Hablamos en exclusiva con Schmier, el alma de Destruction

“Si hay algo que nos enorgullece son nuestros fans”

Destruction vuelve a nuestro país y será, seguramente, una noche muy especial. La cita es el 29 de septiembre en el Teatro Vorterix y el thrash vieja escuela se vestirá de fiesta. Vienen en un gran momento del grupo y eso es fundamental para que se desarrolle el poder que la banda emana en vivo. Para analizar el presente de Destruction y adelantar un poco el concierto que se viene, nos comunicamos con Marcel Schmier, el cual despejó todas nuestras dudas. Compartimos a continuación lo más jugoso de la extensa charla.

Comencemos hablando del world tour. ¿Cómo está funcionando, qué reacciones están teniendo tanto de fans como de la prensa?
Man, está siendo un tour increíble. Estos últimos dos años han sido los mejores años en la carrera de Destruction.

No me digas..
¡Si! No exagero para nada. Estos dos años hemos girado por todo el mundo, tocando en nuevos países, en muchos de los cuales nunca pensábamos tocar, muchos tickets vendidos, mensajes de los fans en todos los idiomas. ¡Asombroso! Teniendo tanta historia como banda, tantas rutas recorridas, leer notas en revistas y diarios donde hablan de Destruction como un componente importante en la historia del metal, sobre todo el alemán, nos pone muy contentos. No puedo definirlo de otra manera: estamos felices. Tenemos a Randy Black tocando con nosotros ahora, un baterista increíble. Por lo cual todo se ha vuelto aún más emocionante. Estamos más fuertes que nunca.

¿Pódes contarme un poco más sobre el ingreso de Randy Black?
Él es de Canadá pero vive en Berlín desde hace muchos años, lo conozco muy bien desde su época en Primal Fear. Le presté mucha atención cuando fue baterista de Anihilator, esa gran banda canadiense. Tiene nuestra misma edad, es una gran persona, muy humilde y cercana. Pero lo mejor para nosotros es que es un ¡tremendo baterista! (risas). Fue como en candidato natural número uno para sentarse detrás de los parches de Destruction.

¿“Thrash Anthems II” es un disco que trae lo clásico de ustedes a las nuevas generaciones de metaleros?
Puede ser. Es un álbum que hicimos por idea y pedido de los fans. Ellos nos pidieron que regrabemos esas viejas canciones. Cuando regrabás es como si bucearas en la historia. Para nosotros fue muy divertido descubrir todo ese material. Algunas de esas canciones nunca fueron tocadas en vivo y otras llevan muchos años sin ser partes de nuestros setlist de shows. Como te decía al comienzo, escogimos que canciones incluir en conjunto con los fans. Es un disco especial porque nos mantuvo activos entre el anterior disco de estudio y el próximo, que saldrá en el 2019.

Casi 4 décadas “en la ruta” y ustedes parece que están mejores que nunca, con muchas ganas de seguir. ¿Cuál es el secreto?
Te diría que es muy simple: todo lo que hagas, hacelo con pasión. Amamos lo que hacemos, amamos nuestra música, tocarla en vivo, recorrer el mundo, descubrir nuevos países y fans. A la mayoría de la gente, sobre todo la de mi edad, le gusta tener un buen trabajo “normal” y descansar en casa tranquilos. Bueno, a mí no (risas). Me gusta mucho estar en la ruta. Desde que tengo 17 años que hago esto y lo disfruto hoy más que en esos días. No es para nada fácil pero no me imagino un mejor trabajo en el mundo que éste. Destruction no es solo una banda, es nuestra vida, nuestro vínculo, por eso le ponemos todo el corazón.

¿Qué cambió a lo largo de los años musicalmente hablando? Antes, en los tiempos del “Infernal Overkill” por ejemplo,  eran rápidos. Pero creo que ahora son más heavies, más pesados. ¿Puede ser?
Si, totalmente. Creo que cuando sos joven sos furioso y salvaje para componer pero cuando te ponés viejo te volvés un mejor músico, no solo seguís a tu corazón, sino que también investigás sonidos y variantes para tu música. O sea, buscás sonar más pesado pero con más recursos. Lo que nunca tenés que abandonar es ese espíritu salvaje de tu adolescencia. Tratamos de nunca perder esa “locura”, ese toque de caos a la hora de armar una nueva canción. Y no perder tu rumbo tampoco, algo muy importante: nosotros somos una banda de thrash metal, queremos sonar rápidos y agresivos siempre. Y al ser mejores músicos eso se logra de manera más fácil y con un mejor resultado.

Sos bastante crítico de la “pose de rockstar” en los músicos de bandas de metal, ¿cierto?
Pienso que ser un “rockstar” no te hace ser una mejor persona. Los fans y la cercanía con ellos te hacen serlo. Nunca pero nunca tenés que olvidar de quienes son lo que hacen posible que pagues las cuentas. Nunca pude entender a las bandas o músicos que tratan de mantener distancia con sus seguidores. Si hay algo que nos enorgullece en Destruction son nuestros fans, por eso tratamos de ser lo más cercanos que podamos con ellos. Personalmente me gusta escucharlos, sentir su amor por la banda. Y cuando no puedo hacerlo cara a cara trato de responder sus preguntas en Facebook, en nuestro sitio web o por la vía que fuese. Ser un rockstar arrogante jamás se me pasó por la cabeza.

La última. Hablame del show en Argentina: set list, duración del show, ¿habrá alguna sorpresa?
Si te cuento lo que va a pasar, ya no habría ninguna sorpresa (risas).  Lo que sí les digo como anticipo, y tómenme la palabra, es que haremos un show bastante largo, con muchísimos clásicos, y como estamos presentando el “Thrash Anthem II” tocaremos muchas canciones que nunca hemos tocado en vivo en Argentina, así que será algo muy emocionante el celebrar los 30 años de Destruction con ustedes. La banda está sonando increíble, quizás como nunca antes, no te exagero al decir que ahora tenemos el sonido más brutal de nuestra carrera, estamos sonando como siempre quisimos. Así que queremos que nuestros grandes amigos argentinos compartan con nosotros una noche muy especial. ¡Les prometo a todos que volverán a sus casas con un tremendo dolor de cuello!

Por Coco Cabrera