Estuvimos con la banda en la sala de ensayo y nos contaron sus planes

Kamikaze tiene nuevos integrantes, salen a tocar y se viene disco nuevo

Llegamos a Villa Tesei a la hora señalada y nos encontramos con toda la banda a pleno. El grupo tiene nueva formación y se los nota muy entusiasmados en esta nueva etapa. Antes del ensayo, al cual nos quedamos gustosos, charlamos con ellos para saber lo que se viene. Kamikaze es una banda histórica dentro de la historia del rock pesado en la Argentina, con discos emblemáticos y actuaciones memorables. En la actualidad, apoyado en Miguel Oropeza y Claudio Parolari, dos miembros originales y emblemáticos, comienza una nueva etapa que pronto desembocará en un nuevo disco. Kamikaze, luego de la gloria de los 90’s, la reunión del 2003 y la consolidación a partir del 2010, hoy está más vivo que nunca, y esta es una muy buena noticia.

¿Cómo está yendo el tour de Marduk?¿Cuál ha sido la recepción de los fans a estos temas nuevos?
Hasta ahora todo ha ido bien. Estuvimos por Europa por casi un mes cubriendo muchas áreas. Fue un tour exitoso, es bueno volver a la ruta. Y ahora tenemos el disco que sale este mes, salimos de gira antes que el álbum saliera, es como una pre-promoción. Las canciones nuevas en vivo han ido muy bien. Nunca sabés cómo te irá con canciones nuevas, suele ser difícil para la gente cuando las oye por primera vez en vivo, pero hasta ahora ha funcionado de la mejor manera, no es tan distinto de lo que hemos hecho en el pasado. Por encima de todo, es material tradicional de Marduk, la gente se engancha y se vuelve loca, es una buena señal.

 

¿Vos estás satisfecho con “Viktoria”, el nuevo álbum?
Sí, por supuesto. No creo que muchas bandas digan que no están satisfechas con su nuevo álbum. Estoy orgulloso del disco que hemos hecho, creo que muestra la fuerza de la banda después de 14 álbumes y 28 años. Creo que es dinámico, brutal, pesado, rápido. Todo lo que un álbum debería ser.

 

Ya has llegado a 28 años con Marduk. Cuando empezaste, ¿pensabas que duraría tanto y que se convertirían en íconos del movimiento black?
Realmente no, porque cuando comenzamos, la escena era muy pequeña en esos tiempos, conocíamos a todas las bandas, eran un puñado de grupos y un puñado de gente. Cuando las cosas se expanden, se hacen más grandes, te das cuenta del potencial que tenes y que debés seguir adelante y hacer eso en lo que creés, hacer lo más que puedas. Pensaba así desde el principio pero unos años más tarde cuando las cosas empezaron a salir, uno lo va viendo desde otro ángulo. No me importa si las cosas progresan mientras sea leal a mí mismo y siga haciendo aquello en lo que creo.

 

Morgan, se habla mucho sobre la relación de Marduk con el satanismo y nazismo pero en cambio no tanto sobre la música que hacen, ¿estás un poco cansado de todo eso?
No sé, me da lo mismo, no me importa lo que diga la gente. Yo sé en lo que creo, sé lo que hacemos. Si escribimos sobre temas históricos no es un problema para mí y no debería ser un problema para nadie, pero a la gente le gusta hacer controversia. Repito, no me importa, soy un artista, hago lo que creo, y si la gente tiene algún problema con eso, está bien, pero no me importa, igual voy a seguir haciendo lo que quiera.

 

Supongo que sos un buen lector. ¿Conocés mucho sobre historia?
Sí. He sido un nerd de la historia desde niño. Leí sobre distintas partes de la historia. Y mi interés va por oleadas, a veces leo mucho sobre la Segunda Guerra Mundial, distintas cosas, la Guerra de los 7 Años, el Imperio Romano, los japoneses. Siempre hay algo interesante, especialmente si viajás mucho por el mundo. Eso te da más interés en leer y ver las cosas de cerca. Y creo que eso es algo trágico de estos días, demasiada gente que no lee mucho sobre historia. Si lo hicieran, sabrían por qué tenemos las fronteras que tenemos, los conflictos que hay y la historia detrás de ellos. La gente hoy es más estúpida que nunca, tienen la mejor oportunidad para saber la verdad pero a nadie realmente le importa una mierda porque están demasiado ocupados en poner “likes” en Facebook, Instagram o lo que sea. Si posteás algo sobre tu punto de vista, si escribís más de dos o tres líneas, la gente no lo lee porque se apuran para poder ver más cosas. Se ha vuelto algo ridículo.

