippers en escena y en “Un Bar En El Infierno” también tenemos escenografía acorde. Queremos cuidar todos los detalles y presentar un producto bien profesional.

 

Por Ricardo Puiggrós

Foto: Gabriela Braguzzi