Exclusiva con el Pato Strunz antes del Obras de diciembre

““Ácido Argentino” es el documento nacional de identidad del Heavy Metal nacional”

Cómo todos sabemos, Malón, en donde conviven los ex integrantes de Hermética, excluido Ricardo Iorio, viene festejando en vivo el aniversario de “Ácido Argentino”, el emblemático disco del grupo, y considerado como estandarte del Heavy Metal nacional. El 22 de diciembre cierran esa serie de conciertos en Obras, lugar emblemático si los hay, y en donde la banda llegó a su punto máximo, un diciembre de 1994. Las vivencias y los recuerdos se juntan y se entrelazan de manera increíble. Contactamos al Pato Strunz para que nos contara sus vivencias y como se prepara para afrontar este gran concierto que seguramente marcará al público de manera determinante.
 

¿Cómo se gestó la idea de “Ácido Argentino Aniversario”?
La verdad es que hacía mucho tiempo que lo teníamos, no sé si como algo inconcluso, pero siempre tuvimos la idea de que se podría haber grabado mejor ése disco, para nosotros tiene las mejores canciones de Hermética, pero quizás la grabación no fue la mejor, está bien, pero podría estar muy bien. Entonces ése tema siempre es como que nos quedó picando, además que siempre quisimos que esas canciones siguiesen sonando arriba de un escenario, ya que era el anhelo de mucha gente que nos cruzábamos en la calle y que, una y otra vez, nos hacían recordar eso. Y buenos, a estas alturas de nuestras vidas, en donde estamos más grandes y lo vivimos todo de otra manera, dijimos: “Esto hay que disfrutarlo, ya que “Ácido Argentino” fue un disco que marcó toda nuestra vida, creímos que lo mejor era hacer un homenaje para toda la gente que vivió esa etapa de La H o para todos los chicos que nunca pudieron ver a la banda en vivo, y andan dando vueltas por ahí con remeras de la H. Queríamos realizar una noche con todas canciones de ese disco de Hermética. Personalmente me parece algo fabuloso

¿Pensaron que sería tan exitoso éste proyecto?
Nunca, desde que empezamos a tocar, nos pusimos metas, siempre lo hicimos porque nos sale del corazón, de la sangre, así es como gestamos todas nuestras cosas. Obviamente que sabíamos que “Ácido Argentino” es un disco que lo escuchó muchísima gente, personalmente pienso que es como el documento nacional del heavy metal argentino. Así que sabíamos que había mucha gente que quería escuchar todas esas canciones en vivo juntas.

¿En cuanto a la propuesta musical, buscaron sonar con elsonido del disco o con un sonido actual?
Las canciones están tocadas como en su momento fueron grabadas y tocadas en vivo en su tiempo. Obviamente que el avance de la tecnología mejoró varias cosas y nosotros tratamos de estar al día en cuanto a cuestiones técnicas que sirvan para mejorar el show. Yo soy muy “molesto” con ése tema (risas), pero uno siempre lo hace pensando en que todo salga lo mejor posible, no me gusta guardarme nada, siempre trato de ir al máximo con las cosas, que salgan o no es otra cosa, pero por lo menos intentar que todo funcione lo mejor posible, eso sí lo hago.

Me imagino que volver a Obras y tocar estas canciones debe ser algo especial para ustedes. ¿Se han recordado alguna anécdota, alguna vivencia, de la veces anteriores en Obras, cuando se juntan a ensayar?
Si, muchas. Cuando ya estábamos “en el ruedo”, tocando con nuestras primeras bandas, una de las cosas que más queríamos era tocar en Obras, era como tocar el cielo con las manos. Yo de chico iba a ver bandas a los locales de aquella época, pero los de Obras me impactaron fuerte, me acuerdo de haber visto shows de Van Halen, Riff, de Pantera, eso cuando estábamos debajo del escenario. Después recuerdo el haber llegado a Obras, no me lo olvido más. Fue el 3 y 4 de julio de 1992 junto a Black Sabbath con Dio en la voz. Ellos nos invitan a participar de los shows, cosa que para mí fue algo especial, me marcó a fuego. El mismo año, pero los días 16 y 17 de octubre, Mötorhead nos invitó a participar también de sus shows en Obras, no me lo voy a olvidar nunca más en la vida. Y después en el año 1994, año de mucho trabajo, llegamos a Obras con un show propio, la verdad que fue muy emocionante haberlo llenado y que te digan: “Hay más de 1000 personas afuera y se agotaron las entradas…”, ¡Terrible! Eso nunca se va a olvidar.

Invitaron a tocar a Nagual, banda cuya propuesta parece muy ligada en las letras a La H pero no así en la parte musical. ¿Cómo fue que decidieron invitarlos?
Los chicos de Nagual son gente amiga, nos conocimos en la ruta. Me llamó mucho la atención esa banda, el sonido rockero fuerte que tienen, que, si bien puede estar distante de la música de La H, pero no en las letras que me parecen impresionantes. Ciriaco es un cantante que escribe cosas increíbles, me gusta mucho el mensaje de las letras, creo que debe ser de lo mejor que salió en el rock nacional últimamente. Lo respeto mucho a Ciriaco, siempre se lo digo. Y en esta oportunidad, él me llamó para ver si podíamos armar algo juntos. Ciriaco y el baterista son fanáticos de Hermética, y Ciriaco me decía: “Quiero tocar, quiero tocar, no quiero nada, quiero tocar” (risas), así que le contesté: “Bueno, estaría buenísimo”. Son gente amiga a la que respetamos mucho. Me parece una buena oportunidad para que la gente pueda escuchar una banda que tiene algo para decir.