 

¿Hay algún lugar del mundo donde sea más difícil para Marduk hacer shows por el satanismo y las acusaciones de nazismo?
No, realmente. Quiero decir que va en oleadas, algunas veces la gente reacciona en algunos países hacia los problemas de Europa o donde sea, pero la verdad es que no hemos tenido grandes problemas. Tuvimos un par de shows cancelados pero aun así hemos hecho 1150 conciertos a lo largo de los años. Yo encuentro la fuerza en la música y en la fe. Hemos sido capaces de tocar en más de 57 países a través de los años. Esos son logros en sí mismos. Creo en poder llegar a tantos territorios como sea posible. Para mí eso es lo más grande por hacer, flamear la bandera de la victoria y alcanzar tantos lugares como se pueda.

 

Y digamos que no les está yendo nada mal, por ser los “tipos malos” para cierta gente...
Puede ser bueno ser un tipo malo. No lo sé y realmente no me importa cómo me vea la gente, es algo natural para mí hacer lo que encuentre interesante o en lo que crea. Me focalizo en eso, si la gente quiere focalizarse en otras cosas ya es su problema.

 

¿Te ves a vos mismo como una estrella?
No, no realmente. Me veo como a un tipo común, donde yo vivo a nadie le importa lo que hago. Vivo en el campo, la gente con la que estoy en mi tiempo libre o como quieras llamarlo, no les importa o no saben lo que hago, porque tengo muchos y variados intereses, conozco a mucha gente distinta coleccionando armas y cosas históricas y la mayoría ni siquiera sabe lo que hago.

 

De todas formas, ¿Te das cuenta de cuán importante es lo que decís o lo que hacés para mucha gente?
Sí, lo he descubierto con el paso de los años, es una buena señal que la mayoría de la gente lo acepte, porque algunos no lo hacen. Mucha gente realmente entiende de qué se trata y me siento muy bien cuando se entiende y acepta cómo vemos nosotros las cosas. Si podemos hacer a la gente más fuerte, más orgullosa y mejor, nos pone muy felices, porque de eso se trata, de la fuerza. Me encuentro con mucha gente que me dice que ganan fuerza escuchando nuestra música y el mensaje que les entregamos, y eso me pone orgulloso. Me gusta hablar, conozco mucha gente en la ruta y tenemos largas discusiones sobre temas que compartimos, intereses en distintas partes de la historia o filosofía. Eso es genial cuando tenés tiempo como para hacerlo. También conozco mucha gente que me dice cómo entienden ellos nuestras letras e inclusive me dan una nueva perspectiva sobre mis propias letras.

Ya has estado en Argentina antes y vas a volver en septiembre, ¿qué recordás de nuestro país y qué expectativas tenés sobre tu próxima visita?
Sí, recuerdo haberla pasado fantástico y estoy esperando volver. Es un país increíble y con muy buena comida, tengo muchas ganas de estar allá de nuevo. Ustedes tienen una audiencia fanática, como a nosotros nos gusta, tenemos muchas ganas de volver allá y a los otros países de Sudamérica también. 

 

¿Vos preferís tocar ante grandes multitudes, como los festivales de verano, o en lugares más chicos y con la gente más cerca?
Me irrita si están demasiado cerca. Pero me gustan los lugares pequeños porque el show es muy intenso la mayoría de las veces. Pero también puedo disfrutar los grandes festivales, creo que es un aspecto distinto, en realidad disfruto de ambos, mientras la gente se meta, no importa si son 40 personas en un club sudoroso o 20.000 en un gran festival, para mí es igual de fantástico estar ahí y poder tocar en vivo.

 

Morgan, siendo honesto, ¿estás un poco cansado ya de los periodistas?
No, realmente no. Ya no hago tantas entrevistas como antes. Hago algunas seleccionadas cuando lanzamos un álbum y algunas mientras estamos de gira. Por supuesto puede hacerse aburrido cuando la gente es estúpida pero eso podés encontrártelo en la calle también, podés encontrártelos en todas partes, no creo que los periodistas sean especiales (risas). Creo que es muy lindo hablar con periodistas la mayoría de las veces.

Por Ricardo Puiggrós