Éste show se anuncia como “Despedida La H No Murió”. ¿Qué implica eso?
Es la despedida de los shows de “Ácido Argentino Aniversario”, digamos, no del homenaje. Salimos con de idea de hacer un show y el año pasado terminamos haciendo 6 en el Teatro Flores, salió toda una gira por el país y este año volvimos porque habíamos grabado el DVD y teníamos ganas de presentarlo. También de nuevo llenamos en todos los lugares que tocamos, en todos lados los conciertos estaban agotados, la verdad que una cosa de locos. En Obras vamos a cerrar esta parte del aniversario.

¿Van a seguir haciendo presentaciones de este tipo en el futuro?
Sí, yo los temas de Hermética los sigo tocando y se me sigue poniendo la piel de gallina, te soy honesto. Es algo que a nosotros nos gusta mucho, lo sentimos con el corazón. Son canciones que las hemos creado. Sé que hay mucho ida y vuelta con eso de “no, pero ¿cómo? qué estas canciones las hizo fulano” … Maestro, vos no estuviste en la cocina de esas canciones. En cambio nosotros sí sabemos quién hizo cada tema, quién los terminó de redondear, quien le puso este corte, etc. Eso lo sabemos bien nosotros cuatro (N. de la R.: se refiere a los integrantes de Hermética). Más allá de eso, son temas que nosotros amamos, que los sentimos con el corazón y que nos hierve la sangre cada vez que los tocamos.

Pato, tu estilo de tocar hizo escuela dentro de la escena local, me imagino que muchos bateristas te lo dicen. ¿Seguís estudiando y perfeccionando tus técnicas? ¿Hay algún batero nuevo que te haya sorprendido, en la escena internacional o local?
Estudiar, ya no estudio. Lo que si soy, es muy obsesivo con los avances de la tecnología. Trato de sacarle el mayor provecho. He tenido la posibilidad de viajar al exterior solo a ver shows. Soy medio loco en cuanto a eso. Y cada vez que entro en algún lugar me pongo a ver que sonido hay, cómo es el escenario, como está ambientado. Y obviamente que estoy al tanto de todo lo que está saliendo a nivel percusión, a nivel electrónico, porque me encanta eso, considero que el mentor de todo esto fue Vinnie Paul, un tipo que me cambió la vida musicalmente hablando, me cambió el sonido, él y muchos otros como Scott Travis, Tommy Aldridge, bateros que yo escuché mientras crecía tocando.
De los nuevos bateristas, me gusta mucho el de Lamb Of God(N. de la R.: Chris Adler), yo siempre digo, lo que hay que lograr es que alguien te escuche sin verte y diga “ése es fulano”, eso es lo más importante para mí, tratar de tener ese sello o esa esencia personal a la hora de tocar. Yo escucho la batería de Alex Van Halen a dos kilómetros y sé que es la batería de él, lo mismo con las baterías de Vinnie Paul, EL Bonzo de Zeppelin, Ian Paice, son todos tipos que han marcado su sonido en la cabeza de los oyentes, y eso es lo que debería pasar, es lo más lindo que tiene esto.

Ácido Argentino es uno de los discos más importantes de la historia del metal argentino, que influenció a miles de jóvenes músicos. ¿Puede ser que hoy en día esa influencia siga 100% vigente, a pesar de las décadas transcurridas?
Yo creo que sí, porque es un disco que ha marcado el heavy metal argentino, y evidentemente y, también, lamentablemente. Tengo que decirlo así, lamentablemente esas canciones calzan perfectamente en la actualidad argentina, es terrible lo que está pasando, lo que le está pasando a la gente, el no poder llegar a tener cosas básicas de subsistencia, el drama de los jubilados … Yo lo padezco con mis padres que son gente grande y que tengo la suerte de poder ayudarlos, pero siempre me pongo a pensar en los demás que no pueden hacer lo mismo, eso me pone muy triste, hay que luchar, seguir para adelante y nunca bajar los brazos, levantar la cabeza y seguir para adelante. Lo que digo es que “Ácido Argentino”calza perfectamente en la realidad actual de 2018 y te digo más, también en la sociedad latinoamericana.

¿Piensan grabar el show de Obras también, aunque sea el audio?
Seguramente que grabaremos el audio porque siempre queremos tener algún registro de eso. Por ahora no está determinado el filmarlo, pero en audio quedará registrado.

La última, ¿qué mensaje les dejarías a los seguidores fieles de La H que piden por más recitales?
Les digo que se queden tranquilos y disfruten, que lo hagan minuto a minuto, primero porque la vida porque es una sola y pasa segundo a segundo. Y lo otro que les diría es que mientras nosotros estemos vivos vamos a seguir tocando, porque es lo que nos nace, los que amamos, lo que nos ha marcado a fuego. Evidentemente, nacimos para hacer esto y es lo que más nos gusta hacer. Por nada del mundo vamos a dejar de tocar, porque es lo que sentimos, principalmente. Es como alguna vez dije: “A mí me van a cerrar la tapa del cajón y van a seguir sonando en mi cabeza las canciones de La H”.

 

Por Coco Cabrera